La boda civil entre Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo

El linaje Grimaldi está hoy de enhorabuena: Pierre y Beatrice han contraído matrimonio con una ceremonia civil e íntima en los salones y jardines del Palacio Grimaldi. Te contamos los detalles de una fiesta que antecede a la ceremonia religiosa (próximo 1 de agosto) y que ha unido a la más pura elegancia monegasca con el spirito italiano.

More From Actualidad
20 articles
¿Corre peligro Chanel Nº 5?
Kim Kardashian y Kanye West están viviendo separados
Justin Bieber: "Instagram es para el diablo"

En el año 1956, Rainiero III y Grace Kelly se convertían en marido y mujer en el mismo lugar: el Palacio Grimaldi. Casi 60 años después, su nieto Pierre Casiraghi, hace lo propio con la periodista y descendiente de una de las familias nobles más ilustres del norte de Italia, Beatrice Borromeo, que ha confiado en Valentino Alta Costura para que le vista en este día tan especial.

Publicidad

La imagen de la pareja, que ha salido a la luz por primera vez en las redes de la casa de moda (@maisonvalentino), deja entrever el maravilloso vestido, fabricado en chifón de seda y encaje, en un color rosa pálido, y extremadamente delicado. Se trata de una evolución de un vestido que ya existía en la colección primavera-verano 2015 de la firma italiana, y que ha sido ideado especialmente por los directores creativos de la firma, Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli.

More From Actualidad
20 articles
¿Corre peligro Chanel Nº 5?
Kim Kardashian y Kanye West están viviendo...
Justin Bieber: "Instagram es para el diablo"
Irina Shayk recrea la mítica escena de 'Ghost' en...
Ikea comprará sus muebles usados y los pondrá a...

La joven pareja, que se conoció en la Universidad de Milán y considerada una de las más atractivas del panorama actual internacional, ha decidido dar el paso tras ocho años de relación. Dos son los actos que funcionan como pilares de su compromiso: la boda civil, un acto más íntimo e informal, y una ceremonia religiosa, que tendrá lugar el próximo 1 de agosto en el impresionante Lago Maggiore, en una de las islas Borromeas, propiedad de la familia de la novia.

Tras un breve acto civil, presenciado por unas 70 personas, el tradicional Cavagnëtu (así se llama al picnic acostumbrado en Mónaco y La Provenza) ha reunido a los novios con el resto de invitados en los jardines del palacio. La petanca y otros juegos populares han dado vida a esta fiesta veraniega que, cuanto menos, ha sido divertida, y poco convencional, fiel reflejo del carácter de Pierre y Beatrice.

Y es que todo lo que envuelve a la boda del menor de los Casiraghi invita a soñar con la boda más idílica, superando todo cuento de hadas: juventud, glamour, elegancia...  Algo que continuará el fin de semana próximo hecho más que empezar. El próximo fin de semana, viviermos la versión más romántica del ya joven matrimonio.