Melania Trump, así es la nueva Primera Dama

Todo lo que tienes que saber sobre ella.

Lo más popular

Donald Trump es el hombre del momento. El excéntrico magnate de la construcción, cuya melena es probablemente todavía más inquietante que sus decisiones. Hace algo más de un año decidió presentarse a la carrera electoral para Presidente de los Estados Unidos y, por si todavía no te habías enterado, lo ha conseguido. Sí, de verdad.

Después de una campaña en la que ha sido acusado de acoso sexual, tachado de racista y homófobo, de haber hecho declaraciones escandalosas o de lanzar mensajes contradictorios en sus discursos, ha sido el elegido para ocupar el Despacho Oval en la Casa Blanca. Sí, de verdad.

Publicidad

Durante estos meses hemos visto que a su lado le acompañaba su fiel esposa, quien permaneció a su lado después de que saliera a la luz un vídeo en el que el millonario asegura que puede hacer con las mujeres lo que él quiera. Esa mujer, con la que no sabemos si hace lo que quiere o toma sus propias decisiones, es Melania Trump. Pero, ¿cuánto la conocemos?

Melania Knauss (su apellido de soltera) nació en 1970 en Eslovenia, lo que la convierte en la primera Primera Dama no nacida en Estados Unidos desde hace dos siglos. Puede que te extrañe que con las políticas sobre inmigración que defiende su marido ella sea inmigrante, pero puede que hayas olvidado que se trata de Trump y, por lo visto, él hace lo que quiere con las mujeres. Su padre, de origen austriaco, se dedicaba a gestionar una franquicia de coches y motos, y su madre, eslovena de nacimiento, diseñaba y cosía en una fábrica de ropa.

Lo más popular

Empezó su carrera como modelo desfilando en París y Milán, pero fue en 1996 cuando decidió cruzar el charco y mudarse a Nueva York, después de conocer a Paolo Zampolli, fundador de ID Models Management, quien invitó a Melania a unirse a su agencia. Dos años después conocía al que se convertiría en su marido en una fiesta organizada por Zampolli, cuando él seguía casado con su segunda mujer, Marla Maples.

En el año 2005 Melania daba el 'sí, quiero' a Donald Trump en un fabuloso resort en Palm Beach y se convertía en la tercera mujer del magnate. Y suponemos que como "todas las mujeres odian los acuerdos antes del matrimonio porque quieren cazar fortunas" (en el libro de Trump El arte de volver) el magnate blindó su imperio del ansia de poder de su esposa. Asegura tener una buena relación con los hijos de su marido fruto de sus anteriores matrimonios, y hace 10 años nació Barron, el pequeño que tienen en común.

Durante la campaña presidencial de Donald Trump se ha mantenido siempre en un segundo plano, pronunciándose lo menos posible desde el principio, evitando así hacer declaraciones sobre los asuntos delicados de su marido. Pero teniendo en cuenta que "Las mujeres son, en esencia, objetos estéticamente agradables" (palabras escritas en el libro de su marido Trump 101) ¿para qué iba a decir nada?

En una de las escasas ocasiones en las que se le ocurrió decir algo resultó que ya lo había dicho anteriormente Michelle Obama. Vaya, pobre Melania, ¿todavía no te has enterado que calladitas estamos más guapas?

GIF

Cuando lo comprendió se dedicó a permanecer al lado de Donald muy quieta y perfecta, porque detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Hemos analizado el estilo de la exmodelo, quien sigue vinculada a la industria. El blanco es uno de sus colores preferidos, y es una apasionada de los volúmenes. Y lo demostró una vez más durante la noche electoral con este Ralph Lauren.

Aunque también tiene un lado arriesgado y le gusta lucir prendas con detalles de encaje en color negro.

En esencia, en todos sus 'looks' predomina el estilo 'lady'.

Pero todos tenemos un pasado, y ha habido un pequeño cambio en cuanto a estampados desde que le asesoran con su imagen.

Ahora que se muda a la Casa Blanca la veremos más a menudo, no sabemos si por méritos propios o por escándalos de su marido. Si es por el segundo motivo suponemos que tampoco importará mucho, porque como confesó Trump a Esquire en 1991: "Las noticias malas sobre ti no importan mientras tengas una novia sexy".