Precios transparentes: sí, es posible

Hablamos con los responsables de Muroexe, una de las firmas que apuesta por mostrar de la A a la Z todo el proceso de producción. Porque para ellos, un mundo más ético y responsable sí es posible. 

Lo más popular

Román Iglesias, responsable de marketing de la firma de calzado Muroexe, nos responde a unas preguntas sobre el tema que en los últimos días ha subido la temperatura en el mundo del retail. Una realidad que no es nueva y que se ha avivado con fuerza tras el programa documental 'Fashion Victims' de Jordi Évole (@jordievole), en el que se profundizó en las condiciones laborales de los trabajadores de las multinacionales a la cabeza de la deslocalización.

Publicidad

En el extremo opuesto, una legión de nuevos talentos (y de nueva conciencia), trabajan duro para hacer ver al mundo que la moda no está reñida con la ética. Ésto es lo que nos contaron.

¿Cuál es vuestra opinión sobre la deslocalización de las fábricas textiles?
Opinamos que es un fenómeno empresarial global de los últimos años, no solo en la industria textil si no en prácticamente todas las industrias, cuyas causas hay que analizar para tratar de entender el por qué se produce, sus consecuencias y cómo combatirlas si éstas son perjudiciales. Para nosotros, el problema de la deslocalización no viene por la desviación de la producción a países en vías de desarrollo o que se pague un precio menor por el producto si estos factores tuvieran un impacto positivo en esos países gracias a un incremento de la actividad económica o de los sueldos de los empleados; el problema viene cuando existen condiciones laborales nefastas o salarios indignos para las personas en estos países. Por último, también creemos que es necesaria una concienciación tanto por parte de las empresas, que deben asumir la necesidad de una producción basada no solo en criterios económicos o de calidad sino también éticos, como por el lado del consumidor, que debe entender que la producción ética a menudo implica un coste de producto final un poco más alto.

Lo más popular

¿Visteis el programa de Jordi Évole sobre las ‘fashion victims’? ¿Qué os pareció?
Lo vimos y obviamente nos parece una realidad que debe ser mostrada, como decíamos antes, para concienciar tanto a empresas como a consumidores. En nuestro caso nosotros ponemos mucho esfuerzo y cuidamos mucho las condiciones en que trabajan todas las personas involucradas en nuestra fabricación. Como ya decíamos, pensamos que la ética debe imperar siempre por encima de la rentabilidad.

En vuestra web hacéis una lista detallada de hacia dónde va todo el dinero que se paga por cada zapatilla. Detalláis también vuestro margen con una frase que pretende ser un guiño simpático pero que en países en vías de desarrollo es toda una realidad: “a veces, hasta comemos”. ¿Qué pensáis sobre ello?

Al margen del guiño final, pensamos que es bueno, bonito y barato para una marca ser transparente con respecto a sus costes y márgenes. El consumidor quiere comprar de forma responsable y pensamos que esta transparencia ayuda a entender mucho mejor por qué pagas lo que pagas por un producto y cuánta gente sale beneficiada con tu compra. La frase final es un guiño canalla a todos los que piensan que marcas como nosotros pagan ridiculeces por cada par fabricado y luego la venden carísimo para conseguir un margen enorme, un pensamiento que ha estado implícito en la mente de los consumidores en las últimas décadas (lo peor es que probablemente sea cierto en algunas marcas, pero las cosas están cambiando). Pensamos que es un signo de respeto hacia tu comprador compartir esa información.

¿Recibís ayudas, subvenciones o cualquier tipo de apoyo al emprendedor, tal y como se ha prometido tanto?
Exactamente, cero ayudas. En nuestro caso las ayudas las hemos recibido de amigos que han aportado algo de capital para el arranque del proyecto, a los bancos que nos han dado préstamos y créditos para poder pagar la fabricación en los inicios, a los agentes, distribuidores y tiendas que han decidido apostar por nuestro producto, a las fábricas y proveedores que nos han ayudado apoyando el proyecto y dándonos condiciones de pago más amables, y por supuesto y fundamentalmente a toda la gente que se ha comprado unas Muroexe. Nada más.

¿Dónde está vuestro taller?
Tenemos nuestra sede en Madrid, zona Malasaña, que es donde trabaja el equipo base de la marca (ahora mismo 12 personas) y donde coordinamos y ejecutamos los planes de acción de todas las áreas, desde el diseño de producto y colecciones a la comunicación, la producción, la distribución, etc. Nuestra fábrica actual está en Fuensalida, Toledo, una zona donde tradicionalmente se ha hecho mucha fabricación de calzado junto a las zonas de Alicante y La Rioja.

¿Qué está comprando vuestro cliente cuando os elige?
Principalmente la fusión entre estética y funcionalidad: un producto sencillo, minimalista pero bien ejecutado, con prestaciones de zapatilla deportiva. Intentamos ser la mejor opción para toda la gente que busca un producto versátil para el día a día que les permita llevar algo elegante sin salirse del mundo de las zapatillas. Aparte de eso, también compra algunos atributos adicionales: un proceso de diseño, una historia de marca, un estilo de comunicar...

Publicidad

¿Cuál es el camino que habéis elegido dentro de la industria textil?
Fundamentalmente el camino de tener una identidad propia y no copiar: nosotros nacimos en un momento donde en el calzado fundamentalmente actúa cogiendo conceptos que ya estuvieran funcionando en el mercado y dándoles un pequeño giro. Nosotros nos arriesgamos (y esperamos seguir arriesgándonos) por encontrar un producto con una identidad propia, que no se pareciera a ninguna otra zapatilla o zapato que hubieras visto antes. Todo un reto (no es fácil educar al consumidor en un producto nuevo) pero precisamente para nosotros es la mejor base para construir un proyecto con sentido y a largo plazo.

Lo más popular

¿Cómo entendéis la sostenibilidad?
Como algo que debería estar ya implícito de base en cualquier proyecto, marca o producto, sin convertirlo en un argumento de venta o un motivo de sobrecoste. Para nosotros es una condición de base, no un argumento de venta.

¿En qué se nota que un producto es sostenible?
La realidad es que en los productos físicos es difícil de identificar esa sostenibilidad. Al final lo sostenible tiene mucho que ver con los procesos, no con el resultado. Únicamente en caso, por ejemplo, de usar determinados materiales es donde claramente puedes ver repercutido el resultado. El resto de procesos sostenibles, en términos de producto final, es prácticamente invisible.

¿Sois ‘fast fashion’?
Desde luego intentamos no serlo. Buscamos un producto con mucha resistencia y alta recuperabilidad para que dure más de una temporada (y de dos), además de buscar una estética atemporal que permita que la gente nos lleve puestos independientemente de las tendencias. La obsolescencia programada en las prendas se las dejamos a otros.

¿Cada cuánto tiempo creáis nuevas colecciones?
En primer lugar tenemos una serie de modelos que tenemos siempre en stock porque son los colores base que todo el mundo demanda constantemente. Además de estos modelos, lanzamos dos colecciones al año coincidiendo con los momentos universales de temporada (primavera – verano, otoño – invierno), y habitualmente dos o tres colecciones limitadas que lanzamos en diferentes momentos del año según las vamos creando.

¿Cuántas unidades producís de cada modelo?
Depende de las colecciones, pero habitualmente nuestras producciones rondan desde los 500 pares de una colección limitada muy especial a los 10.000 de una colección de temporada. ¡Y creciendo!

En vuestra web mencionáis que es calzado “vegano”. ¿Podéis explicar Ésto y en qué se diferencia de otras firmas que no lo especifican?
Básicamente lo vegano en la industria textil expresa la ausencia de materiales que provengan de animales a la hora de confeccionar una prenda o calzado. En nuestro caso, utilizamos siempre productos sintéticos para la elaboración de nuestros productos. Respecto a las firmas que no lo especifican, puede ser porque utilicen desde pieles o cueros no sintéticos a otro tipo de componentes, por ejemplo colas que tengan algo animal en su composición.

Y ahora, ¿cuál es vuestro objetivo?
Principalmente y como grandes titulares, lanzar nuestro segundo modelo y lanzar oficialmente en Estados Unidos. Aparte, tenemos algo así como un millar de objetivos para estos próximos meses en todas las áreas de trabajo :)