Lo que nunca deberías ponerte en una boda

Salvo que quieras el premio al peor look de invitada.

¿Qué cantidad de blanco se permite a una invitada? ¿Se pueden llevar lentejuelas? Muchas veces te hemos dicho qué ponerte, pero ahora toca que te advirtamos de lo que no es aconsejable que lleves. De nada.

Publicidad

1 No des en el blanco

No al blanco. Y el crudo, nude y beis en un vestido largo, tampoco. Si no quieres que la novia quiera tirarte el ramo, pero a la cabeza, intenta que tu look de invitada no parezca más nupcial que el suyo. Si te empeñas en un tono claro, que sea estampado, por favor.

(Vestidos: Rachel Zoe / Valentino)

2 Ojo al mono

Tan de moda se ha puesto, que en las bodas de día las invitadas con vestido están en peligro de extinción. Y ni te plantees que ese peto tan mono que te compraste en rebajas te vale. Si lo que tienes es un diseño especial y te sienta como un guante, adelante, puedes.

(Monos: Chloé / Roksanda)

Publicidad

3 Tiara para las princesas

Pongamos que vas a una boda real. Pongamos que lo más probable es que eso no ocurra. Vale, sabemos que casi ninguna novia en su sano juicio se casa con tiara, pero aún así, ni lo pienses. Elige un tocado (no te vengas arriba) o un adorno para la cabeza. Pero no pierdas la ídem.

(Tiara: Rosantica/Diadema: Parfois)

4 Bohemia sí... pero poco.

No te decimos que dejes de lado tu estilo hippie chic, no. Pero es que la fina línea entre un vestido bohemio y uno playero es tan fina como la de punta un Pilot. Evita tirantes finos y flores en colores crudos y estarás cerca de un gran acierto.

(Vestidos: H&M/Zara)

Publicidad

5 ¿Un Top?

Eres de ésas. De las que para cuando quiere pensar en su look de invitada, ya sólo quedan dos días. No puedes arriesgarte en vestidos que haya que arreglar ni estilismos que exijan comprar muchos accesorios. Resumen, te compras un top y vas con pantalones negros. Te lo aceptamos, vale, pero repite con nosotras: "cualquier camiseta no es un top de boda".

(Tops: Zara)

6 Cuidado con los pies

Porque ni todas las lunas son lunas de miel, ni cualquier zapato es uno de boda. Destierra por completo cintas, tiras, correas y tachuelas y apuesta por líneas simples, estampados discretos. La altura del tacón es libre, que no todo van a ser restricciones.

(Zapatos: Zara)

Publicidad

7 De negro

Que si, que somos partidarias de ir de negro a una boda. Creemos que el protocolo en este punto, resulta un poco estricto. Pero claro no es tan sencillo como ponerte el LBD que llevas a una entrevista de trabajo, de lo que se trata es de darle un punto sofisticado para que resalte. 

(Vestidos: Zara/Mango)

8 Demasiado corto

Da igual lo mucho que te gusten tus piernas y lo mucho que te cueste tenerlas así por el ejercicio. En una boda no puedes ir con un vestido muy corto, porque resulta algo vulgar. No te decimos que te vistas como si fueses a ingresar en un convento de clausura, pero sí que elijas un largo por encima de la rodilla.

(Vestidos: Zara/Topshop)

Publicidad

9 ¿Y si llevas pantalones?

Cada vez es una opción más apetecible. Claro que... Tiene un peligro y es el de creer que cualquiera de los que cuelgan en tu armario 'te hace el apaño'. Pues no. 'El apaño' no te lo hace ese 'pijama pant' brillante que te has puesto dos veces. Busca uno especial, que te haga sentir tanto o más sofisticada que con un vestido.

(Pantalones: Facetasm/Zara)

10 Nivel de escote

No te pases con los escotes. De verdad, que de una boda no sale otra, no lo creas. Y menos si se habla más de tu look que del de la novia. Puedes llevarlo, pero con cautela, el límite lo pones tú.

(Vestidos: Valentino/Missoni)