Turismo de bisturí

Un año más, con la llegada del verano y las vacaciones, cientos de españolas deciden emprender el viaje de su vida y volver "siendo otras". ¡Ojo! porque lo puedes pagar caro.

Lo más popular

Un año más, con la llegada del verano y las vacaciones, cientos de españolas deciden emprender "el viaje de su vida" y volver "siendo otras". Han contratado un paquete ocio-sanitario y se disponen a coger una avión con rumbo a un país en el que no sólo van a realizar turismo sino también a someterse a una operación de cirugía estética. Ya existen agencias dedicadas exclusivamente a esta modalidad turística. Así, mientras te invitan a descubrir la noche boliviana de Santa Cruz o las misiones jesuitas de San Javier, te ofrecen un completo listado de precios, que, en líneas generales suponen la mitad del coste del precio en España. Es el llamado Turismo de Bisturí que, a priori, parece una decisión de lo más acertada: aprovechar las vacaciones para realizarse un retoque a un gran precio. Pero, "puede suponer un grave riesgo para la seguridad de los pacientes", advierten desde la AECEP (Asociación Española de Cirugía Plástica y Estética). Y advierten que no es lo mismo operarse en un país extranjero, con un profesional acreditado (que los hay muy buenos), con todas las garantías en cuanto a medios y plazos médicos, a hacerlo mediante uno de estos paquetes socio-sanitarios. "Una cirugía estética es una intervención médica, que requiere no sólo unas manos expertas, sino un control médico, pre y postoperatorio, además de la garantía de que los equipos humano y técnico son los que se precisan", advierte Francisco Menéndez-Graíño, presidente de la AECEP.

Publicidad

¿Quién debe gestionar tu operación?

"Todo lo relativo a la intervención debe ser gestionado directamente por la clínica dónde va a tener lugar la cirugía. Nunca por un tour operador", advierte el doctor Menéndez-Graíño.

¿Quién te va a operar?

Es fundamental cerciorarse de la profesionalidad del cirujano. Esta información debe proporcionarla directamente la clínica no el tour operador, y hay que desconfiar de las opiniones de foros y páginas personales, ya que pueden contener información no veraz. "Nunca se debe viajar sin conocer las credenciales del cirujano plástico que va a realizar la operación. Cuántos más datos mejor. No sólo la titulación que le acredita profesionalmente, sino su posible pertenencia a organizaciones profesionales", según el Dr. Menéndez-Graíño.

Lo más popular

Preoperatorio: ¿te van a realizar pruebas preoperatorias?

Hay que asegurarse de que nos van a realizar las pruebas preoperatorias necesarias. "Cualquier fallo o ausencia en estas pruebas ya delata falta de rigor y preparación. Si se produce una complicación en el quirófano y no se dispone de datos básicos como alergias y otros enfermedades importantes a estos efectos, se corre grave riesgo", apunta Gustavo Sordo, miembro de la junta directiva AECEP. En términos generales, antes de cualquier cirugía plástica deberían hacerte: análisis de sangre para descartar una anemia, estudio de coagulación, niveles de azúcar en sangre, niveles de urea para comprobar tu estado renal y electrocardiograma.

Postoperatorio: ¿Cuántos días debes pasar en el país después de la cirugía?

Debido al bajo precio de este tipo de paquetes se suele volver de regreso antes de lo debido. Y al minimizar la estancia postoperatoria en el sitio de la cirugía y volar demasiado pronto, el riesgo se dispara. "La estancia en el país tras el paso por el quirófano debe ser de 7 días mínimo, aunque lo óptimo es un período de entre 10 ó 15 días", advierte el cirujano plástico Menéndez-Graíño. Además, este experto asegura que se han descrito complicaciones llamativas como la apertura de las cicatrices quirúrgicas tras un aumento de mamas en los primeros 7 ó 10 días, después de volar en aviones más de 3 ó 4 horas. Además: "son muchas horas de inactividad muscular en miembros inferiores lo que puede derivar en una trombosis venosa profunda".

¿Cuánto es razonable pagar por una cirugía bien hecha?

Desconfía de las cirugías que están por debajo de los 3.500-4.000 €. "Es imposible pagar menos, hay gastos de hospitalización, quirófano, anestesista, curas…", apunta el Dr. Menéndez-Graíño.

¿A quién reclamar en caso de complicación?

Aquí la tour operadora se va a "lavarlas manos" y puede hacerlo porque quién debe dar explicaciones es el cirujano que te ha operado. "El responsable es el cirujano que ha operado en Colombia o Tailandia, aunque los cirujanos españoles terminados arreglando sus desaguisados por deontología y caridad", concluye el cirujano Menéndez-Graíño.

More from Elle: