Dani Mathers: cómo una foto de Snapchat te puede llevar a la cárcel

Una conejita de Playboy, una mujer mayor desnuda, Snapchat, 'bodyshaming' y ahora la policía. La historia de una de las mujeres más odiadas en Internet se complica.

Lo más popular

A Dani Mathers, playmate, una foto de Snapchat le supuso perder su trabajo el julio pasado, que le vetaran en una cadena de gimnasios en Estados Unidos, un linchamiento en Internet y, ahora, puede que hasta 6 meses de cárcel.

La modelo publicó una foto en la que se podía ver a una mujer mayor desnuda en los vestuarios de su gimnasio con el siguiente mensaje "Si yo no puedo dejar de verlo, vosotros tampoco" y ella misma se tapaba la boca con cara de horror.

Publicidad

No sabemos si Dani pensó que era gracioso pero lo que sí sabemos es que se hizo una bola enorme en Internet que le condenaba por intentar avergonzar a una mujer que, en ese momento, desconocía que era 'trending topic' desnuda en el vestuario.

Dani pidió perdón. Bueno, al principio más bien dijo que eso era un mensaje privado que no tendría que haberse publicado para todos sus seguidores. Como disculpa, no funcionó. Al final acabó pidiendo perdón y desde este tuit no ha vuelto a dar señales de vida en Twiter.

Lo más popular

Pero la cosa no quedó ahí y LA Fitness, el gimnasio donde fue tomada la foto, puso una denuncia para proteger a sus usuarios. Según el periódico Los Angeles Times, el exponer la intimidad así de un persona puede conllevar una condena de meses y parece que, al final, la víctima ha sido localizada y quiere testificar.

A veces parece que las redes sociales son un territorio sin ley, pero cada vez más, las normas de la vida real están traspasando las pantallas y la ampliación que producen las propias redes tiene como resultado dos castigos: el establecido y uno social que puede llegar a ser aún más doloroso. Dani Mathers lo debe saber bien a estas alturas.