¿Qué llevan las celebrities cuando parece que no llevan nada?

Cada vez que vemos a una celebrity posando en una alfombra roja con uno de esos vestidos que dejan muy poco a la imaginación nos hacemos la misma pregunta, ¿pueden llevar ropa interior? Pues tenemos la respuesta: ¡Sí la llevan y es de lo más impactante!

More From Actualidad
20 articles
Solidaridad a domicilio
La vuelta de Cara Delevingne y otras curiosidades del desfile de Chanel
El videoclip más machista de Maluma

En el MET, en una fiesa post Oscars y más recientemente, en el último Festival de Cannes. Las celebrities no tiene miedo a lucir esos vestidos que justo un segundo después de verlos sobre la alfombra roja nos hacen preguntarnos, ¿llevan algo debajo?

Hasta ahora vivíamos con esa duda (y con los ojos un poco doloridos de tanto hacer zoom para ampliar la imagen e intentar encontrar una respuesta) pero por fin ha terminado el misterio.

Publicidad

Resulta que sí llevan algo, y es sorprendente. Los estilistas Mariel Haenn and Rob Zangardi (que trabajan con estrellas como Jennifer Lopez, Rihanna, Cara Delevingne o Rachel McAdams) han confesado a ELLE.com el mayor secreto de sus clientas.

More From Actualidad
20 articles
Solidaridad a domicilio
La vuelta de Cara Delevingne y otras curiosidades...
El videoclip más machista de Maluma
El vídeo del 'pre-show' de Victoria's Secret
La alfombra roja de los Fashion Awards

Se trata de un tanga adhesivo sin laterales que se pega al cuerpo de la famosa en cuestión por delante y por detrás (sí sí has leído bien, ¡se pega!) tapando lo justo para poder llevar un 'naked dress' con dignidad.

Entre sus virtudes, en la web en la que lo venden especifican que es transpirable, hipoalergénico y desechable.

Mariel y Rob añaden que se puede comprar en tiendas de disfraces (no nos queremos imaginar en que sección exactamente) y que esta 'prenda' es la que utilizan los actores cuando ruedan escenas de sexo.

Desde ahora cada vez que veáis a una famosa posando con uno de esos vestidos y esperéis el descuido que revele más de la cuenta o contempléis una escena subida de tono en una película, imaginaros a las estrellas con 'eso' pegado y... ¡adiós glamour!.