Olivia Palermo, lady fashion

De niña bien a aristócrata de la moda. La ‘it-girl’ ha medrado con su estilo... de vida. Charlamos con ella en Nueva York ante el objetivo de su marido. Pura clase.

Lo más popular

"Hola a todos! Soy Olivia. Y este de aquí es Mr. Butler –anuncia señalando a su perro, cuyo nombre en español se traduce como Mayordomo–". Así se presenta ella, una de las girls que van más allá del it, cuando hace su entrada en uno de los enormes espacios de los neoyorquinos Jack Studios, con vistas al río Hudson, en el distrito de Chelsea.

Llega armada con una enorme sonrisa en la cara y con su inseparable mascota cogida en brazos. ¿El look? Pantalones de pitillo de cuero (pura sencillez) y bailarinas amarillas con las iniciales bordadas. 'O. P.'. O lo que es lo mismo, Olivia Palermo (Connecticut, 1986). Frente a ella, un amplio equipo listo para la sesión, una atmósfera idílica creada con velas Ambre de Diptyque y jarrones rebosantes de hortensias blancas (a petición de la propia modelo) y un fotógrafo muy especial elegido ad hoc: su marido, Joha­nnes Huebl. Se conocieron en 2008 vía amigos comunes, se casaron por sorpresa en el verano de 2014 y, aparte de una residencia en Brooklyn, en el cotizado Dumbo (el barrio de Down Under the Manhattan Bridge Overpass), comparten proyectos profesionales por todo el globo. De hecho, acaban de coincidir por iniciativa de Tommy Hilfiger, que les ha pedido que ejerzan de editores invitados de la firma durante el verano: han seleccionado sus piezas favoritas de la línea de sportwear, las han combinado a su gusto y han compartido sus looks y sus tips de estilo en el site de la casa (concretamente, en tommy.com/oliviajohannes).

Publicidad

Uno de los consejos de la top es "no tengas miedo de mezclar". Y sabe de lo que habla, porque la mezcla Palermo-Huebl funciona: "Trabajamos juntos a menudo como modelos. Me parece una experiencia genial. Además, como fotógrafo, Johannes me ha retratado para varias campañas y para mi página web, oliviapalermo.com, donde doy consejos de moda y de belleza y cuentos cosas sobre viajes, exposiciones, diseñadores, personajes inspiradores, shopping...". La química flota en el ambiente cuando se apagan las luces y arranca la música; entonces, la pareja se comporta como si no hubiese nadie más en la sala: ella sólo tiene poses para él y él sólo tiene clics para ella. "Facilita las cosas el hecho de que vivamos juntos, de que nos conozcamos tan bien –ríe la maniquí–. Estamos muy compenetrados". Se siente cómoda ante el flash y disfruta con cada uno de los looks que ELLE le ha preparado y a los que intenta imprimirles un toque personal.

Lo más popular

Con sonoros y divertidos "¡señorita!" (exacto, en español), Johannes llama la atención de Olivia para que le regale la mejor de sus sonrisas. "¡Bonita!", añade. Y, entre piropos de acento Spanish, miradas cómplices a dos y estilismos invernales con el sello de Tommy Hilfiger, Palermo confiesa cuáles son sus prendas favoritas de la firma estadounidense de cara al próximo otoño: "La verdad es que me apasiona toda la colección, en especial la chaqueta blanca y roja con el cuello mongol en color burdeos. Creo que es maravillosa; además, puedes quitarle la piel, lo que la convierte en una pieza muy versátil". Levanta los ojos y las cejas, piensa un momento y continúa: "También hay un abrigo en tonos camel y gris tremendamente elegante, estupendo para llevarlo de día con zapatos planos o incluso con unas zapatillas. Es una combinación perfecta". Una vez más, la magia de la mezcla.

Siempre estás perfecta, ya sea en eventos o con tus looks más casual. ¿Eres tu propia asesora de estilo?
Exacto. Soy plenamente consciente de qué cosas me funcionan y cuáles no, así que el resultado suele ser positivo. Al fin y al cabo, saber qué me sienta bien forma parte de mi trabajo (risas). Levantarme, ponerme cómoda y acertar con el look me ayuda a activarme por la mañana y a centrar mi mente. Y creo que también es una manera de aportarle un poco de chispa a la vida y de inspirar a la gente que me rodea. 

Pues, ya que estamos, ¿nos darías un tip de estilo inspirador?
Por supuesto. En ocasiones hay que tomarse unos minutos para buscar algo en el armario que funcione, probar diferentes opciones, combinar prendas. Y recomiendo apostar por el cinturón: es un accesorio que puede resolver cualquier problema con el look. También soy fan de la cinta adhesiva de doble cara y de los imperdibles, pues proporcionan una ayuda extra a la hora de conseguir que las piezas encajen de maravilla... Pero lo más importante es fijarse bien en las proporciones de las prendas cuando se colocan juntas y en los juegos de colores, buscar las texturas de las diferentes capas y completarlo todo con un maquillaje adecuado. Al final, de lo que se trata es de encontrar el equilibrio mediante la suma de varios factores. No solamente hay que llevar la ropa correcta.

Alguien como tú, que está en el punto de mira todos los días  a todas horas a consecuencia de su look, ¿se fija en cómo van otras personas?
Sí, suelo detenerme en la forma de vestir de la gente. A veces, voy por la calle y me cruzo con una chica anónima que me llama la atención; estudio su estilo, analizo cómo lleva la ropa y me pregunto si yo también podría ponerme algo parecido.

¿Con cuál de tus dos facetas más conocidas te quedas, con la de maniquí o con la de referente en cuestiones de estilo?
Uno de los aspectos más atractivos de ser modelo es que, en ocasiones, te permite mostrarle al mundo tus diferentes caras por medio de las fotografías. Por ejemplo, en la campaña de Tommy Hilfiger, poso con looks construidos con ropa para el día a día a los que yo les he dado mi toque. Son detalles pequeños y muy prácticos. 

Publicidad

Repasando tu currículum, vemos que también eres una mujer de negocios con su propia página web.
En realidad, todo está relacionado. Me encanta lo que hago, la moda en general, mantenerme en contacto con firmas maravillosas. Y no me canso de volar por el mundo, algo que está muy relacionado con la industria en la que trabajo. Viajar es realmente inspirador. 

 ¿Te describirías a ti misma como bloguera?
No, no, en absoluto. Estoy al frente de una página web de moda, que es algo muy diferente de un blog. Podríamos decir que oliviapalermo.com es una revista online en la que siempre estoy innovando y añadiendo nuevos contenidos gracias al compromiso de un equipo extraordinario.

¿Te atraen las redes sociales? No se te ve muy activa...
Desde mi cuenta de Instagram (@oliviapalermo), prefiero cotillear las fotos de los demás a colgar las mías... Además, ¡se me olvida subirlas! Disfruto con las redes, pero no reflejo en ellas todo lo que me pasa. Mi vida privada es eso, privada, y trato de no olvidarlo. La verdad es que publico muy pocas historias: puedo pasar por tres países diferentes en una sola semana sin que la gente se entere. Considero muy agradable que algo se quede en el misterio, no desvelar el cien por cien de lo que estás haciendo (que, por otra parte, tampoco tiene por qué interesarle a nadie...). Me limito a comentar lo que me inquieta del mundo de la moda y aquello que realmente me emociona y me parece genuino.

¿Cómo es el team que formas con tu marido, Johannes Huebl, que, además de modelo, es fotógrafo? ¿Te gusta trabajar con tu pareja?
Las colaboraciones de cualquier tipo son buenas en general. Y, con mi marido, más todavía. Nos complementamos y nos apoyamos mutuamente, especialmente en las facetas en las que la otra parte del equipo no es tan fuerte. Desde el punto de vista profesional, él es mucho mejor editando fotos o con las redes sociales. ¡Siempre le pido que me eche una mano!

Lo más popular

¿Qué crees que ha impulsado a Tommy Hilfiger a apostar por vosotros como editores invitados de la firma?
No lo sé, pero tanto Johannes como yo nos consideramos afortunados por haber sido la elección de una de las marcas más representativas de Estados Unidos. Nos encanta trabajar juntos, ya sea haciendo cosas para Tommy Hilfiger o en plan modelo y fotógrafo para la revista ELLE. ¡Ha sido una experiencia muy divertida!

De todas las cualidades de Tommy Hilfiger, ¿con cuál te quedas? ¿Qué aspecto dirías que la hace especial?
Me apasiona la forma en la que ha reinventado el estilo preppy; lo ha hecho de una manera tan cool... Lo increíble de los diseños de Tommy Hilfiger es que, independientemente de la edad que tengas, de que seas una adolescente o una persona madura, puedes ponerte su ropa durante todas la etapas de tu vida. Hablando de superar etapas y de hacerse mayor, la firma celebra su 30º aniversario.

¿Se le nota el paso del tiempo?
¡Qué va! Desde luego, treinta años constituyen todo un logro, son la demostración de que trabajar con intensidad y ser un visionario te hacen perdurar en el tiempo. Tommy es un gran ejemplo. Pero, volviendo a tu pregunta, ¡el espíritu original de la casa permanece intacto!

¿Te interesa el oficio del diseño de moda?
Todo lo que tiene que ver con este mundo me apasiona. He sido comisaria para tiendas, he diseñado algunas prendas, poso, administro una página web... ¡Son muchos papeles! Y todos están relacionados. Incluso me he adentrado en el universo de la belleza, tan vinculado a la moda. Es el accesorio perfecto para cualquier outfit.

Y, si tú pudieses convertirte en un accesorio, ¿en cuál sería?
Mmm... ¡Vaya, es una buena pregunta! (risas). Quizá, en un bonito reloj clásico, porque nunca pasan de moda. Un accesorio atemporal y eterno. Siempre queda bien.