Un piso decorado con lujo y sofisticación

Con piezas originales de la época y otras diseñadas a medida, el interiorista Diego Rodríguez decora un piso del XIX en Madrid y revisita este suntuoso periodo. Lujo y sofisticación tamizados por su personal batuta.

UNA CITA
ART DECÓ

Al interiorista Diego Rodríguez no hay reto que se le resista. Por eso, cuando los dueños de este piso pusieron como único requisito a su reforma y decoración que se inspirara en el Art Decó, recogió el guante con gusto. Él es también un gran apasionado de este movimiento decorativo, epítome de la sofisticación y el refinamiento en el periodo de entreguerras, cuando alcanzó su máximo esplendor. Para Diego, fundador del estudio Concepto DR, contar con los 320 m2 de esta vivienda de finales del s. XIX, en el madrileño barrio de Justicia, equivalía a encontrarse ante un espléndido lienzo en blanco donde reinterpretarlo a su modo.

Primero se eliminaron algunos tabiques para contar con espacios muy abiertos y cómodos y también potenciar la luz natural, eso sí, preservando la estructura. Los techos se diseñaron buscando el look Art Decó, pero evitando instalar en ellos excesivos puntos de luz. "Pusimos los mínimos necesarios y complementamos con iluminación auxiliar para crear un toque de misterio", señala. Los suelos se renovaron, salvo en el hall de entrada y la cocina, que conservan el damero de mármol original. Las puertas se diseñaron también en esta estética con roble ahumado alistonado, combinando vetas horizontal y vertical, y hasta sus manillas son magníficas reproducciones de las de esta época.

El interiorista combinó objetos originales de ella con diseños a medida de su propia cosecha, con el fin de evocar a su manera, es decir, elegante y contenida, este estilo. Dos ejemplos creados por él, en madera de ébano, por supuesto: la pareja de muebles-bar y los separadores de ambiente del salón, que lucen lámparas y apliques originales. Otro obstáculo fue qué hacer con la infinidad de libros que los propietarios, ávidos lectores, poseían. "Me encantan las librerías que diseñé, uno de los retos de esta casa", nos cuenta Diego, quien también está orgulloso de la atmósfera conseguida: "Se respira el aire de una casa vivida y no la frialdad de las recién habitadas".

Publicidad

Suelo de mármol auténtico

Magníficas reproducciones de las cristaleras originales en la entrada, que conserva el suelo de mármol auténtico. Arquero de bronce Art Decó del escultor Salvatore Melani (1902-1934), adquirido en Gorgona Antigüedades.

Publicidad

Librerías de ébano

Piedras nobles en el salón, mármoles Black Dune y travertino en la chimenea y su embocadura. Sillón y reposapiés Jensen, de Dordoni para Minotti, y librerías de ébano, de Diego Rodríguez.

Publicidad

Grafismos Art Decó

Grafismos Art Decó, como el zig-zag de la tapicería de terciopelo del sofá, de Black Edition. Alfombra, de Sue Timney para The Rug Company en BSB. Sobre la mesita de mármol de Minotti, lámpara Snoopy, de los Castiglioni para Flos. Conjunto de grabados decora la pared.

Publicidad

Del gris al verde

Del gris al verde, las tapicerías transmiten calidez en un salón que busca simetrías perfectas. Un ejemplo es la formada por los dos muebles-bar que flanquean una de las chimeneas, un diseño de Diego Rodríguez en ébano natural y marquetería. En cada uno, puso una lámpara original de la época, realizada en material textil con imprimación de cera. La chaise longue, de Dordoni para Minotti. El pilar se revistió de chapa de hierro.

Publicidad

Cortinas de lino, seda y fibra

Suntuosas texturas, lino, seda y fibra metálica en las cortinas, de Zimmer+Rohde, terciopelo de Dedar en el sillón, ébano en paneles separadores, diseño de Diego, como la mesa a la dcha. 

Publicidad

Composición de cuadros enmarcados

En la pared blanca, composición de cuadros enmarcados en estos colores. Los jarrones son de Alvar Aalto. Tradición y tecnología en una cocina en la que coexisten el mobiliario en palisandro y laca, de Dada, y una mesa que recupera un tablero de castaño del s. XVII. Suelo de  mármol en damero, original de la casa.

Publicidad

Diálogo blanquinegro

El diálogo blanquinegro sigue en el comedor, con la mesa de cristal templado Diamond, de Patricia Urquiola para Molteni & C.

Publicidad

Cabecero a medida

Libros y más libros invaden el dormitorio, cuyo cabecero, a medida, incluye una librería en roble teñido, el mismo material de las mesillas. La colorista alfombra es de Paul Smith para The Rug Company en BSB. Sobre las sábanas de lino, de Molteni Home, delicado plaid de Hermès.

Publicidad

Dos tipos de mármol

Elegancia de suelo a techo en un baño que luce dos tipos de mármol, Black Dune y Blanco Macael. Mueble bajolavabo en laca,  realizado por Diego Rodríguez. Sanitarios, de Catalano, y grifería, de Zucchetti.

More from Elle: