6

Habla una experta

Mónica Quesada, terapeuta sexual y de pareja

Elle.es - 07-04-2009

Este artículo no estaría completo sin la perspectiva de una mujer. Mónica Quesada, terapeuta sexual y de pareja, además de miembro del equipo de “taperseras” de Los Placeres de Lola ( losplaceresdelola.com ), nos cuenta, desde la experiencia de las mujeres que acuden a las sesiones, lo que ellos demandan.

¿Qué esperan las parejas de las mujeres que asisten a tus sesiones de tuppersex? ”Esto es algo que habría que preguntarle a cada una de ellas, puesto que cada persona es un mundo. Pero si nos basamos en la sexualidad que actualmente nos toca vivir, fruto de nuestra educación y de todo aquello que nos encontramos durante nuestra vida, las parejas esperarían una sexualidad libre y sin prejuicios. Sin presión y cuyo único fin sea el disfrute del propio cuerpo y del otr@, ya sea con orgasmo o sin él. En el caso de no tener pareja, las mujeres que asisten a los tuppersex vienen con una mentalidad abierta a la experimentación con sus cuerpos, para disfrutarlos, probar nuevas sensaciones..."

¿Qué practica les gusta más? “Toda la que tenga que ver con disfrutar, con pasar un momento divertido y relajante. Las prácticas pueden ir desde un masaje con todo el cuerpo hasta sexo oral con diferentes contrastes de temperatura, así como poner en práctica fantasías, juegos de roles, etc.”.

¿Qué no les suele gustar en la cama? ”Lo que no suele gustar, tanto a hombres como a mujeres, es mantener relaciones coitales porque “toca”, ver que la otra persona no disfruta”.

¿Tienen más interés por su propio placer o por el de ellas? ”En el terreno de la sexualidad se pasó de una atención absoluta en el placer del hombre a, con los años, centrarse en la mujer. Esto es un arma de doble filo, puesto que la responsabilidad del placer de la mujer se deposita en el hombre, pasando a tener que ser expertos en la cama. Tanto hombres como mujeres deberían primar su placer por encima de todo, puesto que sólo así, por extensión, disfruta la pareja. Este egoísmo positivo incluye no sólo centrarte en ti, sino compartir tu placer. No es, en absoluto, el placer unilateral de hace algunos años, en el que el hombre tenía su orgasmo y se daba media vuelta. El egoísmo positivo parte de la base de que ambas personas van a poner los medios para disfrutarse y no depositan la responsabilidad en la otra persona. Actitud que, a la larga, crea muchos problemas".

¿Les asusta que ellas sean más expertas? ”En general sí, puesto que siempre se ha depositado la responsabilidad del placer de la mujer en el hombre. Y si perciben que la mujer sabe disfrutar y es una experta de su cuerpo, puede asustar a algunos hombres”.

¿Cómo llevan los juguetes sexuales? ”Algunos chicos los ven como competencia, sobre todo en el caso de aquellos vibradores que también pueden ser utilizados para penetración, puesto que en la sociedad que vivimos todavía existe la creencia de que únicamente se considera mantener relaciones sexuales a tener penetración. Así, todo aquello que suponga esa posible competencia no es bien recibido en determinadas personas. Pero si lo vemos desde el punto de vista de que la sexualidad y, en este caso, el sexo, no deja de ser un juego que establecemos con nuestro cuerpo, los juguetes sexuales son un complemento para explorar otras parcelas, y no por ello excluir a los ‘participantes’. Ya es hora de que la responsabilidad sobre el placer del otro vaya cayendo. No somos más que participantes en el placer del resto de las personas y responsables del nuestro”.

¿Qué les preocupa más a ellos respecto al sexo, cuáles son sus miedos o fantasmas? “Una de las mayores preocupaciones es que sus genitales no respondan, ya sea porque eyaculen antes de lo socialmente establecido, ya sea por que lo hagan antes de penetrar. Y volvemos a lo que hablábamos antes: la excesiva importancia que se le concede a la penetración. El sexo es mucho más que penetración… y no me refiero a los denominados “preeliminares”, sino a que cualquier actividad placentera debería ser un fin en sí misma y no un medio para alcanzar el orgasmo. Otra de las preocupaciones es el tamaño del pene o el ‘no cumplir’. Tanto para uno como para otro, está la creencia popular de que un pene grande va a satisfacer todas las expectativas de la otra persona, cuando en realidad, en el caso de la mujer, la vagina es un músculo flexible cuyo primer tercio es el único con suficientes terminaciones nerviosas como para tener sensibilidad, con lo cual el tamaño, anatómicamente hablando, no importa".

Universo ELLE
  • Suscripcion revista Elle

    Suscríbete on line y recibe 12 números +  LÍNEA COSMÉTICA ANTI-MANCHAS de BELLA AURORA.

  • Revista digital

    ¿Disfrutar de tu revista Elle desde tu tablet, donde y cuando quieras? Sólo tienes que descargarte gratis nuestro Quiosco Elle y… voilà!

  • Newsletter Elle

    Lo mejor de Elle.es en tu correo, cada semana. ¿Te vas a resistir? Date de alta gratis en nuestra Newsletter, así de fácil.

  • Elle en tu iPhone

    Gira la rueda y accederás a todo el universo Elle, en tu Smartphone. Descárgate gratis nuestra aplicación en App Store.

  • Elle Gourmet

    Más de 5.000 recetas gratis en tu móvil, disponibles para iPhone y Android. ¡Buen provecho!