Cosas en la cabeza

Pañuelos en forma de banda, diademas aniñadas, tocados 'deluxe' o sombreros para protegerte del calor... ¡Deja que la inspiración se te suba a la cabeza! Elige el accesorio que más va contigo y sigue nuestros consejos. ¡Acertarás!

Lo más popular

1. Diademas con adornos.

¿Eres de las que añora su infancia? ¿Tienes rasgos aniñados? ¿O simplemente eres de las que les gusta tener el pelo retirado de la cara para trabajar? Si te sientes identificada con alguna de estas preguntas, tenemos tu aliado perfecto: recupera la diadema.

Ahora las tienes en todos los grosores,  colores, y con multitud de detalles superpuestos. Hay dos opciones: utilizarla para un fin práctico, o usarla como mero accesorio. Elige las más finas y rígidas para retirar todo el pelo y despejar tu cara si la comodidad es el objetivo que buscas. Pero si lo que quieres es añadir un plus a tu peinado, las posibilidades se multiplican.

Publicidad

Si tienes flequillo, colócala tras él consiguiendo un efecto ‘años 70’ cardándote un poco la parte que queda tras el accesorio. O si lo que quieres es un efecto más dulce y bohemio como nuestra Sienna Miller, hazte un recogido 100% desenfadado, con varias mechas sueltas en la parte delantera, y al final, coloca una diadema más ancha donde los detalles que la bordan nos inspiren un estilo ‘vintage’. ¿Cuál estilo va más contigo?

Lo más popular

2. El acceseorio 'it' de la temporada: el pañuelo.

Desde que Dolce&Gabbana nos presentó su colección primavera-verano 2013, este complemento para el pelo no ha parado de coger miles de formas. La firma italiana nos enseña la primera de las opciones: una banda colorida que rodea la cabeza desde la frente hasta la nuca donde termina con un nudo en forma de lazada. Una estética muy 'sixtie' y con la inspiración puesta en el verano siciliano.

Pero existen otras muchas maneras de sacar partido a esta pieza atemporal. Sólo tienes que encontrar la que más favorece a las facciones de tu rostro: para algunas es mejor dejar el pelo suelto para que la cara parezca más estrecha, mientras que otras se pueden dejar más volumen en la parte superior para hacerla más alargada. Las reglas, ¡las mismas que cuando eliges peinado!

Además de la propuesta que nos dejaron los diseñadores italianos, te explicamos ahora otras dos opciones, muy diferentes entre sí y que consideramos cuanto menos, originales.

El turbante es una de las alternativas que está pisando más fuerte. Si te atreves, enrosca los extremos del pañuelo girándolos sobre la parte delantera de la cabeza, para finalmente anudarlos en un lateral. Una opción muy sofisticada para la noche, que resalta su elegancia si te lo pones con un cabello liso y muy pegado a tu cabeza, y lo acompañas además con unos labios sutiles pero brillantes.

Otro de nuestros favoritos con el pañuelo, es la versión más ‘hippie’, como Alessandra Ambrosio en este 'street style'. Sólo tienes que dejar tu melena lisa y doblar el pañuelo creando una  banda alargada y colocarla sobre la frente en horizontal, creando el nudo en la parte trasera. Con una camiseta básica y unos pitillo lisos conseguirás un look de día cómodo y sobre todo, con mucha personalidad.

Tienes que tener en cuenta que el pañuelo es una parte más de tu peinado, y que cuanto más unión consigas entre tu pelo y el accesorio, mejor impresión dará el resultado. 

3. Corona con florecitas.

Otro accesorio muy ‘sweety’ es la corona con flores. Kate Moss nos regaló el desfile de su boda con las pequeñas damas de honor haciendo gala de dicho accesorio.

Romántico y muy femenino, nos decantamos por las coronas extra finas, con pequeñas florecitas como adorno. Sin duda, el aliado perfecto es el vestido, nunca pantalones, y un maquillaje muy natural para conseguir ese look angelical.

También es verdad, que muchas veces se trata de una pieza difícil de encontrar en las tiendas, al menos tal y como la buscas. Si a ti también te ha ocurrido… Tenemos las solución: Do it yourself! Es muy sencillo: cubre una  diadema o un aro de alambre con una cinta de tela o antelina, y mientras lo haces, coloca mini flores entre el alambre y la cinta sujetándolas con cola caliente (con la ayuda de una pistola). Tendrás que ir poco a poco y con cuidado de no manchar con la cola la parte visible de la corona. Puedes ir colocando los detalles de las flores a tu gusto, incluso con cantidades diferentes en cada parte de la circunferencia. Con tiempo y paciencia, ¡conseguirás el accesorio más afable!

4. Sombreros bajo el sol.

No todas estamos acostumbradas a llevar sombrero, pero si comienzas a hacerlo… ¡No te lo querrás quitar de la cabeza! Es uno de los accesorios más útiles porque más allá de su estética, cumple un papel protector fundamental.

Si eres de las que todavía no los ha descubierto, empieza por ponértelos para ir a la playa o cualquier otro lugar donde necesites cubrirte del sol. No te sentirás tan incómoda, porque sabes que es algo bueno para tu salud. Utiliza las versiones más pequeñas: el borsalino de rafia en tonos tierra,será una de las opciones más acertadas. Si lo acompañas de un vestido de tejido fino y caído, y un capazo XXL de asa corta, ¡serás la reina de la orilla!

Para aquellas que ya están acostumbradas a llevar sombrero en cualquier ocasión, deja que las alas se alarguen: escoge la pamela, un complemento que siempre evoca elegancia. Eso sí, no te confundas, y deja el resto de accesorios rococó para otra ocasión: para ir a la playa, la pamela debe ir acompañada de un ‘outfit’ simple y vaporoso, dejando que el movimiento juegue su papel fundamental en el look.

5. Tocados de fiesta.

Otro momento importante para pensar si vestir o no a nuestra cabeza son esos eventos donde toca arreglarse un poco más. Los tocados se han convertido en un complemento idóneo para un cocktail, una fiesta o una boda.

No queremos cerrarnos a una sola opción: puedes elegir desde la clásica pamela con un vestido corto para las fiestas de día, los casquetes y redecillas para darle un toque ‘vintage’ a tu look de noche, o acudir a los básicos tocados de flores para dar la última pincelada a tu largo vestido. Recuerda que, el tocado en la cabeza, tiene que ser la pincelada perfecta a tu look, el  plus que aporte valor a tu estilismo de invitada, nunca un estorbo para tu vestido. Armonía entre el cuerpo y la cabeza, ése es nuestro mejor ‘tip’ de estilo para llevar algo en la cabeza en estas ocasiones especiales.