Tener problemas económicos engorda

Un poder adquisitivo bajo parece acarrear otros problemas independientes de la falta de dinero… Al menos, esa es una de las conclusiones que se extraen de un estudio sobre las mujeres españolas.

El Estudio de Hábitos de Vida Saludable y Bienestar en la Mujer, promovido por el Instituto DKV y la Universidad Rey Juan Carlos, cumple su tercera edición analizando la salud y las buenas costumbres de las mujeres en España. En su edición 2016, un llamativo dato ha captado nuestra atención: las mujeres que perciben su situación económica como ‘mala’ o ‘muy mala’ tienen una mayor tendencia al sobrepeso y la obesidad. Por el contrario, aquellas que consideran su situación como 'buena' o ‘muy buena’ se sitúan mayoritariamente en un peso normal.

Publicidad

Además, esta no es la única variable del estudio que relaciona el peso con otros factores: según esta misma investigación, a mayor nivel de estudios, mayor proporción de mujeres con un peso dentro de la categoría ‘normal’. De este modo, las encuestadas que se encuentran dentro de la categoría ‘sin estudios’ presentan un IMC (Índice de Masa Corporal) normal en el 25% de los casos. La proporción aumenta a más del 42% en el caso de las mujeres con estudios secundarios, mientras que aquellas con estudios de master o doctorado presentan un IMC normal en el 67,2% del total. 

Lo más popular

Independientemente del poder adquisitivo o el nivel de estudios, esta investigación deja al descubierto las malas costumbres de las mujeres en España: menos de un tercio de las españolas sigue unos hábitos de vida saludables, a pesar de que la cifra ha aumentado desde 2015.

Pero no todo son noticias negativas: con respecto al año anterior, ha aumentado el número de mujeres que practica deporte (de un 24,8% en 2015 a un 29,5 en 2016) y también el de aquellas que realizan cinco comidas diarias (situándose casi en el 50%). Según datos del Instituto DKV, las mujeres que realizan cinco comidas al día tienen una incidencia del sobrepeso menor que las que hacen tres.

El Estudio de Hábitos de Vida Saludable y Bienestar en la Mujer se realiza encuestando a una muestra de 3000 mujeres distribuidas por cuotas de edad y Comunidades Autónomas y pretende, según el Instituto DKV, promover la mejora de la salud y la calidad de vida de la población.