Famosas que ganaron la batalla al peso

Trastornos alimenticios, infrapeso, obesidad...

La lucha constante con la báscula, la carrera de fondo contra el propio metabolismo, trastornos alimenticios, infrapeso, obesidad... Estas famosas han logrado reconciliarse con sus figuras, estar sanas y quererse como son.

Publicidad

Christina Aguilera

Su preocupante efecto 'yo-yó' hizo saltar las alarmas allá por el 2012. Desde que saltó a la fama, la cantante se había dejado ver siempre con una imagen muy delgada y atlética hasta que apareció con unos kilos más. Su herencia genética es una mezcla entre Ecuador e Irlanda, que bastante dista de una constitución especialmente estrecha con ojos azules y pelo rubio.

Cómo lo solucionó: escuchando a su cuerpo y aceptando su constitución. Ir contra su naturaleza la estaba perjudicando, ella no es delgadísima por genética, ¿y qué? "Me encanta mi cuerpo, y a mi novio también, y eso es lo importante", así lo dejaba claro y también con uno de sus éxitos más escuchados, 'Beautiful'.

Y dejó claro esto en la grabación  de 'Lotus': "Estáis trabajando con una gorda. Ahora que lo sabéis, superadlo.  Mi cuerpo no es para que hagáis dinero con él".

Publicidad

Kesha

Todos los medios anunciaban el aumento de peso de Kesha el año pasado, cuando esto sucede parece que el famoso en cuestión tiene que 'justificar' o dar algún tipo de explicación de por qué engorda o adelgaza. Pero este cambio físico fue resultado de una anorexia y bulimia curadas.

Cómo lo solucionó: superando con ayuda psicológica sus trastornos alimenticios y apostando por dar una imagen más real de su propio cuerpo, además de cerrar una etapa de abusos psicológicos y sexuales por parte de su productor musical. 

"Adiós haters y body shamers (los que hacen sentirse mal a otro por el aspecto de su cuerpo). Estoy buena cuando mi culo es grande. Estoy buena cuando es pequeño. Superadlo". Olé.

Publicidad

Tania Llasera

Siempre la conocimos con una imagen más delgada de la que acostumbra ahora. Dejó de fumar y como dice ella: "ahora sí estoy sana". El problema vino cuando su médico le dijo que ya estaba en la zona de la obesidad y en unos niveles no saludables que podrían inducir a una diabetes.

Cómo lo solucionó: tal y como cuenta en su blog, contrató a una entrenadora personal y acudió a un nutricionista para seguir una dieta disociada. Ahora mantiene unos buenos hábitos de alimentación y deporte en su segundo embarazo, pero como ella misma dice 'yo ya curvy para toda la vida'. 

Publicidad

Lady Gaga

Bulímica desde los 15 años debido al bullying que sufría en su instituto y sus intenciones frustradas de ser bailarina de ballet. Como hija de padre italiano, las albóndigas o la pasta para cenar no faltaban. Lo último: las críticas por lucir una mini barriguita en su impecable actuación de la Super Bowl.

Cómo lo solucionó: con terapia psicológica y un 'Born this way' como una casa, y la creación de una asociación para adolescentes víctimas del acoso que lleva este hombre. "No importa quien seas o lo que hagas. Podría darte un millón de razones para demostrar que no necesitas servir a alguien o a algo para triunfar. Sé tú, y selo infatigablemente. Eso es lo que hacen los campeones. Muchas gracias por apoyarme, os quiero". La aceptación como motor de vida.

Publicidad

Gabourey Sidibe

Diabetes de tipo 2, bulimia, ansiedad. La actriz de 'Precious' escribió todo lo que ha sufrido por su relación con la comida desde que era pequeña en su libro 'Is Just My Face: Try Not To Stare' y en verano de 2016 se sometió a una reducción de estómago porque su obesidad estaba en estado crítico con problemas de salud graves.

Cómo lo solucionó: la operación, el apoyo de una nutricionista y las ganas de tener una vida sana. "He tardado años en darme cuenta de que con lo que nací es hermoso. No me sometí a la operación para ser bella. Lo hice para poder andar cómoda con tacones. Hacer volteretas. No quiero padecer dolor cada vez que subo un tramo de escaleras. No hay nada feo en mí. Alguien que trate de convencerme que soy fea está perdiendo el tiempo. Si me hubiese tratado mejor antes, no habría perdido tantos años odiándome a mí misma", dice quien hoy asegura que ama su cuerpo. 

"Mi belleza no viene de un espejo. Y nunca lo hará".

Publicidad

Hilary Duff

Cuando tenía 17 llegó a pesar menos de 50 kilos y a reconocer una anorexia nerviosa que tuvo lugar por la presión externa y las críticas a su cuerpo, no podemos borrar esos fotogramas del videoclip 'The beat of my heart'. Una vez superada la adolescencia, y después de su maternidad vemos a la actriz totalmente recuperada con un aspecto más que saludable.

Cómo lo solucionó: con dieta de proporciones controladas y mucho ejercicio. Sobre todo boxeo y yoga. "Me acabé sintiendo mal si me comía unas patatas fritas, pero la vida también está para disfrutar. Mañana me controlo un poquito más y listo".

Publicidad

Vicky Martin Berrocal

Ella reconoce que ha estado toda la vida contando calorías y haciendo dietas milagro (en las que recuperaba luego más del doble de los perdido incluso). Y siempre ha dado una imagen de chica 'curvy' que nos encanta, pero hace unas semanas aparecía con una silueta más afinada.

Cómo lo solucionó: lo que ha cambiado esta vez es el deporte, hasta entonces no había probado en hacer una rutina de ejercicio diaria para combatir esos kilos, dieta variada y complementos nutricionales que ayudan a quemar esa masa grasa.

Publicidad

Demi Lovato

Toda la vida con trastornos alimenticios que hacían que su peso fluctuase constantemente. Hasta que hizo la publicación más valiosa de su cuenta de Instagram: "Mi cuerpo no es perfecto, no estoy en mi mejor momento, pero ésta soy yo y me encanta".

Cómo lo solucionó: en un centro de rehabilitación en el que ingresó en 2010 y trabajando muchísimo en su espiritualidad para ganar confianza. "He aprendido después de trabajar muy duro en mi espiritualidad, mi alma y mi cuerpo que se puede llegar a un lugar donde ames la piel en la que habita", declaró en una entrevista para una conocida revista.

Publicidad

Geri Halliwell

La temprana muerte de su padre y el miedo constante a engordar, condujeron a la cantante a una bulimia que duró varios años. 

Cómo lo solucionó: en una clínica de rehabilitación de trastornos alimenticios a la que fue gracias al cantante Robbie Williams. 

"Me sentí muy sola y creí que él era la única persona en el mundo que me podía ayudar a raíz de sus experiencias en Take That'. Enseguida nos entendimos el uno al otro. Ahora estoy sana y feliz", dijo en una entrevista en la que se derrumbó al recordar que el artista la rescató al borde de la muerte.


Publicidad

Kelly Osbourne

Dejó sus malos hábitos y su adicción a las drogas por el 2010. Acostumbrada a ser una chica con kilos de más por no comer de manera saludable y no moverse, lo de Kelly fue simplemente un acto de fuerza de voluntad, de apostar por ella misma y cuidarse.

Cómo lo solucionó: "El mejor consejo que puedo darle al mundo para bajar de peso es deshacerse del microondas, ya que lo más fácil es calentar comida ahí, entonces si no tienes uno, estás obligada a comer algo mucho más liviano y fresco", también dice que rebajó la cantidad de grasas y de productos que le hacían retener líquido, como la sal. 

More from Elle: