Enamorarse del jefe

¿Amor verdadero o inconsciente idolatría?

Dentro del universo de las relaciones imposibles destaca la que surge cuando, irracional y obsesivamente, nos enamoramos de nuestro jefe... La atracción por lo prohibido, la idealización y el magnetismo del poder pueden confundir ese sentimiento.

Elle.es - 19-10-2009

Cuando me entrevistó el primer día para acceder al puesto de trabajo, no podía imaginar que acabaría totalmente enamorada de él”. Este testimonio es el principio de uno de tantos, de muchas personas que reconocen haberse sentido atraídas por sus jefes o jefas. Suelen ser más mujeres que hombres, o al menos son las que lo reconocen más abiertamente.¿Admiración, aspiración o amor? “Buscar el origen de esta atracción respondiendo a esta pregunta no es sencillo. Cada caso es un mundo, pero lo que sí es cierto es que todos tienen algo en común: la sombra del poder”, afirma el sociólogo Pablo Maganto, especializado en Recursos Humanos.Si efectivamente seguimos la pista del poder para desentramar el por qué alguien puede llegar a caer rendida ante su jefe, tendríamos que comenzar con saber qué significa poder: el diccionario de la Real Academia nos remite a la capacidad de hacer algo,?y a esto hay que unirle el hecho de tener la fuerza para hacerlo. Pero cuando hablamos de un jefe, estamos hablando de la figura que representa en el entorno laboral y se aparca casi por completo su aspecto personal por mero desconocimiento.
“Muchas veces, cuando está reunido en el despacho que tengo enfrente de mi mesa, me quedo observándole fijamente aprovechando que él piensa que yo leo algo en la pantalla de mi ordenador. Me atrae de esta manera porque sé que es imposible, ya que se muestra totalmente indiferente hacia mí”, confiesa Lucía M., una joven auditora de 29 años que trabaja en una gran multinacional. La indiferencia de la otra persona hace que le veamos inalcanzable y si a esto le sumamos el componente de lo prohibido,?favorece a?que esta fantasía suela incrementarse.Un dato importante a tener en cuenta es que en España hay un alto porcentaje de empresas en las que existe una ley interna no escrita por la cual están prohibidas las relaciones entre los miembros de la misma, y ¡qué decir si la relación se produce entre jefe y subordinado! “Estas relaciones no suelen ser bien aceptadas y para evitar ambientes tensos dentro del lugar de trabajo y en horario laboral las empresas deciden tomar estas medidas que cuestionan la ética profesional y personal de los trabajadores”, reflexiona Maganto.

Nuevas relaciones

La organización Hite Research International, dirigida por la sexóloga Shere Hite, está especializada en el estudio y la consultoría de la ética sexual en el mundo laboral. Hite ha realizado un informe con la colaboración de diez grandes compa-ñías y ha contado con personal de cada nivel jerárquico y directivos generales reconocidos internacionalmente. Todos los que han respondido a los específicos cuestionarios realizados por la sexóloga han aportado datos y testimonios que le han servido a Shere Hite para reflexionar en su libro Sexo y negocios sobre cómo los temas de la identidad y de la psicología aparecen unidos fuertemente en el ámbito laboral.En el prólogo del libro Santiago Íñiguez, profesor del Instituto de Empresa de España, afirma que “la autora aboga por un nuevo marco de las relaciones entre hombres y mujeres en las empresas, basado más en los valores de la amistad que en la estricta atracción sexual”.
Ante todas las personas que hablan abiertamente de sus fantasías con el jefe, apreciamos varios comportamientos: aquéllos que ven de igual a igual a su superior y se enamoran de una persona más, que por circunstancias de la vida laboral, ha ascendido antes. Por otro lado, están aquéllos que ven a su superior con una seguridad y un aplomo que les tiene totalmente hechizados. “Es cierto que en todas las relaciones existe un punto de admiración, unas veces más claro que otras; pero que todo comience y se base en eso es lo que hay que intentar evitar, pues idealizamos a la persona de tal punto que no somos capaces de verles ni un solo error. Si esta relación llega a consolidarse como tal, uno se irá dando cuenta de que efectivamente la otra persona tiene sus defectos”, asegura María Ramiro, psicóloga social. Pero, ¿qué ocurre cuando conociéndole de una manera más cercana nos invade esa atracción irreprimible?

Cuando tu ídolo es tu jefe

Alejado de cualquier convencionalismo que nos viene a la mente cuando escuchamos en boca de alguien “estoy enamorado de mi jefe”, algunos de los testimonios no hablan de obnubilación, sino que, como cuenta la secretaria Isabel S., “me fascinaba el tipo estilo de vida que llevaba, la fluida comunicación que existía entre los dos, y, sobre todo, que ha sido la única persona capaz de sacar lo mejor de mí. Me sentía totalmente realizada con él. Y nadie había conseguido eso, ni siquiera la pareja con la que por aquel entonces llevaba ocho años”. ¿Estaba enamorada realmente de él o necesitaba un estímulo para sentirse a gusto consigo misma? “No sólo el halo de poder que emerge de una figura que tomamos como referencia y por la cual sentimos atracción es el único factor de esta seducción, sino que el camino hacia la autorrealización es muy diverso y apoyarnos en un icono para conseguirlo es totalmente loable; está a nuestro alcance para facilitarnos esta labor personal”, según la psicóloga clínica Sandra Arroyo.
En las muchas horas de oficina que compartimos con los mismos compañeros creamos roles casi de una manera involuntaria, formando así mini- sociedades que otorgan el liderazgo al más carismático. Adorar a tu jefe es la mejor manera de contradecir a Faulkner cuando afirmaba que “lo más triste es que la única cosa que se puede hacer durante ocho horas al día es trabajar”.

Fantasías y realidades

. Tu jefe puede ser el blanco de tus fantasías.
. La erótica del poder se concreta en relaciones imposibles marcadas por la admiración hacia un ideal que en ocasiones refleja anhelos personales.
. Enfrentarte a ello con entereza, analizando tus sentimientos, y evitar que se convierta en el enemigo de tus aspiraciones es una posibilidad.
. ¿La otra? Rendirte a los encantos de la autoridad y descubrir que no es oro todo lo que reluce.

Universo ELLE
  • Suscripcion revista Elle

    Suscríbete on line y recibe 12 números +  LÍNEA COSMÉTICA ANTI-MANCHAS de BELLA AURORA.

  • Revista digital

    ¿Disfrutar de tu revista Elle desde tu tablet, donde y cuando quieras? Sólo tienes que descargarte gratis nuestro Quiosco Elle y… voilà!

  • Newsletter Elle

    Lo mejor de Elle.es en tu correo, cada semana. ¿Te vas a resistir? Date de alta gratis en nuestra Newsletter, así de fácil.

  • Elle en tu iPhone

    Gira la rueda y accederás a todo el universo Elle, en tu Smartphone. Descárgate gratis nuestra aplicación en App Store.

  • Elle Gourmet

    Más de 5.000 recetas gratis en tu móvil, disponibles para iPhone y Android. ¡Buen provecho!