Vestidos de novia con doble vida

La modelo Liberty Ross ha sido la última celebrity que ha revolucionado la alfombra roja con la ayuda de un vestido de novia. Pero no es la primera (y probablemente no será la última).

Lo más popular

Algo está cambiando en las alfombras rojas. Las celebrities han comenzando a dar una doble vida a los vestidos de novia y los lucen sin miedo en fiestas, eventos e incluso galas tan prestigiosas como los Oscar.

El último caso ha sido el protagonizado por Liberty Ross. El 14 de febrero de este año la modelo dio su segundo 'sí quiero' (ya había estado casada con Rupert Sanders que le fue infiel con Kristen Stewart) al productor musical Jimmy Lovine en Malibú. Tan sólo unos días después Liberty decidió que este mismo vestido de seda podía servirle para pisar la alfombra roja de una de las fiestas posteriores a la entrega de los Oscar 2016.

Publicidad

Y así lo hizo, aunque cambiando el peinado por un elegante recogido y añadiendo joyas y accesorios como el clutch negro que lució, que resultaban más apropiados para darle un toque 'red carpet'. La modelo ha causado un gran revuelo con su apuesta por no condenar un vestido tan especial al olvido de su armario.

Lo más popular

Aunque Ross no es la primera que se lanza a dar una nueva utilidad a su vestido de novia. En 2013 Keira Knightley ya nos sorprendía luciendo de nuevo su vestido de novia, un modelo corto de Chanel Alta Costura del 2006.

Pero la actriz fue mucho más allá de la simple reutilización. Primero lució este modelo en la entrega de los premios Premios BAFTA de 2008. Después, lo llevó en su enlace secreto con James Righton celebrado en 2013 en la Provenza francesa. Y para rematar, a finales del mismo año volvió a llevar el vestido en un gala benéfica. Eso es sacarle partido a una prenda de vestir y a nosotros nos parece una gran idea. Bien por Keira.

Pero también hay celebrities que lo hacen a la inversa. Beyoncé decidió asistir a la última gala de los Grammy con un vestido destinado a pasar por el altar, un modelo con transparencias de Inbal Dror. La cantante no lo estaba reutilizando pero nos parece muy curioso que para entregar un premio apostara por un vestido perteneciente a una colección de novias.

¿Estamos ante una revolución en toda regla sobre la alfombra roja? Todo apunta a que sí. Las ideas de estas famosas pueden convertirse en una gran salida para las novias de a pie que se ven obligadas a guardar su vestido en un rincón del armario para no volver a lucirlo nunca más. Así que ya sabéis, si os habéis casado o vais a hacerlo proximante, pensar que podeís dar una segunda oportunidad al modelo que os acompañó en uno de los días más importantes de vuesta vida. ¡Larga vida a los vestidos de novia!