Trucos para viajar en avión

Cómo llegar perfecta sin sufrir las consecuencias de viajar en avión

Llegar agotada y sin fuerzas después de un largo viaje en avión puede arruinar los primeros días de vacaciones. Si quieres aterrizar fresca y descansada, lee con atención estos consejos.

Elle.es - 03-03-2011

A la hora de viajar, tan importante es preparar la maleta como tu cuerpo para llegar a tu destino lo más fresca posible.
Antes de salir
- Aplícate abundante crema hidratante.
- Evita el maquillaje. No aguantará bien a 12.000 metros de altura.
- Hidrata también tu cuerpo. Con la presión y altitud te deshidratarás.
- Viaja ligera. Decídete por llevar una sola maleta con ruedas.
Durante el vuelo
¿Qué me pongo?
- Viste prendas amplias. Nada de ropa ajustada, sobre todo si es una talla pequeña, ya que con la disminución de la presión, nos hinchamos.
- Lo mejor para los viajes largos es vestir un pantalón tipo pijama o uno de lino y corte ancho, con un jersey. Es conveniente vestirse con varias prendas para adaptarse a los distintos cambios de temperatura.
- Escoge un sujetador sin aros, para que no se te clave ni moleste.
- En los vuelos superiores a seis horas, si no quieres tener las piernas pesadas, lleva contigo un escabel (o un bolso que puedas pisar) para poder mantenerlas en alto. Si tienes problemas de varices, consulta con tu médico.
- Respecto al calzado, lleva zapatos flexibles y a ser posible que te estén un poco grandes. Evita descalzarte, ya que los pies suelen hincharse durante el trayecto y, a lo mejor, luego no te puedes volver a poner los zapatos.
- Si llevas lentillas, quítatelas y ponte gafas, porque se te resecarán los ojos.
- No lleves medias de lycra, que oprimen la pierna y dificultan la circulación. Mejor unos calcetines de algodón.
¿Qué bebo?
- Bebe, bebe y bebe para contrarrestar el aire seco de la cabina. Para un viaje largo son necesarios como mínimo dos litros de agua. Lleva tu propia botella de agua mineral –no es cuestión de estar llamando a la azafata cada cuarto de hora–.
- Evita las bebidas que contengan gas, el alcohol y la cafeína.
La hora del sueño
- Di no a los antifaces de material sintético: mejor los de algodón o de seda.
Trucos de relajación
- No cruces las piernas.
- Estírate como un gato.
- Cada hora, levántate y camina.
- Flexiona los tobillos tan a menudo como te sea posible. También intenta separar los dedos todo lo que puedas.
- Si te pones nerviosa al despegar, al aterrizar o cuando se producen turbulencias, puedes hacer algunas de estas actividades: dar un paseo por el avión, ver películas, conversar, escuchar música relajante, coser, dibujar, hacer crucigramas o pasatiempos...
- En situaciones de ansiedad, es muy importante una respiración intensa, lenta y profunda para eliminar la sensación de fatiga muscular y de nerviosismo.
Consejos de belleza
- Hidrata de vez en cuando tu piel y tus labios con una crema nutritiva.
- Para evitar los ojos rojos e hinchados, aplícate una máscara relajante impregnada en gel. Las encontrarás a la venta en farmacias, perfumerías o en grandes superficies comerciales.
Antes de aterrizar
- La toallitas desmaquillantes devuelven la frescura a la piel en un tiempo récord. Además, al ser tan suaves son perfectas para refrescar las axilas antes de usar el desodorante.
- También puedes optar por los vaporizadores con agua termal, que borran los signos de cansancio y el aspecto apagado de la piel.
- Maquíllate ligeramente (basta un poco de colorete de un color suave, máscara de pestañas waterproof y brillo de labios), perfúmate con un poco de agua de colonia fresca y mastica algunos caramelos de menta para refrescar el aliento. ¡Y ya estás lista para disfrutar de tu merecido descanso!

Los secretos de las modelos
- En el avión, nunca toman la misma comida que el resto de los mortales. El plato perfecto: prepara un pequeño pica-pica. Todo debe ser muy ligero: crackers, frutas, ensalada de legumbres… Da prioridad a la fibra
y sobre todo no tomes nada de grasa: carnes, quesos…
- Después de un largo trayecto en avión, la top Naomi Campbell acude a algún lujoso SPA. Cuando vuela a Japón, su favorito es el Tokyo Beauty Center. Otra solución –mucho más asequible– es darte un baño caliente con sales relajantes.
- Elle Macpherson nunca sale de viaje sin una pashmina. Este chal es el accesorio obligatorio para soportar el frío del avión.

Suscríbete a DeViajes