Ideas para una boda vegetariana

Se calcula que casi un millón de personas en España sigue algún tipo de alimentación vegetariana. Si tu pareja y tú pertenecéis a este cada día más amplio colectivo, ¿por qué no compartir la elección con el resto de invitados?

Lo más popular

El vegetariano no come ningún tipo de carne, pescado, marisco, vísceras, caza ni embutidos. Sigue una dieta basada en cereales, legumbres, frutos secos, semillas, verduras y frutas, acompañada o no de huevos y derivados de la leche.

Hay tres tipos de vegetarianismo: el más común es el ovolactovegetariano, que consume lácteos y huevos (camperos o ecológicos); le sigue el lactovegetariano, que toma leche y, por último, el vegano, que no come ningún alimento derivado de animales (en nuestro país se calcula que son un 30-40% de los vegetarianos).

Publicidad

Luego hay dietas no propiamente vegetarianas pero que derivan de este estilo de vida, como el flexitarianismo –vegetarianos que comen a veces productos animales- o los partidarios del ‘raw food’, que consumen crudos todos los alimentos.

Si tú y tu pareja pertenecéis a este grupo de población que ha decidido cambiar su alimentación, podéis estar tranquilos: también en vuestra boda se puede ofrecer un menú exquisito que sorprenda y haga las delicias de todos vuestros invitados. Estas son algunas ideas.

Lo más popular

Cóctel. Un buffet muy variado de ensaladas puede ser una buena solución, para que cada comensal se sirva el surtido y la cantidad que quiera. También lo es una degustación de quesos (mejor con cuajo vegetal, como el de moho blanco o la Torta del Casar).

Pinchos de calabacín con tomate, croquetas de calabaza, patés vegetales de aceitunas, champiñoneso o espárragos, hummus (crema de garbanzos) o mutabal (crema de berenjenas) untados en tostadas de pan, zanahoria, pimiento y apio podrían completar la selección.

Platos principales. Opta por alimentos frescos vegetarianos o bien, para asimilar un poco más el menú al del omnívoro, utiliza sustitutos como el tofu, el seitán o el tempeh. La lasaña o el carpaccio de verduras, pasta con setas, quiches de puerros y calabacín, tarta de espinacas y cebolla son algunos platos que van a gustar a todos.

Si quieres sorprender a los invitados, prueba con opciones más veganas, como la tortilla de patatas sin huevo (se hace con harina de garbanzos), el ceviche de tofu y champiñones o una marinada de seitán con cintas de hortalizas. Como todo, si se cocina bien, es una auténtica delicia.

Postre. Juega con la fruta y el chocolate como ingrediente principal del postre: una fondue de chocolate con brochetas de fruta es una buena opción, y también el brownie con sorbete de frutas del bosque, el flan vegano de chocolate y almendra o unas tartaletas dulces de melocotón.