Aceite de coco: todo lo que puede hacer por ti

Para tu pelo, para tu piel, para tus platos, para tu salud… te descubrimos todos los usos y beneficios del aceite de coco, pese a su alto contenido en grasas saturadas.

El aceite de coco se ha convertido en un 'must have' entre los amantes de la alimentación y la salud natural, algo que nos llama la atención dada la gran cantidad de grasas saturadas que contiene. "Es cierto, el aceite de coco es uno de los pocos aceites de origen vegetal con casi un 90% de ácidos grasos saturados en su composición", dice Samantha Penfold, creadora del concepto Organic Market & Food, en Marbella y Madrid. "Sin embargo, no se trata de las grasas saturadas nocivas que se encuentran en el queso o en la carne, las del coco contienen triglicéridos de cadena media, altamente beneficiosos para la salud, explica".

Publicidad
Publicidad

Una opinión que apoya Izanami Martínez, antropóloga y fundadora de The Notox Life, quien recalca que no todas las grasas saturadas son malas e incluso afirma que "los triglicéridos de la grasa del coco son muy beneficiosos para el corazón, la quema de grasa y el cerebro, reducen el colesterol y mejoran el nivel lipídico".

Beneficios para tu salud y tu cuerpo

Si huyes del aceite de coco pensando que engorda demasiado, no te prives de este alimento. Como dice Martínez, "este tipo de grasa pasa directamente del intestino al hígado favoreciendo la cetosis (quema de grasas), elevando el metabolismo y aumentando la sensación de saciedad". "Los cuerpos cetónicos que produce son además el combustible preferido del cerebro y previenen las enfermedades neurodegenerativas", añade.

"El aceite de coco es considerado un súper alimento por sus grandes propiedades medicinales", apunta Penfold: "puede matar hongos, infecciones y bacterias en nuestro organismo, favorece la reducción de la grasa abdominal y puede ayudar a los pacientes de Alzheimer por su efecto beneficioso sobre el funcionamiento cerebral".

La fundadora de The Notox Life destaca el poder antibiótico y antifúngico del aceite de coco ya que "tiene una de las mayores concentraciones de ácido láurico (un 50%), el responsable del poder protector de la leche materna".

Aceite de coco para la piel y el cabello

Pero el aceite de coco no sólo puede tomarse, también es un maravillo cosmético natural que hidrata y protege la piel y el cabello, como apunta la fundadora de Organic Market & Food. "La vitamina E que contiene es un poderoso antioxidante que previene el envejecimiento prematuro de la piel, y sus proteínas reparan los tejidos y contribuyen a la salud celular", explica Martínez.

De hecho, la experta de The Notox Life recomienda utilizarlo como crema de noche, ya que "repara la piel y le da una luminosidad espectacular". "Se puede usar como cualquier otro tipo de aceite o crema facial o corporal", apunta Penfold.

Publicidad

"Y por sus propiedades antibióticas es un buen remedio para prevenir el acné y las infecciones y problemas de la piel", añade Martínez. Psst. También es muy efectivo como bálsamo labial y un desmaquillante muy práctico.

Penfold destaca otros beneficios cosméticos de este producto: "los ácidos grasos de cadena media que contiene ayudan a restablecer el Ph neutro de la piel, eliminan la grasa y el exceso de sebo y dejan la piel hidratada y hermosa". "Además, se puede usar como protector solar natural, ya que bloquea el 20% de los rayos UVA", apunta.

En cuanto al pelo, como explica Penfold, "tiene un efecto reparador y revitalizante, ya que lo protege y lo nutre en profundidad". "Se puede utilizar para tratar la sequedad del cuero cabelludo o el cabello". Como recomienda la dueña de Organic Market & Food, "aplícatelo y déjatelo toda la noche; incluso puedes usar una gota repartida en las palmas de las manos después de lavado para evitar el encrespamiento".

"El 50% del aceite de coco virgen extra es ácido láurico, que además de ser un potente antibiótico, tiene un peso molecular muy bajo, lo que hace muy afín a la proteína del cabello y que penetre muy fácilmente", explica Martínez. "Usado como mascarilla antes del lavado penetra en profundidad en la fibra capilar, regenerándola y creando una barrera natural que mantiene la hidratación y previene el daño causado por agresiones externas. También previene la pérdida progresiva de proteína capilar por envejecimiento". Para un mayor efecto, esta experta también recomienda dejarlo durante toda la noche.

"Un masaje en el cuero cabelludo nutre la raíz del pelo favoreciendo su crecimiento y previene y alivia la caspa. Lo ideal es comenzar con pequeñas cantidades e ir observando cómo responden el pelo y el cuero cabelludo", concluye la creadora de The Notox Life.

Aceite de coco: ¿cómo se usa y toma?

Como explica Izanami Martínez, el aceite de coco se puede usar tanto crudo en batidos, como en el café o para cocinar. "Su punto de humeo y oxidación es mucho más alto que el de cualquier otro aceite poliinsaturado (maíz, soja, semillas o girasol), por lo que mantiene mejor sus propiedades al cocinar", apunta. "Funciona fenomenal en repostería, como sustituto del aceite de oliva para cocinar platos orientales e incluso para hacer palomitas en casa", añade.

¿Cuál deberíamos comprar? Como nos explica Penfold, "dentro de los aceites de coco diferenciamos el extra virgen, virgen refinado y puro (crudo y sin refinar)". "El refinado está blanqueado y desodorizado y se obtiene por refinación química mientras las demás variedades provienen de la carne fresca del coco. Lo ideal sería saber el proceso de fabricación y si el aceite se ha elaborado a base de coco fresco y no de copra, que no es coco auténtico".

Como subraya esta experta, el más indicado es el aceite de coco orgánico virgen extra. "Asegúrate de que no contiene ingredientes artificiales dañinos para la piel o el organismo, como colorante so perfumes. Psst. Puedes encontrar en herboristerías, tiendas de productos naturales o en el eco-market de Organic Market & Food.

Izanami recalca también la importancia de que el aceite de coco que utilicemos sea virgen para su uso cosmético y en crudo. "Para cocinar podemos utilizar aceite de coco refinado, es más barato y el proceso de refinado reduce la capacidad antioxidante del aceite de coco pero mantiene sus ácidos grasos y lo hace más estable al calor. Pero si el proceso de refinado es artesanal mejor que industrial", añade.

El aceite que debemos evitar siempre, según la experta de The Notox Life es el hidrogenado, "el que se utiliza en bollería industrial y productos ultraprocesados y, como todas las grasas trans, nefasto para la salud".

Para asegurar que nuestra pasión por el aceite de coco no tenga un impacto negativo en los ecosistemas y las sociedades donde se produce, esta experta también recomienda buscar siempre aceites producidos de forma ética y sostenible.

More from Elle: