Nueve prendas que juraste que nunca te pondrías

Todas hemos vivido ese momento de ver la última prenda de moda, pensar ‘no es para mí’ y terminar tragándonos nuestras palabras porque nos hemos comprado una, o dos o tres… Repasa con nosotras estas nueve tendencias con las que al final caíste.

Lo más popular

Todo comienza cuando lo ves sobre las pasarelas. Después llega el turno de las celebrities y de las bloggers más punteras. Es en ese momento cuando todas hemos pronunciado con rotundidad en algún momento de nuestras vidas la siguiente frase: ‘yo eso no me lo pongo’. Pero cuando empieza a llegar a las tiendas low cost, cada vez más bloggers lo lucen e incluso se lo ves a alguna compañera de trabajo, amiga, conocida, etc. en más de una ocasión nos hemos visto obligadas a tragarnos nuestras palabras.

Publicidad

Es extraño ver como las tendencias más imposibles se abren paso en los armarios de medio mundo a pesar de que al principio nos parecía lo más antiestético y que se alejaban de los cánones de belleza establecidos. Ha pasado desde hace años y seguirá pasando. ¿Quién no ha llevado alguna vez al menos una de estas prendas?

Una de las más actuales es el peto vaquero que ha vuelto procedente de los años 90 para instalarse en nuestro armario de verano. Fue una tendencia que tuvo su momento y que tras apagarse pensamos que nunca jamás volveríamos a ver pero aquí está de nuevo. Es muy difícil que sienten bien y también es complicado combinarlo con acierto, pero aún así está triunfando.

Lo más popular

El caso de los pantalones vaqueros es de lo más llamativo. Primero dijimos 'antes muerta' a los pitillos para pasar a no poder vivir sin ellos, y después a los pantalones de campana que poco a poco está volviendo a integrarse.

La falda midi, a poder ser plisada, llegaba con fuerza este verano y ya se ha extendido por todas partes, a pesar de no favorecer nada a no ser que seas bastante alta o que en su defecto le añadas al look unos tacones.

En el terreno del calzado las opciones se multiplican. Empezando por las tan de moda Birkenstock o ‘ugly shoes’, esas sandalias tan de turista sin broncear que incluso se lucían con calcetines. Firmas como Céline, Prada o Marc Jacobs nos la han presentado como una revolución en la moda que ensalza lo feo y cómodo frente a lo estéticamente aceptado pero incomodo.

De estas sandalias se dice que son las nuevas Sneakers, que también tuvieron su momento. Esas zapatillas con cuña interior que empezaron a multiplicarse por momentos y que acabamos viendo en todas partes y en todo tipo de looks. ¿Y qué decir de los salones blancos? A priori resultaban difíciles de combinar e incluso pueden resultar algo horteras, y al final se han convertido en todo un must have entre las celebrities pero también entre las mujeres de a pie esta temporada Primavera Verano 2014.

Ni siquiera los abrigos se salvan. Dos de los más controvertidos han sido los de pieles y las capas. De los primeros se decían que eran de abuela hasta el invierno pasado, admitámoslo, y de las segundas no las veíamos más allá del estilismo de Nochevieja de Ramón García.

Como en otras tantas cosas de la vida, queda demostrado que en la moda también podemos aplicarnos aquello de ‘nunca digas nunca’.