3

Palabras hot

Todo lo que no te atreves a decirle a la cara...

Laura Li - 17-02-2010

Por teléfono puedes tener una conversación sexual libre de prejuicios, así que te animamos a contar todo aquello que a veces se te pasa por la cabeza pero no te atreves a decirle cara a cara. Si te cuesta hablar “sucio”, actúa, sé otra, métete en el papel de una mujer ardiente y libidinosa. Te aseguramos que le encantará.

¿Quieres añadir un extra de morbo? Tapa el micro con un pañuelo para que tu voz suene diferente, más grave y misteriosa. Sara, una madrileña de 35 años, nos cuenta que ha practicado sexo telefónico con todos sus novios: “a ellos les encanta que les llames y les digas que estás excitada, que te estás masturbando pensando en él y cosas por el estilo, cosas que luego no me atrevo a decirles cuando les tengo delante”. “Cada vez que mi pareja actual se va de viaje le hago llamadas eróticas para que no tenga ganas de practicar sexo con otra”, dice riéndose.

> El juego. Jugar a que estáis llamando a una línea erótica puede ayudaros a meteros en situación y a explorar nuevas formas de haceros disfrutar. Él puede ser un severo policía, tu una ardiente espía rusa, él tu médico, tú su ama, látigo en mano… En Historias de San Valentín, Anne Hathaway trabaja para una línea erótica y debe interpretar diferentes papeles para sus clientes.