Cómo quitar las manchas de la ropa blanca

Cuando sacamos del armario la ropa de verano, el blanco suele ser el color que predomina en nuestro vestuario. Ya sea para organizar una barbacoa en el patio o para dar un paseo por la playa, las prendas blancas son las más adecuadas para esta época del año. Pero por desgracia, ir de blanco tiene sus inconvenientes. 

Lo más popular

Imagina que estás disfrutando de un perrito caliente cuando, de repente, ¡bam!, esos vaqueros nuevos que te costaron 200 € están llenos de ketchup. Por suerte, se puede evitar este problema si se toman las medidas adecuadas. James Joun, co-fundador de la app Rinse y que creció trabajando en la tintorería familiar, nos da unos consejos que debemos tener en cuenta.

1. No uses lejía

El blanco es también un color y si usas lejía a base de cloro, terminará desapareciendo el color blanco de la tela, según dice Joun. La alternativa que sugiere es utilizar una lejía a base de peróxido de hidrógeno, como Oxiclean.

Publicidad

2. Actúa inmediatamente
No dejes que la mancha se seque. Joun aconseja coger una toallita húmeda y presionar la mancha durante uno o dos minutos, haciéndolo primero sobre los bordes de la mancha para evitar que se extienda. "El objetivo es absorber la mayor cantidad de sustancia posible antes de que se seque", dice. "También se puede utilizar un aspirador de mano para aspirar la capa superior de la mancha".

Lo más popular

3. No seques la mancha
Seguramente alguna vez hayas escuchado que tienes que secar la mancha en lugar de restregarla, ¿verdad? ¡Pues todo lo contrario! Según explica Joun, secarla favorece que la mancha se incruste en el tejido.

4. Mantén la mancha lejos del calor
Joun aconseja poner la prenda en un lugar fresco, seco y alejado de la luz solar. Además, no utilices un secador de pelo sobre la mancha, pues el calor puede hacer que ésta se incruste en la ropa con más rapidez.

5. No tardes en lavarla
No dejes pasar mucho tiempo entre el momento en que la ropa blanca se ha ensuciado y el momento de lavado. Cuanto menos tiempo se espere, más fácil será eliminar las manchas. Además, evita lavar toda la ropa junta y separa la ropa blanca de la de color.

6. Llevarla a la tintorería
A veces lo único que puedes hacer para recuperar ese top blanco que ibas a ponerte durante "todo el verano" (antes de manchártelo con salsa de barbacoa), es ponerlo en manos de los expertos. Aquí tienes los casos en los que Joun aconseja ir a la tintorería:

• Inmediatamente después de mancharnos, sobre todo si la mancha es de aceite, como ocurre con las manchas de alimentos de queso o los aderezos para ensaladas, por ejemplo.
• Inmediatamente después de mancharte una prenda delicada que no se puede meter ni en la lavadora ni en la secadora (por ejemplo, sedas, lanas, cachemires…)
Si la mancha lleva ya tiempo en tu prenda, lo mejor que se puede hacer es pretratar la prenda, un proceso que se realiza en la limpieza en seco.

Vía: ELLE USA 

De: Elle