Victoria Beckham recibe la Orden del Imperio Británico

El príncipe Guillermo condecora a la diseñadora por su carrera en la industria de la moda.

Lo más popular

Cuando Victoria Beckham ya no esperaba ninguna otra sorpresa después de cumplir ayer 43 primaveras, hoy el príncipe Guillermo, por medio de una exclusiva ceremonia en el Buckhingham Palace, le ha hecho a la diseñadora el mejor regalo que nadie pueda imaginar: condecorarla con la Orden del Imperio Británico.

El motivo para recibir tal honor no podría haber sido otro que su brillante carrera en el mundo de la moda, esa que empezó cuando Victoria decidió enterrar a la 'Spice Pija' para situar su propio nombre sobre la pasarela, pero nada más y nada menos que desde el backstage, como diseñadora.

Publicidad

Tras la celebración, a la que acudió de la mano de sus padres y de su marido David, el que ya fue galardonado con dicho honor allá por 2003, una orgullosa y recién condecorada ex Spice Girl sólo tenía palabras de agradecimiento para la familia real británica, pero sobre todo para aquellos que habían permanecido al pie del cañón apoyándola cada día en esta trepidante aventura: "Es un absoluto placer estar en el Buckihgham Palce hoy. Estoy orgullosa de ser británica. Es un auténtico honor y placer recibir la Orden del Imperio Británico de la mano del Duque de Cambridge. Estoy muy contenta de compartir esta especial ocasión con mis padres y mi marido, sin su amor y su apoyo nada de esto hubiera sido posible".

Lo más popular

Victoria Beckham ha sido la primera en seguir su propio consejo. Se animó a sí misma, como hoy lo hacía con nosotros, a soñar grande y trabajar duro para conseguir cosas increíbles. Es el claro ejemplo de que todo esfuerzo tiene su recompensa. Así lo demostró cuando dejó pasar el tren de las 'Spice Girls' para en 2008 hacer su debut en la Fashion Week de Nueva York, fecha que la catapultó hasta los armarios de Eva Longoria, Gwyneth Paltrow, Kate Winslet o la mismísima Madonna. Más tarde ganaba los Premios de la Moda Británica en 2011 y 2014, donde compitió con diseñadores de la talla de Stella McCartney o Tom Ford, y ahora, algún tiempo y muchas colecciones después, la Orden del Imperio Británico.

More from Elle: