¿Sabemos usar bien la crema hidratante?

¿Cada cuánto tiempo tenemos que hidratar la piel? ¿Se puede usar la misma crema para el día y para la noche? Esto es lo que debes hacer y lo que no en el ritual 'beauty' por excelencia. ¡Toma nota!

Lo más popular

Es un secreto a voces que a todas nos encanta lucir un cutis sano y luminoso pero la edad, la contaminación, el estrés o la falta de cuidados hacen que nuestra piel adquiera un aspecto áspero, reseco y envejecido. Y es precisamente aquí donde la hidratación juega un papel esencial, nutriendo nuestra piel y protegiéndola de agresiones externas que pueden afectar a su equilibrio natural. Aunque pueda parecer sencillo, lo cierto es que es muchas de nosotras no hidratamos nuestro cutis como se debería. Pero, tranquila, te contamos qué debes hacer y qué no para lucir una piel de cine. ¿Preparada?

Publicidad

Lo que SÍ debes hacer

1.Elige la crema hidratante que más le convenga a tu piel: El primer paso para lucir una piel sana y nutrida es saber reconocer qué tipo de piel tienes y elegir cuál es la crema hidratante que mejor se adapta a ti. Solo de esta forma conseguiremos que aumente su eficacia al 100%. Por ejemplo, para pieles secas, lo más recomendables es optar por un producto que bloquee la humedad como Aquasource Nutrition de Biotherm, mientras que para las pieles más sensibles se aconseja una crema humectante como Life Plankton Sensitive Emulsion de Biotherm, que protege, nutre y repara las células de tu cutis.

Lo más popular

2. Adapta tus productos al cambio de estación: No usas la misma ropa en verano que en invierno, ¿verdad? Pues lo mismo ocurre con las cremas. Aunque pueda parecer una tontería, lo cierto es que durante los meses más fríos nuestra piel está mucho más seca y desnutrida que en los meses más cálidos, perdiendo elasticidad y provocando esa molesta sensación de tirantez al gesticular. ¿La solución? Apuesta durante estos meses por una crema intensamente hidratante como Aquasource Cocoon de Biotherm, con el fin de regenerar la piel y aportarle la nutrición que necesita en los meses más fríos.

3. Usar crema con protección solar: No nos cansaremos de decirlo. Por mucho frío que haga o por muy nublado que esté los rayos UV siguen penetrando a través de las nubes y pueden provocar la aparición de manchas y de arrugas en tu piel. Para que esto no ocurra echa mano siempre de una crema hidratante que contenga, al menos, un 30 de SFP. No solo le harás un favor a tu piel cuando salgas a la calle, sino que ahorrarás tiempo en tu rutina de belleza al utilizar dos productos en uno.

Lo que NO debes hacer

1.Usar la misma crema de día y de noche: Aquí (casi) seguro que te hemos pillado. ¿Usas el mismo producto para hidratarte sin tener en cuenta el momento del día? Vale, puede pasar, pero tienes que ser consciente de que la formulación de cada crema es distinta y que, dependiendo del momento del día, nuestra piel tendrá unas necesidades u otras. Mientras que la crema de día contienen filtros solares y propiedades hidratantes que mejoran el acabado del maquillaje, las de noche se centran en otro tipo de problemas como la renovación de las células.

2.Cambiar constantemente de productos: Que tengas que sustituir las cremas que utilizas en verano por otras adaptadas a los meses más fríos no quiere decir que tengas que cambiar tus productos todos los meses. Y es que aplicarte distintos principios activos cada poco tiempo puede llegar a asfixiar a la piel y dilatar sus poros. Si quieres sacar el máximo provecho a tu ritual de belleza lo mejor es que mantengas tus hidratantes al menos durante dos meses.

3. Que tu crema sea la base de toda tu hidratación. Nos creemos que tener el mejor producto del mercado ya nos asegura tener una piel reluciente y nutrida. Y, sí, los cosméticos son esenciales para ayudarnos a conseguir un cutis como el de un bebe, pero tampoco hacen todo el trabajo. Igual de importante es hidratarse por fuera que por dentro. Por eso, no te olvides de beber entre 6 y 8 vasos de agua al día- o, lo que es lo mismo, 2 litros diarios-, como parte de tu ritual de belleza. En un par de semanas alucinarás con el resultado de combinar ambos métodos.

More from Elle: