Famosas que no quieren ser madres

Porque no ven posible compaginar sus carreras profesionales con la vida familiar, porque no están dispuestas a hacer determinados sacrificios o porque simplemente no les da la gana. Estos son los motivos por los que algunas famosas han decidido no ser madres.

Publicidad

Jennifer Aniston

"No me gusta la presión que siento, que sienten las mujeres, que te has fallado a ti misma como mujer porque no has procreado. No creo que sea justo. Puede que un niño no haya salido de tu vagina, pero no quiere decir que no seas maternal con perros, amigos, los hijos de tus amigos. De mí se dice continuamente que estaba tan centrada en mi carrera y en mí misma que no he querido ser madre y eso es muy egoísta". En Allure. 

Publicidad

Cameron Diaz

"Es mucho más trabajo tener hijos. Tener vidas a tu cargo de las que eres responsable, eso no va conmigo. Eso hizo las cosas más fáciles para mí. Un bebé es para todo el día, todos los días durante dieciocho años... No te tener un bebé realmente facilita las cosas, pero no por ello es una decisión fácil. Me gusta proteger a las personas, pero no he querido ser madre". En Esquire.

Publicidad

Renée Zellweger

"La maternidad nunca ha sido una ambición. No lo creo así. Nunca he tenido expectativas como 'Cuando tenga 19 voy a hacer esto, y para cuando tenga 25 voy a hacer esto otro'. Simplemente me tomo las cosas como vienen, cada día en su momento, y si pasan cosas pues muy bien". En London Times.

Publicidad

Maribel Verdú

"Ser mujer no es sinónimo de madre. Ser madre es una opción, no una obligación. La gente debería dejar hacer al otro lo que le da la gana sin entrometerse en su vida, ya quiera tener siete, dos o ningún hijo. No entiendo por qué la gente tiene que opinar de lo que hacen los demás. Vive y deja vivir. Me molesta que quienes me lo preguntan sean siempre mujeres. A los hombres no les sorprende en absoluto. Creo que es algo muy machista, una cultura o una educación". En La Vanguardia.

Publicidad

Audrey Tautou

"Sentí la presión por ser madre hace años, cuando pasé la barrera de los 30. Era una presión eminentemente social. Me sentí algo culpable por no ajustarme necesariamente a la norma. Actualmente tengo muy asumido que mi personalidad es demasiado caótica como para llevar el tipo de vida que ser madre requiere, al menos de momento. Todo se andará, pero a mi propio ritmo". En elperiodico.com.

Publicidad

Kim Cattrall

"Trato de no escuchar los 'deberías' o 'podrías', y trato de ir más allá de las expectativas, la presión de grupo o tratar de complacer y simplemente escuchar. Creo que todas las respuestas son en última instancia razonables. Cuando contestaba preguntas sobre tener hijos, me daba cuenta de que mucha de la presión que sentía venía de fuentes externas, y sabía que yo no estaba lista para dar el paso de la maternidad". En O Magazine.

Publicidad

Ellen DeGeneres

"Probablemente habríamos sido grandes madres. Pero es un ser humano, y a menos que pienses que tienes excelentes habilidades y la unidad y pasión para hacer eso, es mucha la cantidad de trabajo y la responsabilidad que implica. No quiero cagarla con ellos". En People.

Publicidad

Portia de Rossi

"Empiezas a sentir presión cuando tienes treinta y algo y piensas '¿Voy a tener hijos para no perderme algo que otras personas parecen realmente amar? ¿O es que realmente quiero hacer esto con todo mi corazón?' No sentí que mi respuesta a esta última pregunta fuera 'sí' después de todo. Realmente tienes que querer tener hijos y ninguna de nosotras lo hizo". En Out.

Publicidad

Alaska

"No he renunciado a tener hijos por mi carrera, lo he hecho porque creo que no quiero tener hijos. Me gustan mucho los niños pero eso no es tener hijos. [...] Hay gente que necesita tener esa experiencia en su vida pero yo no, lo he tenido clarísimo siempre". En el programa 'En la tuya o en la mía". 

Publicidad

Ashley Judd

"Pensé que sería muy egoísta centrar nuestros recursos en crear nuestros propios bebés cuando esos mismos recursos y energía se podrían usar para ayudar a otros niños que ya están aquí, y además transformar el mundo en un lugar donde ningún niño tenga que nacer en la pobreza y el abuso de nuevo. Mi opinión no ha cambiado. Es una gran parte de quién soy yo". En sus memorias 'All That Is Bitter and Sweet: A Memoir'.

More from Elle: