Ocho razones por las que amamos a Jean Paul Gaultier

El sujetador de conos que hizo famoso Madonna, la primera falda masculina, sus nada convencionales musas, sus corsés y la camiseta de rayas 'Mariniére' que hizo más sencillo vestirnos cada día. Son 8 motivos para amar a Jean Paul Gaultier, pero podrían ser 800.

Le amamos, irremediablemente es el diseñador que lo ha revolucionado todo. En 1976 lanzó su primera colección sin haber pasado nunca por ninguna escuela de moda, tan solo su talento y con Pierre Cardin como mentor. Hoy, a sus 65 años sigue brillando como cuando comenzó.

Publicidad

1 Su camiseta 'le Marinière'

Jean Paul Gaultier ha mejorado nuestro estilo, y convertido la camiseta marinera en nuestro uniforme del día a día.

Publicidad

2 Inventó el 'Cone bra'

Nos dejó sin palabras, literalmente, cuando inventó el 'cone bra' y se lo puso a Madonna en su gira. También lo llevaron otras famosas como Imán. 

Publicidad

3 Rescató el corsé del olvido

Recuperó una prenda lencera 'opresora' como el corsé, lo versionó le dio su estilo y lo convirtió en un icono de su firma.

Publicidad

4 Se adelantó con la moda 'ungenered'

Jean Paul Gaultier fue pionero en moda unisex y en 1985 presentó en un desfile masculino la primera falda.

Publicidad

5 Por sus musas nada convencionales

Lejos de aferrarse a modelos imposibles, Gaultier ha subido a desfilar a mujeres reales, Rossy de Palma, Dita Von Teese, Beth Ditto y por supuesto, su musa eterna, la modelo Farida Khelfa que abría sus desfiles.

Publicidad

6 Es un visionario

Convirtió el concepto de 'lata de conservas' en el punto de partido ideal para hacer joyas, y después para convertirla en el envase de sus perfumes.

Publicidad

7 Es 'Chico Almodóvar'

Fue el creador del vestuario de algunas de las películas más famosas de Pedro Almodóvar: 'Kika', 'La mala educación' y 'La piel que habito' llevan su sello personal.

Publicidad

8 Triunfa más allá de la moda

En 1993 creó su primer perfume 'Classique' y trunfó. Ahora, con 'Scandal', muestra su lado más canalla y libre.

More from Elle: