Elige a la carta el color de tus ojos

Técnicas que consiguen la mirada que quieras y para siempre.

Lo más popular

Todo indica a que vivimos en una sociedad donde ni siquiera nos conformamos con el color de serie de nuestros ojos. Y como transformamos lo que menos nos agrada de nuestro cuerpo a golpe de cincel, estos parecen ser también un terreno explotable.

Lentillas de colores, implantes plásticos, tatuajes corneales... Muchas han sido las maneras de transformar el color original del iris o al menos camuflarlo hasta ahora. Pero ni todas son igual de seguras ni duran lo mismo. Seguramente no sabías de la mayoría de estas técnicas, lo que tiene sentido, ya que no hablamos de prácticas seguras ni homologadas.

Publicidad

Sin mencionar las primeras, los implantes plásticos y los tatuajes corneales han sido un 'boom' estético muy peligroso en los últimos años. De ello se han aprovechado los 'piratas' oculares, provocando en varias ocasiones grandes problemas a largo plazo como cataratas, glaucoma y consecuencias todavía más graves.

¿Podemos cambiar el color de nuestros ojos para siempre?

Lo más popular

La respuesta es: sí, podemos pero con matices.

LAS OPCIONES MÁS SEGURAS Y PERMANENTES

Podríamos hablar de dos en concreto:

Queratopigmentación: lleva diez años en el mercado como tratamiento médico y ahora, como fin estético. Es la evolución del tatuaje corneal, se crea una lámina dentro de la córnea a través de una incisión y se rellena con una tinta del color deseado (pigmentos micronizados). Aquí sí podríamos elegir el color de ojos que queramos. El riesgo es muy bajo pero se considera cirugía.

Láser ocular: todos nacemos con los ojos azules en un primer momento y con el paso del tiempo la melanina inunda el iris en la mayoría de nosotros. Este procedimiento es no quirúrgico y eliminaría mediante láser esa capa de pigmento. Sacando a relucir, el azul, gris, o verde que tenemos debajo. Esta práctica aún no está aprobada por ningún organismo oficial pero ya se hacer en Estados Unidos desde hace 6 años en la clínica Strobe y en España desde hace 3 en Barcelona en la clínica NewEyes. Se hace entre 4 o 6 sesiones de 20 segundos y es irreversible.

Ambas cuestan alrededor de 2000 € y éste es un vídeo explicativo de la clínica española:

LOS EXPERTOS OPINAN

Ambos tratamientos están en espera de una aprobación oficial, el problema es que no dicen qué tipo de láser utilizan y los oftalmólogos no entienden cómo esa radiación no afecta a todos aspectos o dejar algún tipo de consecuencias, como un glaucoma pigmentario.

Otro de los problemas es la cantidad de luz que no está acostumbrado a recibir un ojo marrón, al no tener ese escudo de melanina, tendría que ver si la fotosensibilidad se vería afectada.

Tendremos que esperar a saber si hablamos de una técnica segura, pero desde luego, los avances en estética no tienen ningún límite.

More from Elle: