Todo lo que puedes hacer para proteger tu piel y tu salud del frío

O cómo blindarte contra las bajas temperaturas como lo hacen los osos: sin que te pasen factura la sequedad, la irritación o los catarros.

Algunas especies están programadas genéticamente con un mecanismo de protección llamado hibernación. Una fórmula defensiva del organismo frente a las bajas temperaturas invernales. Las actividades del animal se reducen y le mantienen en un letargo que lo hace parecer dormido. A nivel interno, su organismo se prepara para dicho proceso a través de cambios como la formación de un depósito graso extra que se emplea como una fuente de energía en los meses de "duermevela" o con el desarrollo de sustancias químicas efecto "anti-congelante", como los muco-polisacáraidos titulares que actúan defendiendo los tejidos y fluidos ante el posible riesgo de congelación. Hay animales que se parapetan en el interior de una cubierta gruesa que funciona como un escudo de defensa para evitar el frío y la desecación.

Publicidad
Publicidad

Pero, ¿y nosotros, los humanos? Ese "sueño invernal" no está contemplado en nuestro ADN. Tampoco nuestro organismo prepara reservas y sustancias especiales que combatan el frío y sus daños. Como resultado: cuerpo afectado por las bajas temperaturas.

La Doctora Mar Mira, de la clínica Mira+Cueto, explica: "el frío produce efectos adversos y es la estructura más externa, la piel en general y la del rostro en particular, la que más acusa el invierno". Los efectos pueden ser devastadores y es por ello que se intenta ayudar a crear esa coraza defensiva para reforzar la dermis en profundidad y proteger el manto hidrolipídico.

Sobre esta base trabaja el nuevo protocolo cosmético de dermo-hibernación facial, el tratamiento inspirado en los mecanismos defensivos de la hibernación animal.

Cómo actúa el frío sobre la piel

El frío altera la composición del manto hidrolipídico, cuya capacidad defensiva mengua y con ella, disminuye la aportación de células, grasa y agua al mismo. Si esa carencia no se compensa, el cutis queda indefenso y se produce:

  • Vasoconstricción: los capilares se contraen y disminuyen la irrigación cutánea. Como consecuencia: las células reciben menos oxígeno y nutrientes y se dificulta su renovación, consiguiendo una tez más opaca y apagada.
  • Disminución de la secreción sebácea: provoca una carencia de lubricación y nutrición de la superficie dérmica que se traduce en sequedad, tirantez y sensibilización. Además, con el calor de las cale facciones, se favorece la deshidratación de la piel.

Ingredientes coraza

El mejor "abrigo" facial está compuesto por:

  • Vitamina E: para frenar el envejecimiento, captura y desactiva los radicales libres y ejerce de protección de las membranas celulares.
  • Vitamina A: para prevenir el envejecimiento celular y ayudar así a la prevención del cáncer de piel, entre otras cosas, por su colaboración a proteger el ADN de su potenciar acción mutagénica.
  • Ácido hialurónico: para captar y retener el agua y retener las fibras que actúan de sostén de los tejidos gracias a su alto poder hidratante y regenerador.

Todos ellos, en el punto de mira del tratamiento.

¿Dónde? En clínicas Mira+Cueto. ¿Tiempo? 90 minutos.¿Precio? 150€/sesión.

Protección en casa

Para abordar la sequedad, tirantez, falta de luz y rojeces, también puedes actuar desde casa con la cosmética adecuada y poniendo en práctica los consejos de los expertos.

Estrella Pujol, directora de Oxigen, nos recomienda:

Combatir la deshidratación desde el ritual de limpieza diaria. Tras la higiene facial diaria, que debe ser suave y respetuosa con el PH de la piel, recomienda elegir un buen hidratante que lleve componentes humectantes en su fórmula para atraer el agua dentro de la piel y otros con efecto oclusivo, para servir de barrera contra la pérdida de agua epidérmica.

Publicidad

No olvidar la crema de noche. El momento del sueño es el mejor para reparar el cutis. Aprovecha para reforzar la hidratación facial con fórmulas más oleicas y nutrientes que tengan ingredientes antiedad o antimanchas y masajea durante más tiempo el producto para una mejor penetración en el poro.

Proteger de los rayos ultravioletas. Aunque no haya sol. Estrella Pujol afirma que el frío y la protección solar, no están reñidos.

Haz peelings suaves en cabina. De esta forma estimularás la renovación celular y mantendrás a raya la hidratación.

Evita los cambios bruscos de temperatura. Pasar de ambientes con mucho calor al aire frío de repente aumenta la aparición de vasos dilatados con rojeces.

Nuestros favoritos

La crema de día 'Baume de rose', de By Terry

Preserva el equilibrio hidrolipídico de la piel, hidratando, nutriendo, reparando y protegiéndola, actuando como bálsamo (62 €).

La hidratante facial de Apoem, 'Calm face moisturizer'

Alivia la piel de la sensibilidad, el enrojecimiento y la sequedad gracias a su fórmula con aceites de rosa mosqueta, sésamo y argán. También, y gracias al tomate, el trigo, el ginkgo y el arándano, trabaja como escudo para las pieles delicadas (45 €).

La mascarilla en gel de Skeen+, 'Gelée Dermo-Flash'

Publicidad

En un tratamiento que hidrata, nutre, tensa y da efecto buena cara de forma inmediata. Déjala actuar 5 minutos. (39 €).

El aceite facial 'Intelligent frontier facial oil', de Twelve Beauty

La mezcla de aceites vegetales ayudan a cimentar las células de la epidermis, mejorando el efecto barrera de la piel.

La protección invernal 'Winter Protection', de Rituals

Protege cara y, especialmente, labios del aire y el frío de invierno. Y además, de los rayos ultravioleta gracias a su SPF30.

El gel de ducha 'Atoderm', de Bioderma

Ayuda a las pieles más sensibles en invierno a restaurar la barrera lipídica, calmarla y suavizar las irritaciones. Especialmente, a las que sufren dermatitis atópica que se acentúa en los meses más frío. Lo que más nos gusta: pueden usarlo todos. Desde el peque al abuelo.

Crema de manos 'Les Délicats', de Wherteimar

Porque las manos en invierno son de las que más sufren. No todas llevan guantes y el aire y el frío las seca, escama a irrita. Esta crema de manos, además de hidratarlas, las protege gracias a su SPF15 (49 €).

Crème nº2 L'Originale, de Payot

La mejor aliada contra las rojeces que puedes meter en tu bolso. Las difumina y calma la piel.

(Súper)alimentos contra el frío

No sólo a través de los tratamientos en cabina y la cosmética puedes protegerte. Laura Parada, nutricionista de Slow Life House, propone 7 aliados a través de la alimentación para proteger la salud que, también se resiente.

"Durante los meses más fríos aumenta el apetito, nos apetecen más carbohidratos y alimentos reconfortantes que nos provocan saciedad, letargo y a menudo están relacionados con el calor del hogar", afirma Laura Parada.

Señala que puede deberse a los cambios en la química del cerebro provocados por el cambio en las estaciones y alteraciones en el ritmo circadiano, el reloj biológico del cuerpo. Por eso, explica, apetecen alimentos más energéticos y con mayor densidad mutricional. Pero que el frío no te engañe. Estos son los mejores para reforzar el sistema inmune y proteger de manera natural de gripes y resfriados invernales.

Kéfir

Un alimento cargado de bacterias beneficiosas y con un poderoso efecto sobre el sistema inmunológico intestinal, la primera línea de defensa contra patógenos. Está lleno de enzimas y microorganismos buenos que ayudan a producir anticuerpos y equilibran el ecosistema interno.

Aceite de coco

Posee ácidos grasos como el ácido láurico que favorecen el sistema inmune. Además, el aceite de coco, en el proceso de digestión, se transforma en un monoglicérido llamado monolaurina. Ambas sustancias protegen al organismo contra patógenos dañinos como los hongos, bacterias y virus.

Té verde

Son ricos en polifenoles, en su forma química natural llamada "catequinas". La catequina más poderosa en el té es la epigalocatequina. Según varios estudios, es de 25 a 100 veces más potente que antioxidantes como la vitamina C o E. Y dentro de los tés verdes, el Matcha es más de 100 veces más poderoso en este compuesto que el té verde regular.

Ajo negro

Es antibacteriano, antiviral y fungicida y enormemente beneficioso para el sistema inmunológico. Un gran antibiótico natural que no pueden resistir las bacterias, los virus o las levaduras. Al contrario de lo que pasa con algunos antibióticos sintéticos.

Cúrcuma

Estimula el sistema inmunológico por su alta capacidad antioxidante y también es anticancerígeno. Es entre 5 y 8 veces más fuerte que vitaminas C o E y potente en la caza del radical hidróxilo, considerado como uno de los más reactivos de todos los oxidantes.

Bayas de Goji

Tienen un gran poder antioxidante y ayuda a mantener a raya a los radicales libres y a combatir la inflamación. Ayuda al cuerpo a defenderse de bacterias y virus.

Maca

Contiene una gran cantidad de aminoácidos, minerales, cobre, hierro, magnesio o fósforo y además tiene un alto contenido en hierro, que ayuda en la restauración de los glóbulos rojos previniendo de enfermedades como la anemia. Algunos estudios lo sitúan como uno de los tratamientos más efectivos contra la depresión ya que aumenta los niveles de serotonina en el cuerpo.

More from Elle: