La mejor rutina para el cuidado de las manos

Porque tus manos son igual de importantes que el resto de tu cuerpo.

Lo más popular

Te aplicas semanalmente máscaras faciales, cremas hidratantes en tus brazos y piernas, y te pones crema protectora en el rostro antes de salir por la puerta de casa cada mañana. Pero la pregunta es, ¿le prestas la misma atención a tus manos? Mucha gente solo se aplica loción en las manos cuando piensa en ellas, o cuando están agrietadas o deshidratadas. Bueno, pues tenemos noticias para ti: es importante empezar a hacerlo mucho más a menudo. ¿Por qué? Te preguntarás…

Publicidad

Tus manos son una de las zonas de tu cuerpo que envejecen más rápido porque no se toman las precauciones necesarias para mantenerlas más jóvenes. Así que este invierno, cuídalas de la mejor manera siguiendo nuestra rutina de belleza para manos, ¡este es el momento del año en el que más lo necesitan!

Aplícate crema de manos con SPF durante el día

Los daños del sol provocan casi el 80% del envejecimiento. Tus manos están constantemente expuestas al sol, pero poca gente piensa en ponerles crema solar. Guarda siempre una crema de manos en tu bolso (y otra en el escritorio de tu trabajo) que tenga factor de protección solar (SPF), como Biomains, y aplícatela al menos 3-4 veces al día.

Lo más popular

Lávalas con un jabón suave

Tus manos tocan muchas cosas a lo largo del día, así que es esencial mantenerlas limpias. Sin embargo, cuando lo hagas, usa un jabón que sea formulado especialmente para manos (¡nada de lavavajillas!) para impedir que se sequen, y seguir con una loción de manos.

Exfolia una vez por semana

Cuando vayas a exfoliar tu rostro durante tu rutina facial semanal, aplica un poco del exfoliante también en tus manos. Esto ayudará al proceso de recuperación celular y permitirá que la crema de manos penetre mejor en la piel.

Hidrata antes de dormir

Aunque tus manos parezcan que no estén secas, eso no significa que debas saltarte este paso. Prevenir es una de las mejores formas de asegurarte que tus manos están suaves y flexibles. Masajéalas con una crema de manos antes de acostarte, y un par de veces a la semana con un guante de algodón. Mantendrá el calor necesario para retener la humedad y conseguir unas manos profundamente hidratadas.

Truco: Siempre que el frío invierno deje tus manos agrietadas, haz la combinación crema hidratante + guante. Te garantizará un mejor aspecto a la mañana siguiente.

Consigue unas manos suaves, bonitas y juveniles siguiendo estos cuatro pasos.

More from Elle: