Mamás millenials

Que ya sabemos que la generación millenial se casa, pero lo hace de forma diferente. Que viven en las redes sociales. Que ocupan puestos de trabajo que jamás comprenderán las abuelas (por muchas horas que emplees en intentar explicarle lo que es un blog, un youtuber, Twitter o Instagram). Pero esa generación, también crece. Y entonces, se hacen padres.

More From Elle Kids
20 articles
Let's go wild!
Principe George cumple 3 años
El príncipe George
Compras niños y bebes por menos de 15 euros
A la moda por menos de 15 €

Ni a los 15, ni a los 40. La edad en la que la maternidad llama a la puerta de la generación Millenial se ha establecido en el umbral de los 30. Y no, no hay crisis ya al cumplirlos porque los 30, dicen, son los nuevos 20. Una frase manida pero ciertamente precisa. Porque los 20, los 30 y los que tengan que venir, traen nuevos retos. La generación de Instagram, de las "no-bodas", del smartphone y del smartclock, también crece.

Publicidad

La generación de la que todo el mundo habla vive la maternidad (y la paternidad, que esto es y ha sido siempre, cosa de dos) con ilusión desde el minuto cero pero también con miedo, pánico y nervios, como todos (aunque se empeñen en decir que no). Miedo de pensar en qué plano puede quedarse la vida que hasta ahora conocían pero a la que no tienen por qué renunciar.

Hace poco, conversaba con mi abuela, una persona de 84 años, acerca de su maternidad. Jamás le hicieron una ecografía en los cuatro embarazos que tuvo. Tampoco a su primera hija, mi tía, a comienzos de los 80. Me recalca que sí, fue una vez al médico en su último embarazo a "arreglar papeles para el registro". Nunca escuchó el latido de sus hijos antes de nacer y ahora puedes comprar un doppler de segunda mano a golpe de click desde el móvil. Ella vivió los nueves meses de cuatro hijos sin saber si había problemas en la gestación. Ahora... ahora es impensable.

More From Elle Kids
20 articles
Let's go wild!
Principe George cumple 3 años
El príncipe George
Compras niños y bebes por menos de 15 euros
A la moda por menos de 15 €
vestirse tras el parto
Estilo post parto
Lucas Casillas Carbonero
Lucas, el nuevo 'it boy'

En los tiempos que nos atañan, un perfecto combinado de miedo e ilusión se apodera de la futura mamá desde que el test de embarazo le dice con exactitud de cuántas semanas está embarazada y enseguida, una horda de clínicas 'pre-mums' le asaltan por la calle cuando huelen sus hormonas para que compre el pack de ecografías 4D.

Dejando a un lado el pánico prenatal habitual y salvando algunas excepciones, esta generación quiere ser racional. En su mayoría, su vida continúa exactamente igual que como estaba antes. Mentimos. También adquiere, por supuesto, una nueva dimensión llena de ilusión. Y la viven -o lo intentan- con tranquilidad, con nuevos pensamientos y desde un prisma que a veces choca con lo establecido pero que se asienta de forma sana y feliz.

Así que, tras una radiografía rápida, así son las mamás millenial que vienen dispuestas a traer una nueva generación al mundo.

Padres eco

La preocupación por el medio ambiente, afortundamente, ha aumentado. Reciclar ya no es suficiente. Cada una de nuestras acciones es clave para ayudar puesto que lo que hoy creemos será el futuro de los que vienen. Se preocupan, por tanto, desde la base. Investigan y se informan. Y se enorgullecen de hacerlo, de buscar todo aquello que es responsable también en los procesos de fabricación o los materiales utilizados y en este terreno se hacen hueco firmas como Greentom. Ya se han hecho hueco algunas piezas estrella que tienen además otro punto a su favor: son 'low cost' (importante para una generación a la que le cuesta hacerse hueco en el terreno laboral por salir al campo en mitad de una crisis desmedida).

Greentom es la firma de sillas de paseo holandesas que han acogido las nuevas generaciones con ilusión por su filosofía del "menos es más". Las nuevas generaciones viven en casas mini -de precios maxi- así que, todo cuenta. Estas sillas ultra ligeras y plegables forman parte de una colección 100% ecológica que sigue el lema del fundador, el diseñador Bart Bost: "dejar un futuro y un planeta más verde a nuestros hijos". Con la sostenibilidad como pilar principal, la marca ha creado una línea de sillas hechas con materiales reciclados como las botellas de plástico. Un compromiso con el medio ambiente que gusta y que, además, añade un último factor que les convence del todo: al final del ciclo de vida de estos carritos, pueden ser devueltos a la fábrica donde se reutilizan todos los materiales. Su precio ronda los 400 euros.

Además, la firma ha sido reconocida con el premio 'Best of the Best' en la categoría de mejor diseño de producto en los Red Dot Awards 2016, uno de los galardones de diseño más importantes a nivel mundial. El jurado internacional, formado por un total de 41 expertos, ha distinguido el diseño de sus sillas por su innovación, calidad, funcionalidad y compromiso medioambiental.

Mamás con estilo

¿Ropa premamá? Sí, pero con estilo. Se acabaron los blusones y los pantalones hechos sin ojo crítico. Y lo avalan tops de la talla de Behati Prinsloo, embarazada (millenial) y una de las que mejor abanderan la ropa premamá. Y si un ángel de Victoria Secret lo dice, será por algo.

Agora e #barrigapositiva ! #babyangel 👫💙💜💛💚❤️👶🏼

A photo posted by Candice Swanepoel (@angelcandices) on

Y así es como una generación se convirtió poco a poco en un leitmotiv por sí misma, en un himno, en una nueva forma de vida, en un patrón diferente de vivir lo de siempre. Nuevas legiones de padres se han hecho hueco en un mundo poliédrico en el que cada uno lo vive a su manera.