Cuatro mensajes que reina Letizia ha querido mandar con su último look

Letizia ha sorprendido mucho con su último look con un vestido corto de Teresa Helbig. Pero nos ha dado la sensación de que la reina quería decirnos algo más con su elección.

Lo más popular

De un tiempo a esta parte venimos notando un cambio en el estilo de la reina. Determinados detalles que nos indicaban que nos encontramos ante una nueva Letizia. Su elección para la entrega del Premio de Periodismo Francisco Cerecedo no ha hecho más que confirmar nuestra teoría.

Publicidad

Letizia se decantó por un minivestido blanco y negro de volantes con apliques de cristal de Teresa Helbig que está en su armario desde hace ya varias temporadas. Lo combinó con unos salones negros de Prada y los pendientes que los reyes Juan Carlos y Sofía le regalaron en su boda.

Vale este es el look. Te puede gustar más o menos, pero lo importante es todo lo que Letizia nos ha querido decir con este estilismo. En concreto, estos cuatro mensajes:

Su cátalogo de firmas españolas se amplía

Desde el principio de los tiempos, si Letizia vestía moda española ya sabíamos que era o Felipe Varela o algunas firmas low cost como Zara, Mango, Uterqüe... Nada más. Pero desde hace un tiempo nos está dando algunas gratas sorpresas como este Teresa Helbig o el mono de Ángel Schlesser que escogió para los premios Mariano de Cavia.

Se atreve más

Siempre que la ocasión y el protocolo lo permiten, claro. Letizia está comenzando a arriesgar con sus looks. Es cierto que no abandona del todo la sobriedad (porque tampoco puede) pero este último look nos enseña que no tiene miedo a los comentarios, al qué dirán. ¿Una reina con minifalda? ¿A los 45 años? Pues sí, ¿por qué no? No es la primera vez (ni será la última) que estas cuestiones sobrevuelan el armario de Letizia. Pero la reina no está sola en esta batalla contra los estereotipos y los prejuicios más conservadores, no olvidemos la minifalda de la primera dama francesa Brigitte Macron.

Publicidad

Letizia se gusta

Publicidad

Y lo demuestra a pesar de la críticas. ¿Es que una reina no puede sentirse sexy y ponerse un vestido corto? ¿Un miembro de la realeza no puede apostar por tonificar sus brazos y presumir de ellos porque le da la gana?

Está pendiente de la tendencias

Esto es algo que siempre ha intentado conseguir, pero es ahora cuando más lo está consiguiendo. Su estilo está empezando a tomar algo más de forma y está dejándonos looks que intentan ser fieles a lo que vemos en las pasarelas o sobre una alfombra roja (nos viene a la memoria su vestido capa de Stella McCartney).

More from Elle: