Polaroids para todos

¿Quieres sorprender a tus invitados el día de tu boda y, a la vez, quedarte con un recuerdo muy especial de todos ellos? Te proponemos una idea muy sencilla y especial, hacer un gran photocall para todos los asistentes

¿Estás pensando en el álbum de tu boda? ¿Quieres tener un recuerdo de los asistentes, pero no quieres que sea la típica imagen de todos en la escalera de la iglesia o en el jardín del lugar de celebración? ¡Pues deja que tus amigos se suelten el pelo! Lo único que tendrás que hacer es darles las herramientas o, mejor dicho, el cartón. Te proponemos hacer un 'photocall' con forma de Polaroid.

Publicidad

Solo tienes que coger un cartón grande, de unos dos metros y medio de alto. También te puede valer un corcho o un plástico; un material que sea rígido pero que a la vez lo puedas mover fácilmente y con seguridad. En él, tienes que dibujar la conocida forma de las polaroids con el contorno redondeado (el tamaño dependerá de qué quieres que aparezca en las fotos: todo el cuerpo, solo la cara, medio cuerpo...) y cortar el interior para que quede un hueco.

Lo más popular

En la parte inferior de la Polaroid, la más ancha, pon vuestros nombres y la fecha del enlace. Utiliza rotuladores o incluso sprays de graffitti, deja volar tu imaginación para escribir un pie de foto lo más divertido posible. Incluso puedes hacer un dibujo o emoticono, si te apetece.

Ubícalo en algún lugar del sitio donde celebres la boda: un jardín, una pared bonita, un fondo blanco... Pon al lado una mesita con una cámara digital y unas instrucciones sencillas: "Pasa, hazte tu foto en el marco Polaroid y déjanos un buen recuerdo". También puedes darles la libertad para ir moviendo el cartón y que cada invitado lo sitúe donde más le guste.

En la mesita, quizás puedes dejar un cesto con atrezzo para disfrazarse: bigotes, pelucas, gafas, trompetas, una pajarita, lápices de labios de colores... O unas pizarritas con tizas o con rotuladores para que la gente pose con mensajes que queden para el recuerdo.