Así es cómo nació la idea de Sexo en Nueva York

La escritora Candace Bushnell nos cuenta cómo comenzó todo.

Lo más popular

Antes de que Sexo en Nueva York y el personaje de Carrie Bradshaw se convirtieran en un éxito de televisión, la idea de Candace Bushnell comenzó a gestarse en una revista. Hace pocas fechas, la escritora contó a The Hollywood Reporter que el origen de la serie se remonta a sus días como columnista del New York Observer a comienzos de los 90.

"Un día Peter Kaplan, el nuevo redactor jefe, se acercó a mí y me dijo: 'Quiero que escribas tu propia columna'. A mí me pareció genial, sabía que era mi gran oportunidad".

Publicidad

La columna debía publicarse todos los días, así que Bushnell decidió que debería estar relacionada con un tema cotidiano, así que le dijo a su redactor jefe: "Creo que debería tratar sobre mí y mis amigas, todas estamos solteras y muy locas". También ayudó que, durante sus inicios como periodista, solía cubrir temas sobre las relaciones de pareja.

El título de la columna se decidiría al día siguiente. "Kaplan me dijo 'Tengo el título. Lo llamaremos Sexo en Nueva York y estará enfocado tanto al sexo como a diferentes aspectos de nuestra sociedad". Los dos estaban de acuerdo, pero aún así no fue fácil encontrar material sobre el que escribir. La escritora recuerda que la mandaron a un club de alterne para la primera columna, pero no funcionó. "Escribí el artículo, pero rápidamente me di cuenta de que ese no era el camino", dijo. "Se trataba de hablar de las citas y el sexo que practicaba la gente corriente".

Lo más popular

Cuatro meses después, empezó a recibir llamadas de Hollywood. "El mundo del cine y los medios de comunicación de Nueva York comenzaron a comentar la columna con sus colegas de Los Ángeles. Fui allí y tuve varias reuniones".

Ser columnista en el Observer fue una de las mejores cosas que le pudieron ocurrir a Bushnell, pero tampoco fue un trabajo fácil. La escritora recuerda que trabajaba en una oficina donde los comentarios machistas estaban a la orden del día y en una época en que a las mujeres que escribían en revistas no se las tomaba muy en serio.

"Hay que tener en cuenta que eran los años 90 –hace más de 20 años- y que la mayoría de los directivos eran hombres", le dijo a THR. "Era una época muy diferente a la actual".

De: Harpers Bazaar
More from Elle: