¿Quién es la "mujer real"?

Las mujeres de las que se olvida el concepto.

Ariana Grande

Todo comenzó cuando Victoria Secret encendió la mecha. Mujeres perfectas que vendían ropa interior a lo que comenzó a llamarse como "mujer real". Algo no encajaba. Y no era tanto por la talla (que también), sino por cómo el concepto de realidad y perfección se alejaban tanto uno del otro. 

Desde entonces, una campaña sin precedentes comenzó a llevarse a cabo por todo el mundo. Blogueras, modelos, firmas... todos unidos para demostrar que la perfección también luce tallas grandes. Que la mujer "real" no tiene por qué estar necesariamente recién sacada de un óleo. El concepto de lo perfecto comenzaba a relajarse y ganaba fuerza la realidad. Y para ejemplo, la carrera de las modelos plus-size, el lanzamiento de Violeta by Mango... 

Toda esa realidad comenzaba a normalizarse. Sin embargo y puestos a hablar de mujeres reales, otros colectivos reclaman también su lugar. O, más bien, comienza a demandarse la eliminación de ese concepto que tanto debate ha generado y que tan candente ha dejado el panorama. Porque, mujeres reales, somos todas. 

Nos olvidamos de que hay mujeres cuya dieta está basada en los carbohidratos para poder ganar peso porque no se sienten cómodas en tallas que sólo pueden encontrar en la zona de niños. Como en la zona de niños tienen que buscar muchas mujeres adultas también su calzado porque no se comercializan números como el 34 o el 35. O aquellas mujeres que tienen que cortar todos los bajos de sus pantalones y faldas por alturas inferiores a lo normal. 

¿Quién es, pues, la "mujer real"? Aunque la mejor solución sería eliminar etiquetas, lo cierto es que ni todas las mujeres estamos talladas con cincel, ni somos plus-size. También sufrimos buscando tallas que realmente sean una 34 y puedas sentir que luces unos pantalones vaqueros sin tener que parecer una niña de 15 años. Enfermedades como la celiaquía, el síndrome de colon irritable, la diabetes o los problemas de tiroides, provocan que le pérdida de peso involuntaria sea un problema tan importante y grave como el de la obesidad. Un problema que afecta igualmente a la autoestima y que no ayuda nada el momento de irte de compras. 

Del mismo modo, las hay que no pueden lucir unos stiletto de vértigo porque se ha establecido que el 36 es el número más pequeño para un pie "real". Y de nuevo, vuelven los problemas. Pocas marcas ofrecen alternativas más pequeñas para el pie pequeño que tanto se alaba y que, por el contrario, tan pocas opciones hay. Otros problemas más graves como el síndrome de Russell-silver, que provoca un crecimiento deficiente e irregular, pueden ocasionar muchos problemas a la hora de vestir.

Así que, hasta que el etiquetado deje de aplicarse a las personas, aquí tienes seis alternativas y ejemplos de la realidad más pura: la imperfectamente perfecta.

Publicidad

Ariana Grande

La altura no ha sido impedimento para que la cantante Ariana Grande triunfe allá por donde pisa. 1,53 cm de éxito. Un ejemplo de otra mujer real donde las haya.

Banana Republic

La línea Petites, de Banana Republic, ofrece prendas para mujeres con altura inferior a 1,63 cm.

Publicidad

Shoes of Prey

En Shoes of Prey puedes confeccionar tu zapato perfecto, a medida. Ofrece modelos desde la talla 31 para que comprar en la zona de niños sea cosa del pasado. 

Marypaz

También en las tiendas de Marypaz puedes encontrar zapatos inferiores a la talla 36. 

Publicidad

Asos Petite

En Asos, la línea Asos Petite ofrece moda desde la talla 30.

Sonia Díaz

La firma de Sonia Díaz también ofrece alternativas de calzado en números pequeños (desde la talla 32).