Love Actually: una visita a sus mejores escenarios

¿A qué esperas para hacer las maletas?

Bueno, ¿a qué estás esperando?

Publicidad

Selfridges, Londres

La escena en la que Harry le compra un collar espectacular a su secretaria Mia, en vez de a su esposa, Karen, fue rodada en los grandes almacenes Selfridges de Oxford Street.

Por cierto, la gente que aparece en la escena comprando ¿son extras o verdaderos clientes? En el caso de que no sean extras ¿cómo hicieron para que Rowan Atkinson pasara desapercibido como un empleado más? ¿En serio Selfridges dispone de un servicio para envolver regalos en el que se incluyen flores secas, lavanda y canela?

Publicidad

Aeropuerto de Heathrow, Londres

La película llega a su fin, todos vuelven a casa por Navidad y el pequeño Sam corre a buscar a Joanna, que está a punto de coger un avión para volver a los Estados Unidos. Toda la escena tuvo lugar en el aeropuerto más grande y concurrido de Gran Bretaña, el aeropuerto londinense de Heathrow, concretamente en la Terminal 3.

Incluso hay una pequeña placa en la terminal que hace mención a la película.

Publicidad

Estación de metro de Canary Wharf, Londres

Cuando Jamie comienza a aprender portugués, porque se ha dado cuenta de que está enamorado de Aurelia, el ama de llaves de su casa de Francia, no pierde la oportunidad de practicarlo siempre que puede.

Una de estas ocasiones se produce mientras está haciendo las compras de Navidad y baja por una escalera mecánica llena de gente. La escena se rodó en la estación de metro de Canary Wharf.

Publicidad

St Luke's Mews, Notting Hill, Londres

La calle con todas esas casas en tonos pastel donde vive Juliet y Pete se encuentra en la zona oeste de Londres.

Ya conoces la escena: Mark le confiesa a Juliet que está enamorado de ella ayudándose de unos letreros, a pesar de ser el mejor amigo de su marido. A continuación, ella le besa a pesar de estar casada con su mejor amigo. Genial.

Publicidad

Oxo Tower Wharf, Londres

Después de que Juliet se presente por sorpresa en su casa y consiga ver el vídeo de su boda, Mark necesita que le dé un poco el aire. Se despide de ella y sale a caminar por el paseo que discurre junto al río Támesis, justo al lado de la Oxo Tower.

¡Ay, Andrew Lincoln!

Publicidad

Gabriel's Wharf, Londres

La entrañable escena en la que Sam le confiesa a Daniel que está enamorado de su compañera de clase, Joanna, se rodó en un banco con vistas al Támesis en Gabriel's Wharf, en el centro de Londres.

En realidad, se encuentra a unos cinco minutos a pie de la Oxo Tower y, en la película, se puede ver una panorámica de la Catedral de St Paul y de la ciudad al otro lado del río.

(foto de Nicole Kell, Riverside Walkway, www.oxotower.co.uk)

Publicidad

Grosvenor Chapel, Mayfair, Londres

La maravillosa boda de Peter y Juliet con el coro y la banda de música parece sacada de un cuento de hadas hasta que nos damos cuenta de que Mark está enamorado hasta las trancas de Juliet.

Esta escena fue rodada en Grosvenor Chapel en el barrio londinense de Mayfair. Esta iglesia es también el escenario de muchas bodas en la vida real.

Publicidad

Bar de la Marine, Marsella, Francia

Resulta que el restaurante de Portugal en el que Jamie Bennet declara su amor a Aurelia no está en Portugal.

No, el restaurante Bar de la Marine se encuentra en Francia, concretamente en Marsella. Si tu pasión por Love Actually llega hasta tal extremo como para hacer un viaje al extranjero para ver un restaurante, entonces hazlo. No seremos nosotras quienes te lo impidamos.

More from Elle: