Cóctel salvaje

El ecléctico piso del decorador Agustín Martínez Gil.

Casa de Agustín Martínez Gil

Unas placas antiguas de escayola delicadamente 
enmarcadas junto a un atrevido puf tapizado en print de tigre; un banco clásico francés junto a unas butacas de mimbre preparadas para dar guerra con su tapicería de camuflaje; unas sillas icónicas firmadas por Jacobsen (pura sencillez) junto a una escultura enorme con forma de cabeza de hipopótamo. 
¿Cómo pueden convivir todas estas piezas en el mismo espacio y que el resultado sea un acierto? La respuesta la tiene Agustín Martínez Gil.

El decorador y artista plástico, ha conseguido meter en una coctelera muebles, 
objetos y estilos aparentemente opuestos y sacudirlos hasta elaborar un combinado súper personal que sabe a osadía, creatividad y diversión. Y con él, ha vestido su casa. Aquí la tienes.

Publicidad

Recibidor

En el recibidor, cabeza de hipopótamo en fibra de vidrio, de Anmoder; alfombra Ponti Red, de Suzanne Sharp para The Rug Company en BSB; sillas Ant, de Jacobsen; consola de wengé y puf de mimbre diseñados por el decorador.

Históricas vistas

La vivienda tiene unas preciosas vistas al madrileño Palacio de Oriente. El mirador con mesita, de Berenis; sillas tapizadas con piqué, de Oyster; cohete, de Anmoder, y los cuencos, de El Almacén de Loza.

Publicidad

Decoración atrevida

Tapizados en terciopelo rojo y en print trigre: todo un atrevimiento decorativo para el salón. Tras el puf atigrado, mesa en laca 
negra diseñada por el decorador. En la pared, cuatro placas de escayola, del 
Marché aux Puces, de París, enmarcadas 
en A Cuadros y bodegones de “El Rubio”.

Rincón

En el rincón, sofá tapizado en algodón, de Gancedo, y lámpara años 60, de Anmoder.

Publicidad

Salón

En el salón destaca el puf ovalado, diseño del decorador, tapizado 
con una tela con print de tigre, de Gastón y Daniela.

Pasillo

En el pasillo se suceden las obras de arte.

Publicidad

Diseño propio

Junto a un sillón adquirido en Londres y tapizado en terciopelo rojo, de Gancedo, chaise longue, diseño del decorador.

Comedor

En torno a la mesa del comedor, banco antiguo francés tapizado 
en algodón, de Berenis; butacas de bambú tapizadas en tela de camuflaje, por el decorador.

Publicidad

Contrastes

Un banco antiguo, butacas de camuflaje, papel pintado clásico, pintura expresionista... ¡puro contraste! La mesita roja, de Anmoder, con lámpara 
de hierro y pantalla negra, de Lou&Hernández. En las paredes, obra en acrílicos de Miguel Oriol y zócalo en papel de Colefax, 
en Gancedo.

Detalles

En la cocina, el decorador colocó un mueble alacena de hierro con rejilla adquirido en París.