La gran noche azul de ELLE

Lo más popular

El Agua fue la protagonista de la gran noche Eco-Blue de ELLE. En esta ocasión, los Premios Estilo de nuestra revista se tiñeron de solidaridad y de espíritu Eco. El marco, un espectacular Museu D’Art Nacional de Catalunya, vestido de azul para la ocasión. Todo respiraba agua: desde los zafiros en forma de gota de Tous, hasta las botellas de Solán de Cabras customizadas por los mejores diseñadores españoles.

Publicidad

Estrellas internacionales

Como no podía ser de otra forma, la noche ELLE se llenó de estrellas que fueron desfilando por el photocall, algunas internacionales, como los premiados Stella McCartney, Paulo Coelho, o Amber Valetta. En el cocktail previo a la entrega de los Premios Estilo tuvimos la oportunidad de encontrarnos con decenas de celebrities . Los guapísimos Cayetano Rivera y Rafael Medina, las espectaculares Vicky Martín Berrocal, Mónica Cruz y Marta Sánchez, Martina Klein, Judith Mascó, Verónica Blume, Laura Ponte, Eugenia Silva, Laura Sánchez, Ariadne Artiles y un larguísimo etcétera.

Lo más popular

Mil anécdotas divertidas

Hubo algunos momentos para recordar, como el de Marta Sánchez, impresionante con un vestido de inspiración griega, pidiendo a los fotógrafos de Elle que la retrataran junto a Jean Paul Gaultier, del que se confesó admiradora, o Martina Klein, que tuvo un “momento resbalón” a causa de sus tacones.

Vestidas para triunfar

Una de las más espectaculares de la noche fue Amber Valetta, Mujer Eco-Blue impresionante, acompañada de su marido y su hijo, y enfundada en un maravilloso vestido de su amiga Stella McCartney. También nos impresionó la belleza natural de Electra Widenmann, digna sucesora de su madre Isabella Rosellini. Nos encantó también Leticia Dolera, una de las más guapas de la noche, vestida de Josep Font, al que también acompañaba en la fiesta y Natalia, de la Quinta Estación, una de las pocas que fue de corto e impresionante luciendo piernas con un Balenciaga.

La entrega de premios corrió a cargo de Patricia Conde, con un precioso caftán de Dsquared, Iván Sánchez, y la redactora jefe de moda, Clara Courel. Nos quedamos con la intervención de la directora de ELLE, Susana Martínez Vidal, quien transmitió el verdadero concepto de la fiesta: la fuerza que la revista ELLE de la mano de diseñadores y creadores del mundo de la moda puede proyectar en nuestras conciencias para conseguir que cada uno pongamos nuestra gota de agua para proteger el Planeta.

Un exclusivo vídeo de mujeres diez

Tras el mensaje, una nueva sorpresa: la presentación en exclusiva de una producción fotográfica sin precedentes: Elsa Pataky, Leonor Watling, Patricia Conde, Mónica Cruz… Diez mujeres diez que se desnudan para denunciar el mal uso del agua ante la mirada de Jaume Delaiguana, uno de los fotógrafos más prestigiosos del panorama nacional. Unas fotografías que serán expuestas en la Expo de Zaragoza, que se inaugura hoy viernes.

Premiados por su trabajo y su conciencia

Entre los premiados, destacamos el ingenio de Alejandro Agag, la simpatía arrolladora de Jean Paul Gaultier y el poderío de Rosario Flores, que actúo después de la cena, haciendo bailar a todos los invitados. También fueron de agradecer las palabras en castellano de Stella MacCartney, premio a la Mejor Diseñadora del Año. Uno de los momentos más importantes de la noche fue la proyección de un vídeo de agradecimiento de Al Gore, presidente de la ONG Climate Project que no pudo acudir a la fiesta y que recibió el premio al Liderazgo a la Sensibilzación Social.

Tous se solidarizó con el medio ambiente

Otro de los momentos de la noche fue cuando Rosa Tous entregó a Amber Valetta un cheque por valor de 30.000 euros para la ONG Oceana. Precisamente, la firma Tous ha creado una línea de joyas (pulseras, pendientes y gargantillas de zafiros en forma de gota) cuyos beneficios se destinarán íntegramente a esta ONG, que se ocupa de la protección de los océanos y las especies marinas.

Moda ecológica en forma de bolso

Para terminar con la noche Azul de Elle, todas los invitados a la fiesta se llevaron de regalo una bolsa en la que podía leerse: Soy Eco-Lógica. Con esta fiesta Eco-Blue se demostró que la moda y el estilo pueden servir además para despertar conciencias.