¿Velo o mantilla?

Elige qué llevarás el día de tu boda. 

velo-o-mantilla

Todo esta permitido. Solo tú puedes elegir qué llevarás el día de tu boda para complementar el vestido, y cada vez son más las novias que optan por tocados exquisitos, coronas de flores o joyas vintage. Sin embargo, el velo y la mantilla no han perdido su simbolismo y su aire romántico.

La tradición determinaba que un sutil velo blanco de tul cubriera el rostro de la novia hasta el final de la ceremonia y el beso ante el altar. También se establecía que el velo debía llegar hasta la cintura si era corto y sobrepasar el vestido o la cola, si era largo. Estos conceptos se ha reinventado y ya puedes elegir entre velos de todos los tamaños que incluso se colocan sobre los hombros y suavemente prendido en el pelo, como hizo Carolyn Bessette en su boda con John Kennedy, el enlace que revolucionaría la estética nupcial. Velos sobrios sin adornos, con detalles de blonda, puntillas de estética vintage o telas cuajadas de flores, todo es fabuloso si combina con el corte del vestido y el carácter de la novia.

En cuanto a la mantilla española, su confección artesanal hace que sea una pieza muy especial. mucho más si es una herencia familiar. Es de encaje: organza, blonda y chantilly son los más comunes, tejidos con una caída perfecta para combinar con vestidos de novia de estilo boho o aire retro. Aquí tienes algunos ejemplos de celebrities que se descantaron por el velo o la mantilla.

Publicidad

Kate Moss

Kate Moss eligió un velo vintage, rematado en blonda de encaje y sujeto con una diadema con flores bordadas, a juego con su vestido de Galliano. 

Adriana Herrera

Adriana eligió un diseño de su madre, Carolina Herrera, y una mantilla española de encaje sobre un recogido suave.

Publicidad

Kate Middleton

Kate Middleton, que llevaba un diseño de Sarah Burton para Alexander McQueen, lo completó con un velo de capas de tul suave, de seda color marfil con un recorte de flores bordadas a mano por la Real Escuela de Costura del Reino Unido. POr decisión propia, llevó el pelo suelto. 

Laura Ponte

Laura Ponte llevaba una mantilla antigua de encaje de Bruselas  tal y como se llevaba en los años veinte, cubriéndole completamente la frente y sujeto con la diadema de brillantes y zafiros que la infanta Pilar le prestó para la ocasión.

Publicidad

Carolyn Bessette

Eligió un vestido minimalista de Narciso Rodríguez en saten de seda cortada al bies, con un velo corto de tul prendido en un recogido bajo.