Moda para ser (más) feliz

Tenemos nuevo ‘must have’: tu sonrisa. 

Moda para ser (más) feliz

Sonreír por la mañana tenía que practicarse casi como el acto de desperezarse o lavarnos la cara para despejarnos. Unos días, sale sola. Otros, ni aparece. Dejando la psique a un lado, quizás decir que podíamos ayudar en esta tarea a través de nuestro armario pueda resultar un poco frívolo. Y probablemente sí , si ese consejo estuviera encaminado a comprar sin parar para hacerte sentir bien (que no lo decimos nosotros, lo afirman los estudios). No vamos por ahí. Nos referimos a darle un primer empujón al día, a comenzar con el pie derecho, a dibujar una sonrisa de buena mañana justo después de ponerte tu camiseta, jersey o vestido optimista. Ese que te grita lo impresionante que eres, aunque no lo creas. El que te recuerda que estamos aquí una vez y tenemos que aprovechar la ocasión. El que te dice la única y gran verdad: o te quieres tú, o no hay tutía.

Y lo cierto es que esos vestidos, camisetas y jerseys, existen. Y tienen nombres propios, precios, tiendas físicas (y “rodantes”) que los tienen en sus percheros y que están esperando(te).
Una de esas firmas que apuesta por la moda feliz es Sanla. Un pequeño proyecto con sede en Oviedo que surgió del entusiasmo más puro. Y queríamos hablar con Laura Garher, su creadora, para que nos contase cómo y por qué surge algo así. Esto es lo que nos contó.

¿Cómo y cuándo surge Sanla?
Sanla surge hace dos años, durante mi embarazo. Fue en esta época, esperando a Valeria, cuando más tiempo dediqué a pensar sobre lo que me hacía feliz, a visualizar mi futuro, a qué me apetecía hacer… Surgió además en medio de la crisis, en un momento en que la gente tenía muchos
problemas y estaba muy desmotivada. Sanla quiere, a través de la ropa y los mensajes positivos, aportar buen rollo, ilusión y felicidad a todas esas personas que no lo están pasando especialmente bien.

¿Qué hacías antes de que surgiera el proyecto y cómo ha cambiado tu vida desde entonces?
Trabajaba en una clínica de ortodoncia. Siempre estuve contenta allí y creo que hacía un buen trabajo, pero sabía que no era mi lugar. Es cierto que me costó tomar la decisión de dejarlo y dar el paso, pero cuando estuve muy segura decidí arriesgar, puse fin a esa etapa y llegó Sanla. Y la verdad, ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. La experiencia está siendo increíblemente positiva y la estamos disfrutando al máximo.

¿Cómo definiríais la felicidad a la hora de vestir?
Que la persona que te encuentre por la calle sea capaz de leer tu felicidad es una de nuestras prioridades. Nuestros mensajes van destinados tanto a quien se pone esa prenda (una especie de automotivación) como a la gente que va por la calle y se encuentra con alguien que la lleva (motivación indirecta). Además, basamos nuestras líneas en la comodidad. De ahí que la mayor parte de nuestras prendas sean talla única y con diseños y cortes poco habituales, originales y divertidos. En definitiva, prendas que pueden sentar bien a todo el mundo, y no dependa tanto de la altura y/o peso de la persona.

¿De dónde surge la inspiración?
Siempre me ha gustado leer libros de psicología, motivación, crecimiento personal... y de ahí han surgido varias de las frases que hemos incorporado a nuestras prendas. Otras son resultado de la normalidad del día a día, de una conversión con un amigo, de un viaje en familia en el que vamos hablando de algo y surgen nuevas ideas, de un paseo tranquilo por Oviedo... En definitiva, intentamos sacar de lo cotidiano todo lo positivo, convertirlo en frase y plasmarlo en nuestra ropa.

¿Hacia dónde se encamina vuestro proyecto?
La verdad que si me paro y miro hacia atrás, cuesta creer todo lo que hemos hecho y crecido en estos dos años. Tras la apertura de la nueva tienda, más grande y más cerca del centro de la ciudad y con la caravana como referencia para los markets, ahora toca centrarse en crear una buena estructura interna, un equipo sólido que trabaje unido para dar estabilidad a nuestra marca.

Y la idea de la caravana… cuéntame un poquito más. ¿Cómo, cuándo y por qué surge?
Para explicar el por qué de la caravana creo que es importante ubicar a quien nos pueda estar leyendo. Sanla nace en un barrio, a las afueras de Oviedo, en un local muy pequeño, donde iba a ser difícil crecer y poder crear nuestra propia marca si no hacíamos algo más para darnos a conocer. Por eso, decidimos apostar por los markets y la verdad que durante un año entero fueron muy pocos los que nos perdimos. Primero con el coche y más tarde con la furgoneta. El lio de transportar toda la mercancía, montar y desmontar... cada vez se fue haciendo más pesado. En este tiempo fue surgiendo la moda de las 'food truck' y nosotros dijimos, ¿por qué no meter nuestra tienda en una caravana? Nos pusimos manos a la obra y el proyecto vio la luz en septiembre.

¿Cuál consideras que es vuestra apuesta más fuerte: moda “rodada” o el local?
Creo que la una no se entendería sin la otra. Se complementan y se necesitan. La tienda, esta nueva tienda mayor y mejor situada, nos permite tener el local que Sanla, y nuestros clientes en Oviedo, se merecían. Y la caravana es ese espacio original y divertido que nos permite acercarnos a todas esas personas que nos han conocido y seguido a través de las redes sociales. Con la caravana queremos llegar a muchos más sitios, conocer a mucha más gente y darle también a nuestros amigos virtuales la oportunidad de vernos y conocernos físicamente.

¿Quién te gustaría que luciera tus diseños y quién los ha lucido ya?
Nuestros diseños los ha lucido gente como Marina San José, Eva Isanta, Paula Echevarría (en una ocasión publicó una de nuestras sudaderas para niña), Noelia de Miguel, Nuria Marín... He de reconocer que me encantaría que Nuria Roca o Sara Carbonero luciesen alguna de nuestras prendas.

Ahora bien, nuestro principal objetivo, y lo digo de corazón, son todas esas personas que ya forman la familia Sanla. Quiero seguir emocionándome cada vez que me encuentro por la calle a alguien que lleva una de nuestras prendas; o cuando una cliente viene a por el último diseño que sacamos porque ya tiene todos los demás y está encantada. Ojalá eso no cambie nunca porque significará que no estamos haciendo las cosas bien.

Publicidad

Sanla

Camiseta "Hagamos el indio", de Sanla (32,90 €).

Sanla

Sudadera "Cuando hay amor, se encuentra la manera", de Sanla (36 €).

Publicidad

Dolores Promesas 

Camiseta de Dolores Promesas (25 €).

Mr Wonderful

Pijama de Mr Wonderful para Oysho.

Publicidad

Lucía Be

Camiseta de manga larga de Lucía Be (22 €).

Dear Tee

Camiseta de Dear Tee (37 €).

Publicidad

Victoria Rockera

Jersey de Victoria Rockera (55 €).

Dolores Promesas

Camiseta de tirantes de Dolores Promesas (47 €).

Publicidad

Zara

Sudadera de Zara (16 €).

Victoria Rockera

Jersey de Victoria Rockera (62 €).