Cómo desmaquillarse bien los ojos

Aviso para vagas: saltarse el paso de desmaquillarse los ojos, pasa factura. Te contamos por qué debes prestar especial atención y te damos todas las claves para hacerlo correctamente.

Lo más popular
GIF

A pesar de que Claudia Schiffer ha confesado que es el paso que siempre se salta en su rutina de belleza, sentimos decirte que hacerlo no te va a colocar en el último desfile de Versace por tu mirada sexy. Es más, no le va a hacer ningún bien a la piel que comienza a arrugarse alrededor de tus ojos.

Publicidad

La modelo afirmó que esa mirada felina y difuminada se debe a que no se desmaquilla los ojos por completo para lucir así a la mañana siguiente. Sin embargo, por mucho que lo haga una top model como ella, no es para nada lo más recomendable.

La piel de los párpados es extremadamente fina y frágil (entre 0,33-0,36 mm de grosor). Es una de las zonas más delicadas del rostro, junto con los labios. Y si encima de tener poca protección natural y tendencia a secarse por tener pocas glándulas sebáceas, no lo cuidamos… apaga y vámonos.

Lo más popular

Otra de las razones por las que deberías dedicar más de tiempo a desmaquillarlos en condiciones es que es un tejido muy expuesto al envejecimiento. El párpado está formado por fibras elásticas y colágenas mucho menos densas que las del resto de la dermis y no están sujetos por ningún músculo (a pesar de que en la región ocular existen 22 micromúsculos que ayudan al parpadeo), por lo que tienden a relajarse más rápidamente, apareciendo arrugas con más facilidad.

Y por si te has preguntado alguna vez por qué aparecen las bolsas, también hay una explicación que esperamos que recuerdes a la hora de cuidarlos. A la zona del contorno del ojo, especialmente el párpado, el aporte de oxígeno que le llega es mucho menor que en otras zonas y su red circulatoria y linfática es diferente, ya que gran parte de sus vasos sanguíneos permanecen inactivos. Esta lentitud en la actividad linfática es la que explica esos ojos hinchados por las bolsas, retención de líquido y ojeras.

Publicidad

Por todo esto, suponemos que te lo pensarás dos veces la próxima vez que te vayas a desmaquillar, especialmente a partir de los 25 años, que es cuando la piel comienza a resentirse especialmente.

Para un correcto desmaquillado, presta atención a los productos que usas. Elige aquellos con formulaciones hipoalergénicas, muchos menos agresivos con la piel, suaves y a poder ser, sin perfumes o alcoholes que respeten el PH lagrimal.

Por supuesto, un buen desmaquillado de ojos no sólo depende de los productos, sino también de la praxis. Algunas prácticas a tener en cuenta a la hora de eliminar los restos de maquillaje de los ojos:

  • No frotes con fuerza. No conseguirás quitar más fácilmente el maquillaje sino que los irritarás.
  • No desmaquilles los ojos sólo con agua. Utiliza desmaquillantes bifásicos que ayuden a retirar los restos de productos oleosolubles como el maquillaje 'waterproof'.
  • Es importante desmaquillar bien el ojo y no dejar restos de producto para evitar infecciones porque el producto haya podido entrar en la córnea.
  • Limpia con cuidado la línea de las pestañas, desde el borde palpebral (donde nacen) hasta el final con un algodón impregnado en producto. Te recomendamos los 'cleansers' especiales y aguas micelares, que son especialmente respetuosos con la piel y sobre todo, eficaces. El poder de las micelas actuará como imán para retirar los restos.
  • Si has maquillado el ojo en tonos oscuros y con un algodón no consigues eliminar los restos más resistentes en la línea de las pestañas, utiliza un bastoncillo impregnado en producto. Con el ojo cerrado, pásalo suavemente por la zona que aún se resista.
  • El truco del bastoncillo también puedes utilizarlo para desmaquillar bien las pestañas o la línea de agua. Eso sí, hazlo con productos sin alcohol.
  • Limpia siempre desde dentro hacia fuera. Hacerlo al revés favorecerá que entren restos de producto dentro del ojo.
  • No utilices cepillos de limpieza facial en el contorno del ojo, ni párpado.

Mitos sobre desmaquillarse los ojos

Desmaquillarse los ojos con aceite de oliva

Probablemente lo hayas visto por alguno de los foros en los que del mismo modo que hablan abiertamente sobre sus trucos caseros para desmaquillar el ojo con el aceite de oliva, lo hacen sobre cómo cambiar la rueda del coche. Nuestro consejo: NO LO HAGAS.

Para empezar, el aceite de oliva si no es vegetal, su origen suele ser mineral y puede ser comedogénico. Es decir, sus sustancias pueden obstruir los poros y dañar el contorno creando imperfecciones como los puntos negros y espinillas. Además, puede irritar los ojos por los componentes de los refinados.

Otra de las razones por las que no te aconsejamos usarlo es porque su grado de acidez puede afectar de diferente forma en cada persona. El aceite de oliva no está testado oftalmológicamente porque… NO ES UN DESMAQUILLANTE DE OJOS.

Desmaquillarse los ojos con aceite de bebé

Tampoco te lo recomendamos. El aceite de bebé no deja de ser un aceite mineral con fragancias añadidas. Puede obstruir la piel del contorno y los párpados creando imperfecciones como los miliums y espinillas.

Desmaquillarse los ojos con aceite de almendras

Aplica todo lo anterior y súmale una excepción: si eres alérgica por vía tópica a las almendras, el aceite de almendras no será menos agresivo cuando lo uses como desmaquillante.

Desmaquillarse los ojos con vaselina

Esto lo puso de moda Olivia Palermo cuando confesó que era su truco de belleza cada día: desmaquillar el rostro y ojos con la clásica 'Vaseline' y un disco de algodón pero la vaselina no deja de ser también grasa de origen mineral y se obtiene de los derivados del petróleo. Puede irritar, obstruir y asfixiar la piel igual que las anteriores opciones.

Aún así, algunos expertos coinciden en que fortalece las pestañas y elimina bien los restos de 'waterproof'. Aunque no es la opción ideal, en caso de extrema necesidad una vaselina a mano te resolverá el papel de dormir desmaquillada. Pero recuerda: si lo haces, asegúrate de retirarla bien de la piel para que no obstruya los poros.

Nuestros favoritos

Desmaquillante suave de ojos y labios waterproof Dermo-Expertise, de L'Oréal Paris (9,95 €); desmaquillante de ojos hipoalergénico, de Diadermine (4,55 €) y desmaquillante de ojos suave, de Nivea (4 €).

Desmaquillante bifásico waterproof anti-polución Bio-beauté by Nuxe (13,90 €); desmaquillante bifásico 'Confort Suprême', de Galénic (25 €); desmaquillante de ojos 2 en 1, de Garnier (4,50 €) y loción limpiadora bifásica tonificante, de Fountain Jordan Shmulyck (28 €).

Después de desmaquillarlos…

Una vez desmaquillados, aclara y refresca la piel para aplicar un producto especial para esta zona, es decir, un contorno de ojos. Son especialmente agradecidos aquellos para pieles sensibles (para no resecar la zona), con colágeno (para favorecer a la elasticidad de la piel), vitamina C (para aportar luminosidad), descongestivos (para desinflar las bolsas) y antioxidantes (para evitar el envejecimiento de la piel).

¿Cómo? Aplica el producto en gotitas alrededor del ojo en forma circular y extiéndelo en pequeños movimientos circulares. Deja que la piel se tome su tiempo para absorberlo y no frotes. Para activar la circulación sanguínea, haz un pequeño masaje con la yema de los dedos suavemente por la zona de la ojera y sien.

More from Elle: