Láser para todo

Desde que se diseñaran los primeros dispositivos láser en los años 60, éstos han evolucionado hasta convertirse en auténticos todoterreno. Algunos equipos son capaces de tratar un sinfín de patologías y combinados entre sí, o con otros fármacos, multiplican sus resultados.

Lo más popular

Según el dermatólogo Ignacio Sánchez Carpintero, responsable de la Unidad Láser, de Clínica Dermatológica Internacional (Madrid, tel. 914 44 97 97, www.clinicadermatologicainternacional.com), el láser ha supuesto un antes y un después en el campo de la dermatología: “en sus distintas y múltiples versiones, los láseres son susceptibles de tratar numerosas enfermedades cutáneas –varices, cuperosis, lesiones del lupus…- y un sinfín de problemas estéticos –acné, cicatrices, manchas…-“. Además, el invierno es la época ideal para someterse a tratamientos láser, ya que es recomendable no exponerse al sol para evitar manchas o pigmentación post-inflamatoria. Algo más: “Cuánto más blanco acude el paciente a la consulta, menos probabilidad de padecer complicaciones o efectos secundarios tras el tratamiento con láser”, asegura el médico.

Publicidad

 
Mejor combinados

En los últimos tiempos los médicos han descubierto que, combinados entre sí, con otros fármacos o con otras técnicas, pueden ofrecer todavía resultados mejores. Y ésta sería, precisamente, una de las mayores innovaciones de los últimos tiempos: “nuestra experiencia a lo largo de muchos años y de muchos pacientes tratados es realmente positiva en este sentido. Por ejemplo, la combinación de determinados láseres fraccionados con fármacos despigmentantes para atenuar las manchas cutáneas, o el empleo del láser vascular en conjunción con sustancias esclerosantes, para mejorar las venas o telangiectasias, obtienen unos resultados espectaculares”, asegura el dermatólogo.  
Láser + Láser

Lo más popular

La combinación de distintos equipos láser entre sí ha demostrado no tener competencia por su eficacia en el tratamiento de:

Lentigos solares en manos

Ventajas: En las manchas planas marrrones que salen en el dorso de las manos, como consecuencia del paso de los años y la exposición solar “la combinación del láser Q-Switched con el Fraxel Dual consigue, en una sola sesión, unos resultados superiores a los obtenidos hace unos años cuando únicamente tratábamos con el láser convencional de manchas. Además, este combinado mejora la calidad y aspecto de la piel de la zona”, afirma el Dr. Sánchez Carpintero. Y es que, ya desde la primera sesión se nota una piel más tersa y fresca, más tonificada y con mejor textura. Consigue mejorar arrugas superficiales, atenúa las más profundas y mejora cicatrices –tanto de acné como de estrías-, cierra poros y, por tanto, mejora el aspecto de la piel.

Características: El láser Q-Switched emite pulsos cortos de energía que rompen el pigmento sin dañar la piel sana. Después el propio sistema inmunológico se encarga de eliminar el pigmento, evitando así la aparición de cicatrices. Por su parte, el láser fraccional Fraxel Dual funciona con dos tipos de láser diferentes en el mismo equipo, para realizar un resurfacing profundo y superficial.

Sesiones: Entre 1 y 2, de 15 minutos.

Precio: 450 €/sesión.

Marcas de acné y cicatrices

Ventajas: Todas las marcas y cicatrices en general, y las recientes en particular, responden muy bien a la combinación del láser vascular VBeam y el láser fraccional Fraxel. “En concreto se observa una mejora importante del color y de la calidad de la piel de la zona”, asegura el dermatólogo.

Características: El láser vascular VBeam funciona especialmente bien en lesiones de acné recientes, que todavía permanecen rojas. Se trata de un láser que atenúa el problema vascular que implica toda cicatriz. Después, se realiza una sesión de láser Fraxel, especialmente eficaz en el tratamiento de depresiones –cicatrices, arrugas y líneas de expresión. La combinación de ambos consigue reducir el tratamiento, que antes suponía 5 sesiones y ahora tan solo 2.

 
Sesiones: 2 de 15 minutos cada una.

Precio: 800 €/en rostro.

Manchas cutáneas y venitas

Ventajas: En este caso se combina el láser Q-Switched con el láser vascular VBeam. Con las dos primeras sesiones ya se observa una desaparición de las manchas y venitas, y progresivamente se aprecia una mejoría en la calidad de la piel, además de una disminución de las arrugas superficiales.

Características: En muchas ocasiones, las manchas del rostro se deben también a una mala vascularización. Por eso, lo ideal es aplicar un láser para mejorar la vascularización y, a continuación, uno para eliminar las pigmentaciones –manchas cutáneas-.

Sesiones: Entre 2 y 3 al año.

Precio: 500 €/sesión.

Láser + Fármacos

Combinados con determinadas sustancias algunos acaban con el problema antes y por más tiempo:

Manchas hormonales

Ventajas: Los dermatólogos aseguran que la combinación de los láseres fraccionados con determinados fármacos despigmentantes ha supuesto un gran hallazgo para el tratamiento de manchas tan persistentes como el melasma –la mancha cutánea más difícil-. “Estas sustancias penetran más profundamente gracias a las micro-perforaciones realizadas por el láser, lo que repercute en una mejora notable de la mancha y en ocasiones en su desaparición”, afirma el especialista. Y en palabras del dermatólogo Ricardo Ruíz (¿??): “esta nueva técnica combinada ofrece por fin resultados a largo plazo e impide la aparición del melasma de forma eficaz”.

Características: Clear Melasma es un protocolo ideado por el equipo del Dr. Ricardo Ruíz (www.???) que combina, en una misma sesión, la tecnología láser de baja potencia del equipo Clear & Brillant con potentes fármacos despigmentantes –en fórmula magistral-, en la zona de la mancha y alrededores de la misma. La solución tópica debe permanecer en la piel durante cuatro horas. Y en los días posteriores, también hay que aplicarla sobre la mancha en noches alternas.

Sesiones: Entre 3 y 5, a razón de una cada dos semanas.

Precio: 400 €/sesión.

Piel apagada

Ventajas: El láser Clear & Brillant combinado con ciertas sustancias despigmentantes –en fórmula magistral- consigue unificar el tono de la piel y aportar luminosidad.

Características: el protocolo es exactamente igual que el de Clear Melasma, solo cambia la sustancia despigmentante a combinar. Exactamente, el láser Clear & Brillant realiza unos micro-orificios en la dermis, y, a continuación, se aplica el fármaco que penetra en profundidad gracias a la acción previa del láser.

Sesiones: 1.

Precio: 250 €.

Varices grandes

Ventajas: En este caso resulta muy eficaz la combinación de algunos láseres vasculares –VBeam o Neodimio Yag- con la microinyección de determinadas sustancias esclerosantes. La microespuma incrementa la capacidad de absorción de la hemoglobina –sangre-, logando un incremento de efectividad hasta 29 veces mayor, frente a la utilización normal del láser Nd-YAG.

Características: Este abordaje se conoce con el nombre de Terapia Fotodinámica y combina la eficacia del láser Neodimio Yag, con una longitud de onda muy superior a otros equipos, con espuma esclerosante de polidocanol –al 0,5%-, que se inyectan directamente en la variz, con el objetivo de producir la irritación de las paredes interiores de la vena, de manera que ésta se cierra por sí misma, quedando esclerosada. Es decir, como un cordón cicatrizado sin sangre en su interior y, por tanto, prácticamente invisible. 

   
Sesiones: Entre 1 y 3.

Precio: 700 €/sesión.