Posturas para el sexo

Hola Miren, me gustaría saber qué posturas son las más adecuadas para realizar en sitios diferentes como el coche, el ascensor...

Miren Larrazábal, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología - 08-04-2010

Según el Kamasutra, hay más de 200 posturas para realizar el coito, sin embargo no hace falta conocerlas todas para manejarse bien en el sexo. Creo que he dicho muchas veces desde estas líneas que un encuentro sexual no debe parecerse nunca a un ejercicio gimnástico, aunque también es verdad que muchos amantes siempre hacen el sexo en las mismas posturas y eso tampoco sirve….¡ Hay que romper con la monotonía de la postura del misionero!

A pesar de que conozcamos un buen número de posturas sexuales, el truco consiste en que las podamos manejar con cierta soltura y que no sean muy complicadas. Te propongo un repertorio sencillo, pero con un gran poder erótico, para que puedas acoplarlas a diferentes ambientes: coche, ascensor, cuarto de baño de invitados, mesa de la cocina…etc.
- POSTURAS DE PIE: ideales para ascensores, cuartos de baño… estupendas para sexo rápido.

El sexo de pie está un poco vilipendiado porque en ocasiones presenta problemas cuando los amantes son de diferente estatura, situación muy frecuente. Sin embargo, podemos probar esta ligera variación que hará las cosas mucho más fáciles y placenteras: ponte de pie cara a la pared, apoya las manos y arquea tu espalda de manera que tu trasero sobresalga y, ahora, que tu amante se coloque detrás de ti para penetrarte. En esta postura, él puede también utilizar sus manos y acariciar tu clítoris durante el coito. ¡Si hay un espejo cerca la excitación será aún mayor! Para el ascensor con espejo es perfecta. Ya me dirás…

- POSTURAS CHICA ENCIMA: definitivamente este es la ideal para el asiento del coche y espacios muy pequeños donde apenas podamos movernos. También es idónea para cuando quieras tener una postura más activa y controlar la velocidad y profundidad de la penetración. Puedes inclinarte hacia delante para que tu clítoris se frote contra su pubis.
Siéntate encima de él y mueve la pelvis hacia delante y hacia atrás. Al hacerlo contrae también tus músculos vaginales. Esta postura permite al hombre tener sus manos libres para acariciar tus pechos, espalda, nalgas, clítoris…
Una variante de esta postura es ponerte en cuclillas, tú estás encima pero en lugar de sentarte, te agachas sobre él. Desciende poco a poco sobre su pene, y sube y baja apoyando las manos sobre su pecho. Es una postura ideal para estimularte con su pene toda tu vagina y la zona G, mientras él puede tocarte allí donde tú prefieras.
El único inconveniente de estas posturas es que necesitas estar en forma y unos muslos fuertes. Para tener unos músculos más flexibles y poder disfrutar más en estas posturas sexuales te propongo que realices unos sencillos ejercicios físicos. Haz sentadillas: colócate con los pies separados y los brazos extendidos hacia delante, echa atrás las caderas y las nalgas, flexiona las rodillas y luego extiende las piernas. Practica todos los días dos series de 10 repeticiones. Verás como con estos ejercicios mejorarás resistencia sexual.
- POSTURAS DE PELÍCULA: Posturas de película: ideales para mitómanas y para sexo apasionado en casa propia o casa de fin de semana romántico.
¿Te acuerdas de Jessica Lange y Jack Nicholson en El cartero siempre llama dos veces? Ella estaba tumbada sobre una mesa de cocina llena de harina y el permanecía de pie entre sus piernas. Esta postura permite al hombre una gran potencia de empuje sujetándose a la mesa, cama o agarrándose a tus caderas. Puedes levantar las piernas y colocar tus tobillos en sus hombros para hacer la penetración más profunda y aumentar la fricción.
Espero que cualquiera de estas posturas y sus múltiples variantes te ayuden a disfrutar de la penetración en cualquiera de los diferentes ambientes que propones. Recuerda que lo importante es que te sientas cómoda con tu amante y que seáis cómplices en el juego de daros placer y recibirlo mutuamente.