Cómo elegir el sujetador perfecto

Cada escote y pecho es un mundo, y los sujetadores siguen estándares. Es por ello que nos resulta complicado a veces elegir el que se nos adapta, y no todas saben la diferencia entre copa y contorno ni siguen los consejos correctos para acertar. Te lo contamos.

Lo más popular

"Yo tengo una 85". ¿Cuántas veces has oído a amigas tuyas hablar de su talla de sujetador con sólo un número? Seguro que muchas. Hay que tener dos conceptos muy claros: el contorno y la copa.

El contorno: se mide colocando un metro por debajo del pecho midiendo el perímetro y sumándole +15. Te dará un número 'A', no lo olvides. Es lo que corresponde a 75, 80, 90, 95...

La copa: la letra se obtiene midiendo el contorno más voluminoso (se mide colocando el metro en horizontal entre ambas areolas rodeando la espalda) y también el perímetro justo debajo del pecho (el que has hecho antes, pero sin sumarle el +15). Llamaremos 'B' a este número. Si restamos A - B el resultado puede ser desde 12 hasta 30 o más, en los estándares más comunes (Mirar tabla abajo).

Publicidad

Una vez que sabemos la talla completa debemos contemplar los siguientes factores:

1. No te compres sujetadores cuando estés ovulando o tengas la regla. La talla puede variar.

2. Un sujetador no debe apretar, ni sacar pliegues, ni dejar marcas. Debe ser cómodo y respetar la forma del pecho y la espalda.

3. El tirante por detrás no debe quedar más abajo de la línea baja del pecho. Ni ser demasiado corto, ni demasiado largo. No tiene que dejar marcas en los hombros.

Lo más popular

4. Un sujetador es una sujeción, no es cosmética. El material, el ancho del tirante, el tipo de aro, esas cosas, son importantes.

5. El aro tiene que estar pegado al tórax, no puede estar despegado o invadiendo el pecho de forma ascendente.

6. No te aferres al pasado. Tu cuerpo cambia con la edad y el pecho también. Revisa tus medidas frecuentemente para elegir el sujetador correcto.

7. Cuando más fino es el tirante y más pesado el pecho, más se clavará en la piel. Si tienes un pecho grande, usa un tirante cómodo y no demasiado fino para que resista bien el peso.

8. Si se trata de casos especiales como lactancia, operaciones de pecho, mastectomías, para un deporte concreto... deberás hablar con tu especialista qué tipo de sujetador te conviene más y dónde puedes comprarlo.

9. Pruébate todo. Aunque tengas tu talla clara, cada tienda es un mundo. No compres un sujetador sin probártelo, nunca. Puede que en casa te lleves una sorpresa.

10. Un sujetador para cada una causa. Es decir, si buscas realzar, rellenar, ir cómoda, sin tirantes... tendrás que escoger un modelo diferente de sujetador.

"

Tabla de copas de sujetador

Entre 12 - 14: corresponde a copa A.

Entre 14 - 16: corresponde a copa B.

Entre 16 - 18: corresponde a copa C.

Entre 18 - 20: corresponde a copa D.

Entre 20 - 22: corresponde a copa E.

Entre 22 - 24: corresponde a copa F.

Y así sucesivamente.

"