Mika, el rey del pop 'Kistch'

Fan de los  pantalones pitillo y las chaquetas circenses, el  músico regresa con una nueva remesa de canciones ‘bailongas’.

Lo más popular

Un qué será, será... tarareado en la misma tonalidad que el original, con la ayuda de un poderoso falsete, envuelve una de las suites del hotel Savoia Excelsior Palace de Trieste. Lejos de una recopilación de grandes éxitos de los 50, el dueño de aquella voz en directo no es otro que el cantante y compositor Mika (Beirut, 1983). «Reconozco que me gusta mucho Doris Day cuando cantaba», dice el que fuera el niño prodigio del pop británico, ya que su álbum debut, Life in Cartoon Motion (2005), se acercó a la venta de los siete millones de discos. «Bueno, un día eres un chico de diez años, te echan del colegio, todo el mundo te dice que eres un perdedor y que nunca harás nada y al año siguiente estás cantando un solo de ópera en el Royal Albert Hall de Londres. Fui un pequeño niño soprano. Pero lo volví a perder todo porque me cambió la voz. Así que creo en el poder de transformación». De una familia de cinco hermanos y acostumbrado a vivir en un caos feliz, ese sentimiento de rechazo que sintió desde la 
infancia lo canalizó en una arrolladora creatividad y en una alegría kitsch que ahora pasea por el planeta. Lleva una década facturando himnos felices, como el que le hizo famoso, Grace Kelly, y tras un periodo itinerante en el que ha ejercido de jurado de FactorX, en Italia, y La Voz, en Francia, saca su cuarto disco, No Place Like Heaven, y anuncia varios conciertos en España (el 10 de julio en el barcelonés Festival Jardins de Pedralbes y el 5 de octubre en Madrid). «El escenario es para mí como el ring para un boxeador. La primera vez que me subí a uno, a los doce años, supe que ese era el lugar perfecto, enseguida pillé su dinámica. Sobre un escenario nunca me siento perdido o confundido, es mi sitio de recreo preferido, desde donde puedo hacer frente a cualquiera sin acobardarme».

Publicidad

¡Disco a la vista!

El 15 de junio sale a la luz el cuarto álbum de Mika, ‘No Place Like Heaven’. Incluye once ‘tracks’ destinados a convertirse en ‘hits’ de pis-
tas de baile y en los que el músico da rienda suelta a su pasión por el pop refinado. ¿A la cabeza? El ‘single Talk About You’, coproducido con Gregg Wells, productor que ha trabajado con Pharrell Williams, Adele y Katy Perry.

Lo más popular