Cartier da en el clavo

Cuarenta años después de que el diseñador italiano Aldo Cipullo creara uno de los brazaletes más emblemáticos de Cartier, Juste Un Clou –solo un clavo–, sigue pisando fuerte y estando de plena actualidad.

Es un emblema de la Maison francesa. Nació en la década de los 70 en Nueva York, en plena ebullición de la libertad y el inconformismo, del movimiento hippie y la lucha contra el sistema. Un cóctel de energías y sentimientos que sirvió de inspiración a Aldo Cipullo, diseñador de Cartier, para crear Juste Un Clou. Ningún otro objeto podría haber definido mejor las corrientes sociales de la época. Un simple clavo, un objeto sencillo y cotidiano al que la firma supo otorgarle el poder necesario para convertirlo en una pieza extraordinaria.

Publicidad
Publicidad

Aldo Cipullo sabía como ningún otro, mantenerse en todo momento, en la cresta de la ola. Y es que, unos años antes de que Juste Un Clou se convirtiera en una joya de culto, el diseñador ya revolucionó el mundo de la Alta Joyería con el brazalete Love. Un símbolo del amor más representativo de la generación abanderada por el "haz el amor y no la guerra" y que conquistó a celebrities tan influyentes como Liz Taylor o Sofía Loren.

Juste Un Clou

Con Love, el diseñador fetiche de Cartier había dejado el listón muy alto, pero volvió a conseguir un éxito rotundo con Juste Un Clou. Una pieza única, transgresora y que plasmaba las credenciales de rebeldía y poder características de los jóvenes de los años 70.

Obra de arte

Juste Un Clou no solo ha pasado como una joya de generación en generación, también ha servido de fuente de inspiración para artistas de todo el mundo. Por ejemplo, la fotógrafa Cerise Doucède, plasmó su particular punto de vista de los brazaletes de Cartier, en una exposición que ha viajado ya por ciudades tan importantes como Bruselas, Sao Paolo, Milán o Tokio. Hechos con miles de pequeños clavos y tuercas colgados en alambres transparentes, simulando levitar, la artista francesa recreó a la perfección dos de las figuras más emblemáticas de la firma, 'Juste Un Clou' y 'Écrou'.

Una joya, seis versiones

Convertido en un pilar indiscutible para Cartier, Juste Un Clou se ha convertido en una importante colección que reinterpreta el mítico brazalete, en seis versiones que combinan el oro amarillo, blanco y rosa, con el pavé de diamantes. Con un diseño transgresor, esta colección unisex llena de piezas simples pero sofisticadas refleja el espíritu de la mujer de hoy, moderna, valiente y espontánea, que sabe lo que quiere y lucha por ello. En collares, pendientes, anillos y, por supuesto, brazaletes, Juste Un Clou sigue más fuerte que nunca.

Una pieza única y atemporal, que aporta personalidad y sofisticación. Al igual que en la década de los 70, Juste Un Clou es el objeto de deseo de las estrellas de hoy.

Descubre toda la colección

1/ 13
La campaña de Cartier nos presenta una joya con personalidad que trasciende lo común y lo hace extraordinario
2/ 13
Sortija Juste Un Clou de Cartier en oro rosa
3/ 13
Desenfrenada, alocada, espontánea, festiva y libre, así es la mujer Cartier de Juste Un Clou
More from Elle: