Quiénes son los 'feelgooders' y por qué son los nuevos millenials

Cuando creíamos que ya lo sabíamos todo sobre los 'millenial' (la generación de moda), llegan los 'feelgooders' y nos vuelven a poner todo patas arriba. Te presentamos a la nueva generación definida por sus hábitos de compra en la que el año de nacimiento, no es relevante. Su comportamiento les delatan.

Cuando creíamos que ya lo sabíamos todo sobre los 'millenial' (la generación de moda), llegan los 'feelgooders' y nos vuelven a poner todo patas arriba. Te presentamos a la nueva generación definida por sus hábitos de compra.

Publicidad

Eco-beauty

Los feelgooders sienten verdadera pasión por la cosmética orgánica y todas las fórmulas con ingredientes 100% naturales, sin sulfatos, ni parabenos. Entre sus favoritos: el té verde, la caléndula, las mascarillas de arcilla, carbón o bambú y el aceite de argán, el gran favorito de los últimos tiempos. Según estudios de Amazon.es, los productos con este aceite de Marruecos han aumentado un 132%.

Aceite de Argán orgánico para cabello, rostro y cuerpo, de Art Naturals (14 €)

Publicidad

Fitness sin límites

Las nuevas disciplinas deportivas que sacan el mayor rendimiento al cuerpo, como los hipopresivos, son sus favoritas. También son fans del Fit45, el Cross Training, el Bodyweight, el Fly yoga o el boxeo. Además, no se olvidan de accesorizarse hasta las cejas en el momento de la actividad a base de wearables como los relojes de fitness, que según los estudios de Amazon.es aumentaron hasta un 62% sus ventas en el último año. Monitorizar el ritmo cardíaco está al mismo nivel que elegir unas buenas zapatillas adecuadas a cada tipo de deporte. 

Publicidad

Adictos a los superalimentos

La preocupación por la alimentación 'healthy' se les ha ido de las manos. Muestran un mayor interés por todos aquellos alimentos cuyo valor nutricional es fundamental para una vida sana. ¿Sus favoritos? La chía, el cacao crudo, el acai, el té matcha, el agua de coco, la quinoa o la cúrcuma. Y no sólo son adictos a estos ingredientes, sino a todos los gadgets y libros que completen su cocina. El gran triunfador: el espiralizador, un accesorio TOP para sacar el máximo partido a frutas y verduras. 

Publicidad

Pasión verde

Los feelgooders necesitan estar en contacto constante con la naturaleza. La vida urbana se lo pone difícil así que la pasión por la jardinería está entre sus adicciones favoritas. Sienten debilidad por los jardines verticales y aprovechan cualquier centímetro cuadrado de sus apartamentos en la ciudad para llenarlo de vida 100% natural. 

Publicidad

Fieles a Pantone

El gusto por la naturaleza invade también la deco de sus casas. Este año, como trendsetters que son, se apuntan al look 'greenery'. Apuesta total por el verde y tonos naturales como la rafia, la cuerda, la madera decapada…

Cojín con estampado tropical, de Amazon.

Publicidad

Tecno con un plus

Los feelgooders se sirven de un uso consciente de la tecnología para vivir al máximo las experiencias. De este modo, utilizan los dispositivos para poder ahorrar tiempo y emplearlo con los suyos. Del palo selfie a los drones con cámara, de los sistemas waterproof en vacaciones a la tecnología multiroom en casa con la que controlan todo a la vez en una sola app. 

Publicidad

En busca de 'likes'

¿Sabías que la venta de colchonetas inflables ha aumentado en un 135% en el último año? Ésta de Primark, es una de las culpables. Los animales alados como los unicornios, flamencos y cisnes, los favoritos. Objetivo: lograr la imagen con más 'likes' de Instagram. 

Publicidad

Casas conectadas

¿Y dónde viven estos feelgooders? En casas totalmente conectadas. Tan sólo necesitan su smartphone para tener su casa bajo control: bombillas inteligentes para despertarse (simuladores de amanecer), cámaras de reconocimiento facial, aspiradores automáticos con cámaras de vigilancia, cafeteras conectadas por bluetooth o los famosos botones que hacen el pedido al supermercado cuando te quedas, por ejemplo, sin bolsas de té, como el famoso Dash Button, de Amazon. 

Pompadour Dash Button,  de Amazon (4,99 €).

More from Elle: