La última sensación de Formentera

En mayo del 68, fecha histórica, nació un coche que dejaría huella en las carreteras de medio mundo y siempre tendrá una plaza fija para aparcar en nuestros corazones: el Méhari. Hoy aquel mítico cabrio, a medio camino entre el diseño militar y el espíritu 'hippy', se reinventa con unas líneas más modernas y una tecnología ecológica.

Lo más popular

El nuevo E-Mehari es un coche 100% eléctrico que desde principios de verano se ha dejado ver por Formentera, una isla de filosofía sostenible que lo ha elegido como su embajador y lo ha incorporado a la flota del Consell Insular como vehículo institucional y de promoción turística. Allí ha acumulado una legión de seguidores, ya que su llamativo diseño, su divertido carácter y sus grandes prestaciones lo convierten en el perfecto compañero de los días de playa.

Publicidad

De su predecesor, que dejó de fabricarse en 1987, conserva muchas singularidades, como son la capota de tela desmontable con ventanas enrollables y su gama de colores: azul, naranja, amarillo y, el más sobrio, beis, que recuerda su pasado como vehículo de las fuerzas aerotransportadas galas –su bajo peso lo hacía ideal para lanzarlo en paracaídas–. En los años 70, el Méhari supuso toda una revolución por su gran versatilidad –pasaba de dos a cuatro plazas con facilidad– y su funcionalidad –orientada hacia el ocio–. Hoy no ha perdido personalidad. La nueva versión se mantiene fiel al espíritu de este mítico coche, pero incorporando la tecnología ecológica 'full electric' que permite una velocidad punta de 110 km/h con una autonomía de 200 km y cero emisiones.

Lo más popular

Todo en el nuevo E-Mehari está pensado para el disfrute, sin preocupaciones. ¿Puedo meterlo por mitad de un camino de grava? Sí. Al igual que su antepasado, este cabrio se acerca a lo que conocemos como SUV y su carrocería sobreelevada y con protectores en los pasos de ruedas y en los bajos hacen que pases de la ciudad a la cala más recóndita sin sufrir cada vez que salte una piedrecita. Además, su acabado de plástico termoformado lo convierte en inmune al salitre y a la corrosión y ayuda a ahorrar en los costes de reparación de chapa y pintura –al aumentar la resistencia a pequeños golpes y roces–. Repetimos: perfecto para Formentera.

Su tapicería impermeable es una de las cosas más llamativas del coche: es posible lavarlo de un manguerazo. ¿Hay algo más cómodo? Sí, la forma de cargarlo: lo enchufas y ya está. Sus baterías de litio destacan por su fiabilidad y seguridad, no sufren los cambios de temperatura. Puedes tener el coche 'lleno' en 8 horas con una toma de 16A y en 13 con tomas domésticas de 10A de intensidad. 'Cool!' (26.000 €, www.citroen.es).