¿Alguien da mas? O cómo iniciarte en el mundo de las subastas de arte

El halo de misterio de las subastas se está desvaneciendo, nuevas casas online se suman a las tradicionales acercando al gran público el famoso martillo.

Lo más popular

Seis expertos revelan las 10 pistas mágicas para perder el miedo a pujar. ¡Adjudicado!

1. Para primerizos. "Diría a los novatos", dice Flavia de Hohenloe de Sotheby's, "que se dejen asesorar por los expertos, que acudan a las ferias y visiten galerías, para saber qué es lo que les gusta, que estudien la trayectoria de los artistas que les interesan pero, sobre todo, que compren con el corazón porque, al fin y al cabo, ellos serán los que disfrutarán la obra que adquieran. También les animo a que vayan a ver una de nuestras subastas en vivo, para que se les quite el miedo y vean lo emocionante que es".

Publicidad

2. La compra on line. "Recomiendo empezar así, es facilísimo y cómodo. Una vez registrado, puedes pujar por cualquiera de las piezas en subasta que están una media de 15 días, hasta el remate", dice Vicenç Pascual de Setdart. Los precios de reserva están ocultos, por lo que el comprador debe fijarse en la estimación. Se puede ir pujando, poco a poco, y según su puja sea superada, será avisado por email o bien poner una auto puja por el valor final que estás dispuesto a pagar.

Lo más popular

3. ¿Cuándo dejar de pujar? "Depende de tu límite", aclara Juan Pablo Casas de Subastas Goya, "y hay que auto imponerlo". Participar en una subasta en vivo implica que puedas dejarte llevar por una emoción que fríamente no tendrías. Puedes dejar la oferta de lo que te haya interesado y esto te evita pujar por encima, si te has enamorado de la pieza puede resultar muy impulsivo.

4. Antes de... "Preguntar mucho y dejarte asesorar, detrás de una casa de subastas", cuenta Carmen Schjaer de Christie's, "hay una red de especialistas para ayudarte, existe cantidad de ofertas y puede ser fácil equivocarte". Para empezar, ella aconsejaría fijarse en colecciones que te gusten mucho, educar el ojo y acostumbrarse a ver y a mirar. Había un artículo de Calvo Serraller que decía que hay que ejercitar el ojo y educar la mirada, y eso no lo pierdes nunca. Ahora es buen momento para comprar arte antiguo y artes decorativas del XIX.

5. Conocimiento. "Toda afición debe de tener curiosidad y hacer comparativas, es importantísimo mirar catálogos, hacer un recorrido para ver la oferta de anticuarios y galerías, y ver si los precios oscilan, compararlos y comprobar calidades", explica JP Casas. Ser constante pues habrá muchas veces que se haga una visita y no haya nada interesante. "Es como ir al Rastro, ponerse un límite es bueno, hay gente muy estricta y otros que se lo saltan según su nivel lúdico. También damos la opción de hacerlo por teléfono directo".

6. Un pequeño premio. "Hay una infinita variedad de piezas que uno puede comprar en subastas", dice James MacDonald de Sotheby's. "Nosotros vendemos desde obras de arte hasta coches, vino, joyería, relojes, escultura, cerámica, arte oriental y mucho más, por lo que, desde luego, siempre hay algo para cada uno. Mi recomendación: si es tu primera vez, es que tepremies con un precioso dibujo de un maestroantiguo. Por una modesta suma se puede comprar algo realmente bueno, realizado por un reputadísimo artista cuya fama se ha mante-nido a través del tiempo y sería como abrir unamini ventana para ver el interior de su mente".

7. Pujas por internet. "El volumen de las pujas on line está subiendo muchísimo", continúa MacDonald. En 2016, en Sotheby's, los compradores gastaron on line 155 M$ que supuso una subida de un 20% respecto al año anterior, y el año pasado, un 19% del total de los lotes vendidos fueron gestionados on line. "Y más de la mitad de ellos eran clientes nuevos, lo que confirma la enorme importancia on line, es que en los últimos meses hemos lanzado apps para iPhone, iPad, android,apple tv, amazon fire y Samsung Smart tv y no puedo por menos que recomendarlas a los lectores pues hacen la búsqueda y la puja más fácil y divertida".

8. Ventajas de comprar en subastas. "Lo primero, que es un acto público", explica Juan Varez, presidente de Christie's España "y es transparente la transacción. No quiero con ello decir que la venta en una galería o anticuario sea peor, pero es privada y no es un acto público". Es justo lo contrario. En una venta privada, se establece un precio completo y se negocia la contraoferta. En las subastas es al revés, se parte de un precio que no asuste y, según la demanda, puede llegar a subir bastante. "Pero en cualquiera de los dos casos, lo importante es asesorarse bien y comprar con cabeza, pero también con la química".

9. ¿Y a la hora de vender? "El mercado español está muy parado", sigue Juan Varez. En cualquier catálogo internacional de subastas, hay poca obra española porque no circulan, no se conocen y si no se conocen, no existen, debido a las restricciones de libre circulación en los mercados. "El hecho de que no se deje salir obras fuera de España es un handicap para la pintura de nuestro país y para su conocimiento fuera de nuestras fronteras."

10. ¿Y qué compro? "Los coleccionistas se fijan en el arte contemporáneo, dice Varez, "que funciona mejor que el clásico, la arqueología tiene gran tirón y la joyería siempre de gran firma, como Cartier, con diseño, buenas piedras y buscando piezas de archivo y antiguas ediciones reputadas, en relojes, Patek Philippe".

More from Elle: