Preparada, lista... ¡ya!

Para estar radiante en tu boda, debes seguir unas rutinas beauty que deberían empezar seis meses antes. Si te has decidido a dar el gran paso la próxima primavera o verano, este calendario te ayudará a planificar todos los cuidados necesarios para estar estupenda el gran día.

Lo más popular

Cuidados corporales, faciales, hidratación, coloración, maquillaje, peinado... Muchos son los frentes abiertos de una futura novia. Un calendario y una buena planificación harán que todas estas tareas beauty se conviertan en un lujo para los sentidos y en un descanso en medio de tantos preparativos.

12-6 meses antes: Ponerse en forma. Es el momento de valorar si te sobran algunos kilitos y empezar una dieta equilibrada para perder entre 1 y 2 kilos al mes y evitar efectos rebote. Combínalo con ejercicio: gimnasio, running, natación o caminar durante 45 minutos al día.

Publicidad

8-6 meses antes: Investigar peinado y maquillaje. Averigua qué peluquerías y centros de estética hay por tu zona adecuadas a tus necesidades y presupuesto. Si ya has decidido también tu vestido, puedes ir pensando tu tipo de peinado y maquillaje.

6 meses antes: Blanqueamiento dental. Acude al dentista para una revisión y pídele consejo sobre un blanqueamiento: el tratamiento puede durar entre seis meses y cuatro semanas. Si puedes, deja el tabaco, que amarillea los dientes y reseca la piel.

Lo más popular

5 meses antes: Rutina casera de limpieza. ¿No la sigues aún? ¡Empieza ya! Y si ya la haces, ¿por qué no cambiar tu neceser, añadiendo esas cremas sofisticadas que siempre has deseado probar pero que nunca te has atrevido? ¡Date un capricho!

3 meses antes: Despigmentantes. Ya sean por restos de sol, por hormonas o por algún fármaco, esas manchitas pueden afearte mucho el día D. Acude al dermatólogo para que las revise e inicia un tratamiento antimanchas; necesitan tiempo y constancia para surtir efecto.

3 meses antes: Exfoliación de cara y cuerpo. Para renovar tu piel y favorecer la acción de los cosméticos, necesitas retirar con cierta frecuencia las células muertas. Realiza una exfoliación semanal del rostro y una corporal cada quince días (esta última, durante la ducha matinal).

3 meses antes: Anticelulitis. Después de unos meses de ejercicio, notarás el cuerpo más tonificado, pero no sobra una rutina anticelulítica. Aplicar diariamente una crema es la solución más práctica, aunque puedes optar también por hacerte masajes, presoterapia...

2 meses antes: Pelo y maquillaje. Es el momento de iniciar las pruebas del pelo y maquillaje. Si necesitas cortártelo, hazlo ahora. Si vas a usar velo, no lo olvides llevar a la peluquería. Sé sincera; si no te gusta lo que te están haciendo, dilo desde el primer momento, no debe haber malentendidos.

15 días antes: Limpieza facial. Acude a un centro de estética para realizarte una profesional. Insiste en que trabajen bien los poros, las espinillas, los puntos negros y en conseguir un aspecto luminoso y radiante.

15 días antes: Cejas. Dale forma a tus cejas para enmarcar tu mirada y, si es necesario, depílalas. Pero hazlo con unas dos semanas de antelación para que no aparezcan los temidos puntitos rojos.

15 días: Coloración. En la peluquería te darán el mejor tinte para tapar las canas, cambiar de color o aplicarte reflejos, si lo deseas. Con 15 días tendrás tiempo para revertir el proceso si no te convence.También es ahora el momento de nutrir y dar brillo el cabello con mascarillas o hidratantes. Cierra las citas para el día de tu boda.

Una semana antes: Pestañas. Si tienes las pestañas pequeñas, o apenas se ven, puedes realizar un tratamiento para ondularlas o teñirlas.

Una semana antes: Manicura y pedicura. La manicura tiene que ser impecable porque las manos suelen ser un recurso habitual en las fotos. Una buena pedicura es clave para estar cómoda en un día en el que pasarás mucho tiempo de pie.

Dos días antes: Depilación. ¿Medias piernas o enteras? ¿Te vas a hacer los brazos? ¿Aprovecharás para hacerte algo especial en las ingles? Piénsalo, pero la depilación debes hacerla un par de días antes de la boda, para no tener la piel irritada. Una buena crema hidratante también ayudará.

El día antes: Descansar y dormir. Come ligero y sano, da un buen paseo para quitarte los nervios, procura tener todos los preparativos a punto para no estresarte. Y duerme al menos ocho horas, el sueño es el mejor tratamiento de belleza.