Llega el final del 'wardrobing'

Es una práctica más habitual de lo que creemos. Según un estudio de la empresa 'Chekpoint Systems', una de cada tres compradoras reconoce que hace 'wardrobing', que no es otra cosa que devolver en las tiendas prendas y accesorios que ya ha estrenado. Pero según ellos, tiene los días contados y nos explican por qué.

Más de Actualidad
20 articles
Mango te lo pone (aún ) más fácil
Por qué debemos decir NO a la 'operación bikini'
El dispositivo funciona de la misma forma que el E

Varios estudios internacionales aseguran que sólo usamos el 20% de la ropa que tenemos en el armario. Por eso, durante muchos años la técnica denominada 'wardrobing' se ha incrementado, con el fin de recuperar la inversión en ropa o para seguir comprando sin que la economía se resienta. Hay gente que cambia ropa que ya ha estrenado ¡todas las semanas! e incluso lo hacen con calzado.

Parece que esta práctica está llegando a su fin ya que la empresa Chekpoint Systems ha diseñado el 'Shark tag' un pin que se engancha en la parte delantera de las prendas y que solo puede ser extraído cortándolo con unas tijeras. Por supuesto es imposible de ocultar y no puede volver a ponerse de ningún modo. De esta forma las tiendas tendrán la garantía de que las prendas que tengan este sistema en perfectas condiciones no han sido estrenadas.

Publicidad

No es la primera vez que se intenta poner solución a este problema que se presenta en muchas tiendas y grandes superficies. En 2013 Bloomingdales inventó (para sus prendas más caras) una etiqueta de plástico enganchada con un sistema de enganche similar que sólo se puede quitar de manera irreversible.

A partir de ahora, por fin podremos tener la seguridad de que compramos prendas que no hayan sido usadas.

More from Elle: