Hablamos de piel

La prevención es la regla número uno de María Segurado, la asesora de Nivea que nos ha acompañado en ELLE Nivea Body Club. Toma nota.

Lo más popular

El primer día que María nos recibió en su consulta privada, mantuvimos una buena conversación alrededor de una mesa tras la que nos quedó muy claro desde el principio la importancia que tiene cuidarse la piel. Las dos ganadoras del reto de ELLE y Nivea, acudieron conmigo al nuevo espacio que la dermatóloga ha abierto en la calle Claudio Coello, y allí, entre diferentes salones que invitan al relax y el bienestar, examinó nuestra piel para después contarnos el diagnóstico.

Publicidad

¿Una de las principales claves? Prevenir, no esperar a detectar los síntomas para empezar a cuidarte. "No olvidemos que el proceso de envejecimiento celular comienza alrededor de los 25 años, aunque puede no ser visible hasta los 33-37 años. todo este periodo, que vivimos "de las rentas" debemos tenerlo muy en cuenta y comenzar a cuidar nuestra piel con un ritual de limpieza, hidratación y fotoprotección para prevenir en lo posible los signos de envejecimiento, así como detectar a tiempo los problemas que van apareciendo con el paso de los años: celulitis, flacidez, estrías, con el fin de intentar tratarlos lo mas temprano posible", nos cuenta la experta.

Lo más popular

Con ello en mente, rescatamos varios trucos útiles para convertir tu ritual de belleza en una rutina más fácil y divertida, y poder mantener esos cuidados en el tiempo. ¡Apunta!

- Al ritmo de la música. Aprovecha tu canción preferida para aplicarte tus productos hidratantes y de cuidado corporal en las zonas más difíciles. El hecho de aplicarte el reafirmante o el anticelulítico se puede convertir en un momento personal y ameno. "La música aumentará tu ánimo y hará más estimulantes el hábito de cuidados", nos aconseja María. 

- Vendas húmedas. Si crees que tienes mala circulación, tienes sensación de piernas pesadas o tus pies y tobillos se inflaman, apunta: consigue vendas elásticas, humedécelas y mételas en la nevera para que se enfríen bien. Al cabo de unas horas realiza un vendaje poco apretado y mantén durante 5 o 10 minutos. Estimularás mucho el drenaje circulatorio, ¡y en casa!

- La prueba del algodón. "Si piensas que las cremas hidratantes no funcionan, prueba a hacerte un examen de las escamas de piel antes y después de aceptar la rutina del cuidado diario", nos cuenta la dermatóloga. ¿Cómo? Consigue un adhesivo transparente para pegarlo en la piel durante unos segundos, y tira de él. Si tienes la piel muy seca, el adhesivo transparente se llenará de escamas. Repite la prueba cada semana (después de ser constantes en el cuidado diario), y verás cómo el adhesivo no se pega, o el color blanco de las escamas desaparece. ¡Un buen hábito para motivarte!

- Relax, relax, relax.Siempre sienta bien tener momentos así. La asesora de Nivea nos aconseja prepararnos una vez a la semana recrear nuestro spa en casa. "Sumérgete en un baño de 20-30 mina temperatura templada con aceites emulsionables en el agua, y unas gotitas de esencias aromáticas o hierbas tipo tomillo o lavanda. La relajación y el contenido en aceite del agua ayudará a conseguir una piel mas bonita", nos asegura.

Durante nuestros 21 días, éstos han sido algunos de los trucos 'beauty' que hemos aprendido. Con unas características muy diferentes de piel, cada una de nosotras hemos tratado de incluir los hábitos que mejor se adaptan a nuestras vidas. Carmen, que tiene la piel muy seca, afirma que se ha propuesto hidratarse tanto por fuera como por dentro, y la sensación con su cuerpo, cambia. "Llevo 21 dfías aplicando todos sus consejos, hidratando mi piel con crema y bebiendo mucha agua y el resultado es inmediato. Noto mi piel con más luz y elasticidad", cuenta.

Por su parte, Rebeca hace suyo el aceite seco antiestrías Q10 de Nivea: "¡Una pasada! Te puedes poner los vaqueros nada más dártelo en las piernas y no se pega nada! Menos que con crema hidratante. Vamos, yo no vuelvo ya a las cremas, ¡todo un descubrimiento!", dice. Por último, la tendencia a acumular más grasa en las caderas es lo mío, y la experta me recomendó añadir a los cuidados diarios (mucha hidratación acompañado siempre con masaje), un tratamiento con aparato. Así descubrí Ultrashape V3, una novedosa máquina que combina ultrasonidos con radiofrecuencia, perfecto para reducir el volumen en zonas muy concretas. De momento sólo he realizado una sesión, pero os puedo asegurar que los resultados, fueron visibles ¡al momento!

Si quieres seguir descubriendo más tips de belleza, síguenos y vive el reto en #ELLENiveaBodyClub